Morena debe abrirse a la gente y recuperar sus causas: Antonio Attolini

HomePoliticsNacional

Morena debe abrirse a la gente y recuperar sus causas: Antonio Attolini

Morena debe abrirse a la gente y recuperar sus causas: Antonio Attolini “Cuando Morena gana se transforma la vida de la gente y lo que era privil

Ricardo Bours es la persona ideal para ocupar la gubernatura: Ovier Serrano
El PRI es el partido de las causas sociales: Jesús Urías
Quiero un Nogales en Movimiento, estoy preparado y me siento competitivo para 2021: Demetrio Ifantopulos

Morena debe abrirse a la gente y recuperar sus causas:
Antonio Attolini

“Cuando Morena gana se transforma la vida de la gente y lo que era privilegio de pocos, se convierte en derecho de las mayorías”

Por Alan Castro, Solangel Ochoa y Feliciano Guirado

“Tenemos que abrir el partido de tal manera que se vuelva a hablar de lo que a la gente le importa, recuperar sus causas y fuerza, articularlo en un proyecto y una plataforma que pueda dar el triunfo el año que entra en Sonora”, sostiene Antonio Attolini Murra.
El candidato a la Secretaría General de Morena a nivel nacional, está convencido de que hay más obradoristas fuera del partido que dentro, por lo cual diagnostica que el problema fundamental del movimiento durante los últimos años han sido las discusiones internas.
Pero sobre todo, el dejar de hablar de los problemas de la gente y dejar de lado la confianza ganada en 2018, “hemos cerrado al partido no solo en términos de afiliación sino de discusión, eso es la principal razón por la que quiero ser secretario general”, enfatiza.
En exclusiva para Nuevo Sonora, Antonio Attolini asegura que independientemente de quién sea elegido como presidente nacional de Morena, él buscará ganar la encuesta para la Secretaría General que realizará el INE la primera semana del mes que entra.
Para ello cuenta con un decálogo de las verdades obradoristas inspiradas en el ejemplo y enseñanza de lucha por los pobres del presidente Andrés Manuel López Obrador, traducido en bases mínimas de colaboración para constituirse como el partido del pueblo.
Asimismo, el aspirante indica que cuenta con propuestas fundamentales como la instalación de 2,400 comités municipales con los servicios mínimos para hacer política, salir a la calle y gastar suela, tocando puerta y anunciando a la gente que el cambio ya viene.
“¿Te quedó grande la yegua o está muy gorda la caballada?”, cuestiona el semanario sobre su aspiración a la secretaría general y no a la presidencia, Attolini Murra responde que es importante que el añejo conflicto por la presidencia se resuelva en un proceso abierto.
Por su parte, considera que la secretaría general es un espacio importante donde se implementan los acuerdos de la vida interna del partido, además le parece una oportunidad legítima, de la que está convencido que embona un sentido de unidad de todo el proyecto.
Y si bien en este proceso de renovación no hay fórmulas, reconoce que hay química con todos los aspirantes a la presidencia, además manifiesta que no depende de si le caen bien o no, sino de la voluntad de la gente que habrá de expresarse en la próxima encuesta.
En ese sentido, Antonio Attolini no considera que haya una guerra de tribus por la dirigencia, sino una legítima aspiración de compañeros y un proceso incluyente, que lejos de abonar a la división considera que realmente democratiza el proceso y al partido.
“La cargada de la dirigencia nacional hacia Muñoz Ledo, ¿no es una guerra sucia?”, interrumpe Nuevo Sonora, “lo único que te voy a decir es que le pediría a Ramírez Cuéllar, es que sí apoye candidatos, pero a los candidatos de Coahuila e Hidalgo”, contesta.
Esto, respecto al actual proceso electoral en estos estados, donde están sufriendo carencias de propaganda y falta de acuerdos para las candidaturas a la presidencias municipales, “no caigamos en la guerra sucia, hay una confianza que se viola, por eso se filtra”, agrega.
En cuanto al presidente López Obrador y su responsabilidad como líder moral para poner orden en Morena, Attolini Murra señala que es el presidente de la república y no del partido, pues si lo fuera ya hubiera resuelto el problema desde hace mucho tiempo.
Además, habrían puesto en orden el melodrama interno y sin embargo, confiesa que el presidente es un demócrata y los morenistas sufren un mal de amor no correspondido, por lo cual deben de tener la capacidad política para dar cuenta de un instituto capaz de renovarse.
En cuanto a la gubernatura de Sonora, reitera que hoy compite por ser secretario general y si bien será la dirigencia nacional quien habrá de determinar el método de selección, es partidario del método de encuesta y que el mejor posicionado abandere a Morena.
Eso sí, tiene la convicción que Morena será competitivo y tiene probabilidades de triunfo no solo en Sonora, sino en las otras catorce gubernaturas que estarán en juego en 2021, “no me sorprende que Morena en Sonora tenga tan altas preferencias, lo tiene en todo el país”.
“¿Qué pasará con aquellos representantes de Morena que sí mintieron, que sí robaron y sí traicionaron la confianza de la gente?”, pregunta el semanario, “Habrá que presentar la denuncia correspondiente por los agraviados del sistema y que lo procese la fiscalía”, responde.
“¿Y si se quiere reelegir?”, revira Nuevo Sonora, “entonces debes tener condiciones muy mínimas, tener 18 años y estar en pleno goce de tus derechos político electorales, entonces alguien que está en la cárcel no se podrá reelegir”, argumenta el morenista.
“¿Entonces si son acusados de corrupción no sería impedimento?”, insiste el hebdomadario, “Cuando la calumnia no mancha, tizna, entonces claro que no nos gusta que haya la más mínima sospecha de que alguien de nuestro partido se ha señalado por corrupción”, acepta.
Aun así, Antonio Attolini Murra advierte que hay que ver de parte de quién viene la denuncia, porque siempre hay interés por parte de los adversarios conservadores neoliberales que no quieren perder el privilegio de mandar, de tratar de enlodar el proceso.
En cuanto a los perfiles rumbo al 2021, el candidato a la secretaría general señala que la elección más importante es la que viene, la cual es la renovación de dirigencia, después la de Coahuila e Hidalgo, luego viene la de 2021, después 2022, 2023 y por último 2024.
Pues sí le gusta futurear, siempre y cuando sea en un orden de prioridades, y aunque algunos quieran decir que en la dirigencia nacional de Morena esté en juego la sucesión presidencial del 2024, les advierte que la próxima dirigencia vencería en agosto de 2023.
Para terminar, “el candidato” asegura que sin problemas la primera semana de octubre habrá presidente y secretario general en Morena a nivel nacional, pero por lo pronto, “si a su casa llega la encuesta, que Antonio Attolini sea la respuesta”. 

¿Por qué quieres ser secretario general de Morena y qué le cambiarías a tu partido?
De entrada lo que quiero hacer es abrir el partido porque diagnostico algo que creo que resonará en la intuición de mucha gente: que hay más obradorcitas fuera del partido que adentro, y eso creo que como fuerza política, que está enfrentando el reto electoral más importante de nuestro país en 2021, donde Sonora además no es ajeno a ello, en la medida de que se renueva todo menos senadores y por supuesto presidente, tenemos que abrir el partido de tal manera que se vuelva a hablar de lo que a la gente le importa, recuperar sus causas y fuerza, a articularlo en un proyecto y una plataforma que pueda dar el triunfo el año que entra en Sonora, porque cuando Morena gana, se transforma la vida de la gente, lo que era privilegio de unos pocos, se convierte en derecho para las mayorías.
Eso es fundamentalmente el problema del partido durante los últimos años, pues ha estado viéndose el ombligo al estar discutiendo el “quítate tú para ponerme yo”, porque hemos dejado de hablar de los problemas de la gente, hemos dejado de lado la confianza que ganamos en 2018 y hemos cerrado al partido no solo en términos de afiliación sino de discusión, eso es la principal razón por la que quiero ser secretario general.

¿Qué tipo de personajes te gustaría que estuvieran en San Lázaro?
Hombres y mujeres libres de buen corazón que quieran cambiar a México acabando con la corrupción y poniendo fin a la impunidad, obradoristas que sean capaces de transformar la mayoría social que actualmente tenemos, que son obradoristas que estamos a favor del cambio de régimen, y que a través de las elecciones, un método pacifico, republicano y demócrata, esa mayoría social obradorista se transforme en una mayoría política con diputados y diputadas de Morena. Entonces como partido del pueblo, queremos dotarlo de pueblo otra vez, para refrendar la confianza en 2021 y ganarlo todo, porque no solamente es el congreso y sus 500 diputados, también sus 15 gubernaturas, son 1,063 diputaciones locales y 1,926 presidencias municipales en 30 estados.

¿Te gustaría ser diputado?
No, a mí me gustaría ser secretario general de Morena, un proceso que se da a través de una encuesta abierta, entre el 2 y 8 de octubre, que se habrá de preguntar, así como la presidencia del partido, la secretaría general.

¿Tus posibilidades aumentan si es una mujer la presidenta?
Son cargos que corren de manera separada. El tema es ganar la encuesta, porque hay métodos que he impugnado en el tribunal, que están por resolverse, sobre hasta dónde llega la paridad de género, esto considero que se cumple en la integración paritaria de las listas, las seis candidaturas que emanarán de esta encuesta de reconocimiento que termina este 28 de septiembre, donde son tres hombres y tres mujeres, pero últimamente, sea lo que sea, pase lo que pase, fuera cual sea el resultado, yo estoy buscando ganar la encuesta. 

¿Para ti la única carta en Sonora es Alfonso Durazo?
Yo ahorita estoy compitiendo para ser secretario general, obviamente en la dirigencia nacional habrá de determinarse sobre la elección del año que entra, yo soy partidario del método de encuesta; pero hoy candidato, habremos de llegar a la dirigencias, ser secretario general, y en consonancia con la presidencia, y con mucha colaboración con los comités estatales, creo que el método de renovación y asignación de candidaturas deben ser a partir del método de encuesta, y el mejor posicionado debe abanderar el proyecto de la 4T.

Pero sabes que hay posibilidades de ganar el Palacio de Gobierno en Sonora…
Sí claro, y no solo en Sonora, en las otras catorce gubernaturas, Morena es competitivo en la medida en la que nosotros podemos transformar la mayoría social obradorista, con 70 millones de hombres y mujeres que asumen el obradorismo como una visión del país, y una mayoría política que alcanza para renovar 15 gubernaturas y 500 posiciones en el congreso, más presidencias municipales y diputaciones locales. Claro, no me sorprende que Morena en Sonora tenga tan altas preferencias, lo tiene en todo el resto del país.

Además del Decálogo del obradorista, ¿tienes algún plan de acción?
Pues no es algo menor lo del decálogo, obviamente como bien se dice: “las palabras pesan pero el ejemplo arrastra”, y el ejemplo del presidente López Obrador viene de 30 años de una lucha consistente y congruente alrededor de la causa de los más pobres, esa enseñanza de vida que se traduce en un proyecto que hoy se consolida en Morena, que además llevó a la presidencia a nuestro candidato Andrés Manuel, pero también cinco gubernaturas y la mayoría en 22 congresos locales. Recuperar el sentido que nos une a los obradoristas, afuera y adentro del partido, pone las bases mínimas de colaboración para construirnos como partido del pueblo.
Dicho eso, una de las cosas fundamentales que quiero hacer como secretario general, sonará muy obvio e inmediato, pero para la instalación de los 2400 comités municipales, y las 16 alcaldías, para que estos comités tengan lo mínimo necesario para hacer política es: agua, luz, teléfono, internet, pizarrón blanco, un montón de periódico regeneración, el chaleco brigadista, el mapa del sector electoral y mucha disposición para salir y desgastar la suela, tocando puertas diciéndole a la gente que el cambio ya viene, contentos sean ustedes de que la 4T llegará. Quizá no alcance por el tiempo, la premura y la obligación que todo dirigente tiene de conducir el partido hacia la victoria electoral, pero me parece prioritario, que los comités municipales de los quince estados de elecciones a gobernador funcionen, eso es lo primero que voy a hacer. 

¿Por qué vas por la secretaría general y no por la dirigencia del partido? ¿Te quedó grande la yegua o esta muy gorda la caballada?
No. Creo que es importante que el conflicto que tenemos de manera interna en Morena, que viene cargándose hace dos años con perfiles y nombres muy reconocidos alrededor de su legítima aspiración por presidir el partido, termine por dividirse en un proceso abierto que consulten simpatizantes y militante, Yeidckol, Mario, los que acompañan.
La secretaría general me parece un espacio importante porque es aquella que lleva a la práctica e implementa los acuerdos de la vida interna, es la bisagra entre la vida interna y externa, me parece que es una oportunidad legítima, real, de la que estoy convencido y que además embono un sentido de unidad de todo el proyecto, por eso estoy publicando las diez verdades obradoristas, porque quede quien quede, yo voy a ser un secretario general. 
 
Evidentemente no hay fórmulas, pero, ¿hay química con algún aspirante a la presidencia?
Con todos, son obradoristas que conozco hace mucho tiempo. Te voy a dar dos condiciones con los que habría un buen presidente: tiene que ser obradorista que haya acompañado el movimiento, y haya sido votado por la gente. Si son votados por la gente y no dependen de un arreglo popular, de los apellidos o corrientes, y además han acompañado al presidente, y han estado donde antes el presidente no ha podido, y ahora están, coordinando, administrando, luchando, ¿quién soy yo para descalificar y decir que no son obradoristas? Cuando en realidad lo son, y no depende de si me caen bien o no, sino por la voluntad de la gente, que habrá de expresarlo en la encuesta.

En esta guerra de tribus, ¿correrá la sangre al río o aceptarán el resultado?
No creo que sea guerra de tribus, creo que hay una legítima aspiración de compañeros, que gracias a este proceso han podido ver que es posible materializar su legítima misión de ser dirigente. Mira, quitaron un requisito especial, que era la de ser consejero nacional, eso permitió que cualquier hombre o mujer militante del partido pudiera decir: puedo en mi legítima misión, con el perfil y la capacidad que creo tener, competir por la candidatura para la presidencia o secretaría general, y hoy nos tiene a tantas personas compitiendo en el proceso de reconocimiento que habrá de terminar este lunes para filtrar hasta un máximo de 6, por eso lejos de abonar a la división, creo que realmente democratiza el proceso.

¿Qué opinas de la cargada de la dirigencia nacional que hay hacia Muñoz Ledo?, ¿no es una guerra sucia?
No, qué desafortunado que se haya sido filtrado, creo que entre compañeros debe privar la confianza, lo único que te voy a decir es que le pediría al compañero Ramírez Cuellar, es que sí apoye candidatos, pero a los candidatos de Coahuila e Hidalgo, que actualmente están en un proceso electoral, están sufriendo muchas carencias, no tienen propaganda y se están rifando en un estado donde son oposición hace 97 años.
Y en Hidalgo tenemos un problema con la renovación de las presidencias municipales, hay ciertos lugares donde todavía no tenemos candidatos, que están en proceso de impugnación. No caigamos en la guerra sucia, hay una confianza que se viola, por eso se filtra, pero sí le pediría al compañero Ramírez Cuellar que siga apoyando candidatos, pero los que están en la calle pidiendo el voto por la gente como en Coahuila e Hidalgo.

Teniendo un líder moral tan eclipsante como el presidente, ¿no crees que López Obrador deba poner orden en su partido?
Es el presidente de la república, que más quisiera que fuera el presidente del partido, ya hubiera resuelto el problema hace mucho tiempo, y habríamos puesto en orden este melodrama interno hace mucho tiempo, sin embargo creo que el presidente es un demócrata, y nosotros sufrimos de un mal de amor no correspondido. 

¿Por eso es difícil sustituirlo?
Pues sí, pero por eso hay un movimiento obradorista, que si bien reconoce que en su ejemplo arrastra a muchos a la política, creo que es momento de que tengamos capacidad o la pongamos a prueba para hacer política y poder dar cuenta que somos un instituto capaz de renovarse con reglas y procedimientos claros, les digo que tenemos un amor no correspondido, pero queremos mucho al presidente.

¿Hay perfiles buenos para el 2024?
La elección más importante es la que viene, y “la que viene”, es la renovación de la dirigencia, después la de Coahuila e Hidalgo y sus problemas locales, y luego viene la de 2021, y después 2022.

¿No te gusta futurear?
Sí, pero en un orden de prioridades, ver el nivel de responsabilidad que tenemos, la más importante para mí es 2022, que es la revocación de mandato, pero bueno, “futuriemos” a 2024, imagina que el pueblo no lo deje, porque el pueblo pone y pueblo quita.

Todas las elecciones son importantes, pero, ¿no está en juego en esta dirigencia nacional la sucesión presidencial de 2024?
Hay algunos que dicen que sí, solo recomendaría que revisen el periodo de tiempo en el que dura este encargo, es hasta agosto de 2023, terminado el proceso electoral en Coahuila y el Estado de México, que serán los últimos que tendremos en esa dirigencia, entregamos las llaves, damos las gracias, y hacemos que el partido pueda entrar en un cauce democrático. 

Desde cuándo están entregando los anteriores cimientos…
Bueno, por eso estamos en un proceso de encuesta, eso lo estamos resolviendo con un manotazo al tribunal, pero mi compromiso, otra cosa que quiero hacer es ordenar la casa de una manera en que no vuelva a suceder, la intervención del tribunal por no poder ponernos de acuerdo al interior. 

Tu partido mandó a Valencia, un delegado especial, ¿lo conoces?
Sí, la verdad es un tipazo, sabe hacer la chamba, es un hombre entregado a la política, además estuvo cerca del gobierno federal, con responsabilidades de altísimo encargo en la Secretaría de Seguridad Pública. 

Pero estuvo con Ebrard y también con Durazo, ¿pertenece a los dos grupos?
Sí, Marcelo Ebrard es el Secretario de Relaciones Exteriores, y Durazo es el Secretario de Seguridad Pública del gabinete del presidente, y para un obradorista no hay nada mejor que otro obradorista, entonces donde tú ves grupos, yo veo una solidez política, pertenecer al equipo de primer orden del presidente López Obrador.

¿Qué pasará con aquellos representantes de Morena que sí mintieron, que sí robaron y sí traicionaron la confianza de la gente?
Habrá que presentar la denuncia correspondiente por los agraviados del sistema y que lo procese la fiscalía, y ya serán sentenciados, con apego derecho, porque nosotros no somos inquisidores.

¿Y si se quiere reelegir?
Entonces debes tener condiciones muy mínimas, tener 18 años y estar en pleno goce de tus derechos político electorales, entonces alguien que está en la cárcel no se podrá reelegir.

¿Entonces si son acusados de corrupción no sería impedimento?
Cuando la calumnia no mancha, tizna, entonces claro que no nos gusta que haya la más mínima sospecha de que alguien de nuestro partido se ha señalado por corrupción, sin embargo, hay que ver como siempre dice el presidente: de parte de quién, porque siempre hay interés por parte de los adversarios conservadores neoliberales que no quieren perder el privilegio de mandar, de tratar de enlodar el proceso, y ultimadamente quien decide en materia de justicia son los jueces, y en materia de política, la gente. 

Verde Ecologista, PT y PES, ¿te gustan esas alianzas?
Yo soy un hombre de alianzas, alguien abierto a las coaliciones, sin embargo las condiciones para llevar a cabo esa alianza, deberán determinarse más adelante, primero resolviendo la dirigencia interna, por lo que sea muy responsable de mi parte adelantar, pero te digo, soy un hombre abierto a una gran coalición obradorista que acompañará al presidente en el congreso. 

¿Aseguras que habrá presidente y secretario general en Morena próximamente y sin problemas?
Si a su casa llega la encuesta, que Antonio Attolini sea la respuesta. 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: