Un campo muy productivo      Estas líneas…

HomePoliticsCOLUMNAS

Un campo muy productivo Estas líneas…

Estas líneas…

Un campo muy productivo

+ Cosecha el valle de Guaymas-Empalme el 25% de la producción sonorense; genera 3 mil MDP y crece la atención social; en Vícam, el gobierno confirmará si mantiene la extorsión; Rogelio y Ramiro se vuelven opción electoral; riñe virtual Ricardo-Enrique

Agustín Rodríguez L.

GUAYMAS, Son.- El valle de Guaymas-Empalme cosecha con el esfuerzo de unos 15 mil trabajadores lo que la tierra generosamente da cuando cuidamos de ella y que aquí, suma 17 mil hectáreas.

Docenas de camiones transportan día a día sobre todo hortaliza, procesadas en empaques certificados, desde los cuales confirman que un 90% cruza la frontera norte.

Enorgullece saber de un valle con alta tecnificación, por eso es óptimo el uso del agua y el suelo, lo cual eleva la cosecha cuyo valor ronda los 3 mil millones de pesos y representa una cuarta parte de lo que registra el campo sonorense.

La solidaridad existe y nadie trabaja sin atención social. Por eso los agricultores desde el pasado 28 de noviembre supieron que el presidente López Obrador extendió el decreto para beneficiar fiscal y administrativamente a los productores rurales, con el fin de que 8 mil trabajadores “estacionales” tengan atención y prestaciones del IMSS, lo que aplauden estos productores integrados al Consejo Nacional Agropecuario, miembro de la Alianza Hortofrutícola Internacional para la Seguridad Social.

Ya en estos suelos, no puede uno abstenerse de visitar al ejemplar productor rural Marco Antonio Llano Zaragoza en su oficina del campo y empaque Guadalupe, nombre que recuerda a su señora madre.

El ex alcalde de Guaymas es autor de esa prodigiosa conversión de suelo desértico a un vergel. Habla con entusiasmo de las grandes bondades de la tierra, pero es modesto con el reconocimiento propio; transfiere el crédito a “su gente”, sus trabajadores, de quienes se expresa con aprecio.

No lo dice, pero el efecto de su presencia está a la vista en la cosecha abundante y en la atención a la gente que le acompaña en su meta de producir, gente que tiene empleo, espacios dónde vivir, atención y áreas de convivencia, cosas que hacen crecer más su figura de empresario comprometido con el bienestar de todos.

Hablar de producción agrícola en Sonora nos hace recordar al rico valle del Yaqui, extendido al Mayo, luego a la Costa de Hermosillo, pero ya no les pide nada el valle de Guaymas-Empalme en importancia socioeconómica. El propio Llano Zaragoza confirma que aquí está una de las zonas agrícolas más productivas del país.

Un obligado viaje a Hermosillo acortó mi estancia, por eso surgió el tema de la carretera pendiente desde aquí a La Colorada –solo faltan 19 kilómetros– para enlazarse con la ruta Hermosillo-Chihuahua.

Volver hasta Guaymas y tomar la federal 15 para llegar a la capital 2 horas después, es un esfuerzo que reduciría esa vía, pero estamos hablando de integrar también una ruta que está en la visión de gente como Llano Zaragoza, para enlazar al puerto marítimo y elevar el intercambio comercial con Nuevo México y Texas, agilizar envíos de la producción hortícola a los mercados y promover el turismo.

En esas cosas piensa un ejemplar productor rural como es Marco Antonio Llano, profundo conocedor de lo que esta región necesita y por eso es fuente de consulta obligada entre quienes hacen cosas buenas. Incluso de quienes piensan en gobernar Sonora, que en este tema tienen una gran misión.

El regreso fue por la carretera estatal 85 (Providencia-Ortiz) que está en muy buenas condiciones. Y sé que es por gestiones de gente como Llano, quienes se preocupan por tenerla así haciendo lo mejor que puede hacer el hombre: trabajar, producir para bien propio y de los demás.

TIROS RÁPIDOS

1.- La advertencia de transportistas afectados por el abuso que se comete en su contra en Vícam, de lo cual se culpa a los yaquis, se espera sea el ya basta que la autoridad imponga a los extorsionadores.

Ceden ante la amenaza, armada incluso, de los vándalos, pero las víctimas ya pusieron plazo: el 14 de diciembre bloquearán la carretera y medirán fuerzas. Confirmarán si cumplir obligaciones es menos importante que proteger a algún político beneficiado con ese tolerado atraco de años en la carretera.

Entre tanto, los asaltantes que usan a la etnia de parapeto elevan su exigencia de dinero por si resulta cierto que ese día los retirará la fuerza pública. Y deberían también llamar a cuentas al beneficiario del millonario atraco.

2.- En Cajeme los regidores rechazaron renovar el contrato con Técnicas Medioambientales de México (TECMED) para operar el Relleno Sanitario. El Ayuntamiento dio por terminada la concesión que por 20 años mantuvo la franquicia española.

En Guaymas no se animaron a revisar contratos ni de recolección de basura ni de préstamos bancarios escandalosos en montos y costo de intereses, que devoran más de la mitad de los ingresos.

Nos tienen agarrados de los… reglamentos y no podemos soltarnos, para desgracia del descuidado Municipio y sus escasos y malos servicios.

3.- El efecto que tuvo la visita de Alfonso Durazo a Guaymas es bueno (Nota: alguien sugirió que debe sonreír un poco. Es verdad).

Para empezar, abrió el abanico de potenciales candidatos a puestos de elección en el puerto. El virtual candidato de Morena a la gubernatura de Sonora, quiere lejos a los “reciclados” y así como Ernesto Gándara puso la vista en el productor pesquero Rogelio Sánchez de la Vega, Durazo lo pone en el desarrollador inmobiliario e industrial del concreto de presencia nacional, Ramiro Páez Cruz.

En cuanto a Ricardo Bours, que la buscará por el lado de movimiento Ciudadano, hace tiempo se desmarcó del político típico y maneja nombres nuevos. Eso es bueno.

Por cierto, aún se comenta el choque del cajemense vía redes contra el secretario de Salud, Enrique Claussen Iberri y no fue bueno lo que se dijeron. Pierden los dos, pero el primero tiene mayor peso, así que es fácil suponer hacia dónde se inclinó la balanza.

De salida, acuso recibo de la copia que me envían sobre la inhabilitación de Otto Claussen, hermano de Enrique. Lo que veo es un intento de entorpecer su aspiración de reincidir como candidato; y daría resultado porque las cuentas de su trienio permanecen en la mente de la gente, pues devoran el 54% de las participaciones que Guaymas debiera recibir.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: