PRI Sonora, renovar o morir en el intento

HomePoliticsEstatal

PRI Sonora, renovar o morir en el intento

PRI Sonora, renovar o morir en el intento

 

¿Quiénes levantan la mano para dirigir al partido tricolor en Sonora?

Por Alan Castro y Solangel Ochoa

El Partido Revolucionario Institucional pasa por una de sus peores etapas en Sonora, si bien el proceso electoral de este 2021 pudieron recuperar poco de lo perdido en 2018; regresaron a ser oposición en la entidad, pasando a ser la segunda fuerza política del estado con solo 19% de la votación del electorado sonorense. 

Ante esta coyuntura es inminente una profunda renovación en el PRI, pero antes de hacerse una revisión exhaustiva de cuáles deben ser los cambios estructurales del instituto político para retomar el rumbo, se viene la renovación de la dirigencia estatal del partido, la cual vence su período estatutario el próximo mes de octubre.

El actual presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Sonora, Ernesto De Lucas Hopkins, tomará protesta como diputado local el próximo mes de septiembre, ha externado su intención de dejar la dirigencia con toda responsabilidad y madurez en el tiempo que marquen los estatutos.

En ese sentido, se espera que el mes de octubre el Comité Ejecutivo Nacional del PRI esté lanzando la convocatoria para la renovación de la dirigencia estatal, lo cual ha provocado que varios priístas levanten la mano y empiecen a moverse políticamente en torno a su legítima aspiración de coordinar los esfuerzos de su partido.

Entre quienes se perfilan para dirigir el partido suena el nombre de Natalia Rivera Grijalva, actual diputada electa que cuenta con amplia experiencia en la administración pública al desempeñarse recientemente como Jefa de Oficina del Ejecutivo durante la presente administración. Además, su capacidad le ha valido ser el “caballo de batallas” del PRI ya que una de sus mejores versiones la hemos visto desde la oposición, fungiendo como regidora durante la administración de Javier Gándara en Hermosillo y como secretaria general del PRI durante el sexenio de Padrés.

 

Por su parte, Humberto Robles Pompa, actual dirigente de la CNOP, también cuenta con las credenciales para aspirar a dirigir a su partido. Este controvertido personaje ha sobresalido por ser un constante crítico de las decisiones de sus rivales políticos y por señalar los errores al interior del mismo PRI. Cabe resaltar su experiencia como diputado local y presidente del partido en Nogales. 

 

Otro interesante perfil es el actual presidente de la Fundación Colosio, Bulmaro Pacheco Moreno, personaje de gran capacidad teórica y oficio político, que ha hecho explícitos sus deseos por dirigir, una vez más, el PRI Sonora. En su extensa carrera política resalta su labor legislativa a nivel local y federal; además en la función pública se desempeñó como secretario de gobierno y como director general de COBACH durante el sexenio de Eduardo Bours. Su vasta experiencia lo convierte en un perfil necesario que podría ayudarle a superar este momento de crisis al partido.

 

Por su parte la juventud también se hace presente para buscar dirigir al partido, hablamos de Pascual Soto Espinoza, formado en las filas juveniles del PRI, despegó su carrera política durante el sexenio de Claudia Pavlovich quien le dió la oportunidad de desempeñarse como titular de Coesprisson y como Subsecretario de Concertación Social, tareas que le valieron un importante capital político y que le da la oportunidad de levantar la mano para dirigir al partido. La juventud y experiencia de Soto Espinoza representan un binomio perfecto para renovar al Revolucionario Institucional. 

Un perfil operativo como Edmundo Campa Araiza sin duda también sería muy interesante para el PRI Sonora en esta etapa de estancamiento del partido; así como también el de Onésimo Aguilera, próximo regidor de Hermosillo, ex dirigente juvenil del partido, ex diputado local y recientemente delegado del CEN del PRI.

Otros perfiles provenientes del sur del estado también podrían cobrar relevancia si dentro de los cambios del partido está la intención de descentralizar la dirigencia estatal de la capital, nombres como Anabel Acosta, Ana Luisa Valdés, Alberto Guerrero y Emeterio Ochoa son activos importantes que no deben descartarse.

Tampoco hay que perder de vista un par de mujeres priístas que actualmente cuentan con una responsabilidad dentro del partido, haciendo referencia a la secretaria general del CDE del PRI, Kitty Gutiérrez Mazón y la presidenta del CDM del PRI Hermosillo, Iris Sánchez Chiu, con gran arraigo también en el sector campesino del partido.

Y aunque se han encartado para dicha posición, difícilmente podemos tomar en serio la aspiración de David Palafox y el actual diputado local Rogelio Díaz Brown, quien perdió su oportunidad de hacer un buen papel como coordinador de la bancada priísta en esta gris legislatura saliente del Congreso del Estado.

No queda más que esperar el vencimiento de la actual dirigencia priísta en la entidad, así también que existan las condiciones políticas para que el Comité Ejecutivo Nacional emita la convocatoria para la renovación del PRI Sonora. Por lo pronto, los priístas esperan que este relevo sea el parteaguas de un cambio profundo del partido, bajo la máxima de renovar o morir en el intento. 

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: