La SADDUS es una sociedad de estudiantes y no de partidos políticos:  Marisol Zepeda y Shelsy Montaño.

HomePrincipalesEntrevistas

La SADDUS es una sociedad de estudiantes y no de partidos políticos: Marisol Zepeda y Shelsy Montaño.

La SADDUS es una sociedad de estudiantes y no de partidos políticos: Marisol Zepeda y Shelsy Montaño.   “Hemos cumplido con el 60% de nuestro

Tengo la trayectoria y expertise  para la candidatura del PRI  a la gubernatura de Sonora: Pedro Ángel Contreras
En VOS iremos con el “Borrego”, hay que apostarle. Pancho García.

La SADDUS es una sociedad de estudiantes y no de partidos políticos:

Marisol Zepeda y Shelsy Montaño.

 

“Hemos cumplido con el 60% de nuestro trabajo a pesar de la epidemia, estamos orgullosos por eso.”

 

+Hemos trabajado con profesionalización y compromiso social

+No estábamos preparados para una pandemia, pero hemos sabido salir adelante

+Desde la SADDUS buscamos pluralidad, ayudando a todos por igual

+Centum Revista Jurídica e IUS Canino, serán nuestros próximos proyectos

 

Por Milton Guirado y Carolina Martínez

 

“En la SADDUS se entra sin color. Aquí se trabaja por el alumnado y el departamento de derecho. No es una sociedad de alumnos de ningún partido político, sino una que incluye completamente a todas las personas que quieran sumarse al trabajo por el bien de las y los estudiantes”, señalan Marisol Zepeda y Shelsy Montaño, presidenta y vicepresidenta de la Sociedad de Alumnos del Departamento de Derecho de la Universidad de Sonora.

 

Con un año de trabajo, la SADDUS se ha posicionado dentro y fuera de la Unison como una de las sociedades estudiantiles más comprometidas con el alumnado, cumpliendo con la principal encomienda de campaña de trabajar con profesionalización y con compromiso social. Un proyecto que está conformado por estudiantes del departamento de derecho y no por partidos políticos, como usualmente se observaba.

 

Y para Marisol Zepeda y Shelsy Montaño el representar y trabajar por el departamento de derecho es un reto de suma importancia y dedicación, es por eso que al atravesar la pandemia, la SADDUS decidió aprovechar las plataformas que tenían a su alcance, adaptándose a sus posibilidades para el beneficio de los estudiantes. “La sociedad de alumnos ha facilitado bastante la comunicación con los directivos, con el fin de que los estudiantes estén enterados de qué es lo que sucede en el departamento”, señalaron.

 

¿La SADDUS ha atendido temas como el acoso y movimientos LGBT+?, cuestiona Nuevo Sonora, “Derechos humanos es un comité que hemos tratado de integrar por todas las personas, desde ayudar a las mujeres, hasta en temas de inclusión” enfatizaron, pues desde la sociedad de alumnos, los integrantes han buscando la manera de ser una sociedad abierta y plural, además de velar por los derechos de las mujeres que han sufrido acoso, desde la realización de grupos especiales, como también congresos sobre el tema.

 

A falta de un año más de gestión y el ya haber completado el 60% del plan de trabajo, la Sociedad de Alumnos del Departamento de Derecho busca cerrar su administración con broche de oro implementando nuevos proyectos como “Centum Revista Jurídica”, un espacio en donde buscan generar conocimiento de derecho en la universidad y la participación de los estudiantes.

 

Además de implementar la iniciativa de “IUS Canino” que cuenta con el propósito de dar asesoría, orientación y llevar procesos de denuncia contra actos de violencia hacia los animales, siendo la primera escuela de derecho en México que atienda estos casos. “Todos los proyecto de la SADDUS siempre están con la misión de perdurar después de que nos vayamos en el 2021. Que la siguiente sociedad no les de menos de lo que dimos nosotros y que continúen los proyectos porque al final de cuentas son para la escuela de Derecho y sus estudiantes”, finalizaron.

 

¿Cómo nace la inquietud de querer hacer un equipo de trabajo e ir por la sociedad de alumnos?

Marisol: Yo había participado en las selecciones anteriores apoyando a Sebastian Loustaunau, él iba por una independiente por decirlo así, al final siempre es muy normal que en las planillas de derecho se haga una del PRI, del PAN, entonces cuando estuvo Sebastian fui su vicepresidenta en la planilla y ahí nace la inquietud.

Siempre me ha molestado el ver tanto potencial en la escuela de derecho y que nosotros no resaltáramos a nivel nacional, teníamos un potencial tan grande para ir y romper cualquier cosa ahí afuera y que no se hiciera, porque a lo mejor los planes estaban desactualizados o no nos llevaban material académico distinto. Lo que hicimos fue: “a ver amigos, ¿la hacemos?, ¿no la hacemos?”, y así empezó realmente con un grupito de amigos que traíamos las mismas ideas de darle a lo académico y creo que siempre el enfoque de la SADDUS hasta la fecha ha sido muy académico y  participativo en temas sociales y sobre la marcha se fueron uniendo más personas.

 

Shelsy Montaño: El subtítulo de nuestra campaña era “profesionalización y compromiso social” y así es como hemos trabajado, desde la profesionalización y desde el compromiso social. Marisol Zepeda quería ir por la presidencia y dije yo me quiero involucrar en las elecciones de mi departamento, entonces me junto con ella, le hablo y nos empezamos a conocer y nos gustaron las ideas que traíamos. Ahorita lo que decía Marisol de que normalmente hay una planilla del PAN, del PRI, entre otros, yo dije: “dejamos nuestras diferencias de lado y sumamos fuerzas”, les presentamos el proyecto y el plan de trabajo y en verdad esto es completamente inclusivo. Dentro de la SADDUS se entra sin color porque aquí se trabaja por el alumnado y por la sociedad de alumnos y el departamento de derecho, entonces no es una SADDUS de ningún partido político, es una sociedad de alumnos que incluye completamente a todas las personas que quieran sumarse al trabajo de la sociedad de alumnos y tratamos de trabajar en una pluralidad incluyendo a todos los sectores de la sociedad.

 

¿Cuál creen que fue la diferencia de ustedes con otras planillas?

En mi cabeza resuena la palabra “estudiantes”. Nosotros teníamos estereotipos muy marcados, en el mismo equipo teníamos que aprender a romper las barreras que teníamos de cómo es cada quien en cada uno de sus ambientes y aprender a ser amigos. Se formó una sociedad de estudiantes y no de partidos, realmente nos encanta decir que esto era una planilla de estudiantes primero que nada. Nuestro lema es “100%”- somos 100% unidos, eso nos diferenció y lo sigo sosteniendo, es la forma de trabajar y el plan de nosotros que estaba muy enfocado a traer cosas que la universidad necesitaba, las grandes universidades más reconocidas en todo el mundo no se hicieron grandes por los materiales que les daban o por las grandes estructuras sino por el nivel académico que llevaban a los estudiantes, siempre ha sido la misión, visión y ha sido el trabajo hasta hoy que siempre nos han caracterizado.

 

¿Quiénes conforman la SADDUS y cómo ellos han hecho que esto sea posible?

La estructura de la SADDUS, lo pueden checar en nuestro plan de trabajo, es: introducción, organigrama, forma de trabajo de cada puesto, de la directiva, nuestro reglamento. Es el mismo plan de campaña. Estamos divididos por comité académico, deportes, compromiso social, comunicación, emprendimientos. Son muchos proyectos y el organigrama se divide en junta directiva que es típica: presidente, vicepresidente, secretario, tesorero, secretario técnico, los comités- y en los comités en académico se desprenden varios proyectos que llevan más gente como es el congreso: es un proyecto con una cabeza y con un equipo aparte y así es como se ha ido dividiendo cada comité. El comité de derechos humanos es de los que más nos emocionaba en campaña, tiene como doce personas y es de los que más se ha trabajado y de los que más ha marcado la diferencia a la hora de trabajar.

 

¿Se ha cumplido la encomienda que han tenido?

Hemos cumplido con un 60% del plan del trabajo a pesar de la pandemia. Estamos muy orgullosos por eso.

 

¿Les afectó la pandemia en su plan de trabajo o han visto algunas ventajas?

Si, desde un principio ha sido muy difícil la forma de llevar las clases, creo que no es la ideal en un sentido que todos quisiéramos que fueran presenciales, no es el mismo aprendizaje, el mismo contenido, no se abarca tanto la materia pero a pesar de eso creo que se ha sabido aprovechar y se han sacado las áreas de oportunidad para tratar de promover otras conferencias, tener más ponentes internacionales, nacionales. A lo mejor no es lo mejor la situación que estamos viviendo pero vamos a verle el lado positivo y vamos a traer cosas mejores.

 

¿Cómo le hicieron para seguir trabajando en medio de la pandemia cuando todo estaba frenado?

La verdad todo lo que restó de marzo si dejamos de trabajar. Al contrario de detener el trabajo ajustamos el plan de trabajo de nosotros e hicimos un plan online/en línea, este plan ya traía ideas no sólo de nosotros, sino de todos, de crear contenido cultural, deportivo, crear challenge, traer entrevistas, deportistas, la semana cultural, no solo fue la junta directiva sino que todo el equipo de SADDUS, todos entramos al desquite y a tratar de llenar nuestra área y comités, de contenido y las formas de que se puedan llevar a cabo actividades de forma online. No somos la única sociedad que ha trabajado sino que ya después sé que otros compañeros han tenido otro tipo de trabajos pero sí puedo decir que la verdad si fuimos los primeros en iniciar este tipo de trabajos y si es algo que nos hace sentir muy orgullosos.

 

¿La Universidad de Sonora estaba óptima para llevar las clase en línea?

No, definitivamente no, pero es que nadie lo estaba, nadie nunca imaginaba que íbamos a vivir una pandemia. Nos tuvimos que adaptar con lo que teníamos en una realidad normal, lo tuvimos que adaptar a una realidad virtual y claro que es difícil porque no todos tenemos los medios y más la Universidad de Sonora que es una escuela pública. Hay muchos alumnos de escasos recursos que no tienen acceso a internet o que viven en pueblos que no tienen acceso a la web, sin embargo todos hemos tratado de adaptarnos a nuestras posibilidades, hacer lo mejor que hemos podido, la sociedad de alumnos si ha facilitado bastante la comunicación con los directivos e incluso Marisol estuvo reunida con el rector, nuestros consejeros académicos y divisionales; ellos estuvieron apoyando mucho, por ejemplo la aplicación del EGEL, todavía la puedes hacer pero ya no era obligatorio y eso fue gracias a las gestiones del departamento de derecho y de los consejeros, también las prácticas y el servicio social se le acreditaron los alumnos que tuvieran el más de 70% de créditos para que no se tuvieran que retrasar en sus estudios, nadie estábamos preparados pero pienso que hemos sabido adaptarnos a trabajar de esta nueva manera.

 

Ustedes como Sociedad de Alumnos, ¿Han atendido casos referente al tema del acoso?

A lo mejor si bien, la SADDUS no ha atendido los casos, creo que hemos tenido varias acciones que sí han repercutido un poco más en la cultura o en el ambiente dentro del departamento de derecho. Por ejemplo, a lo mejor sí fue muy criticado en su momento, nosotros convocamos para la marcha en febrero y fuimos criticados, pero sentimos que de cierta manera el nivel de impacto que llegamos a tener a convocar a estudiantes fue mucho.

Tenemos también un grupo de WhatsApp que se llama “feministas de derecho”, es algo que nos gusta mucho porque nos llegaban mensajes de niñas que pedían apoyo y otras que brindaban apoyo, entonces se ha vuelto una interacción muy padre en donde nos cuidamos, sabemos que estamos en la escuela pero no nos conocemos la mayoría, pero ¿qué tiene? así como varias feministas dicen “al final de cuentas me cuidan mis amigas” , nos cuidamos entre nosotros.

El departamento no está acostumbrado a tener temas de no violencia de género y a eso si le hemos entrado con todo desde el club de sentencias relevantes donde se tocaron muchos temas desde lenguaje inclusivo o de los casos, por ejemplo de la corte de feminicidios tuvimos un congreso de igualdad de género, estuvimos colaborando con la CDH y con la red plural de mujeres políticas en Sonora.

Estuvimos tocando temas de derechos humanos que el encargado era CDH de cómo la mujer vive la política y nosotros nos enfocamos más en lo jurídico, esto es un proyecto que quisimos mantener aparte de la sociedad de alumnos pero ahí nació, de hecho nuestra co-presidenta es Marisol y Sebastian Delfín.

Al final de cuentas ahorita se está trabajando en un convenio con mujeres que se va a firmar especialmente en el 2021, pero que ya es un proyecto de la universidad que se va a quedar a los encargados de vicerectoría y de la división.

 

¿Y respecto a la comunidad LGBT+?

En realidad derechos humanos es un comité que hemos tratado de integrarlo por todas las personas, la inclusión. Estuvo colaborando con nosotros Martha Yanez, es una señora que está en silla de ruedas, hubo mucho problema porque Martha no podía acceder al tercer piso, no servía el elevador… si tratamos de incluir a toda la sociedad.

Con los temas de la comunidad LGBT+ hemos tenido bastante material al respecto y hemos tratado de hacer mucho, por ejemplo, cuando son los días importantes siempre tratamos de subir flyers de conmemorar, de hacer conciencia, la verdad es que si tratamos de tocar todos y cada uno de los temas que son importantes en la sociedad.

No sé si falta tocar en derechos humanos un tema que por la pandemia se nos cortó, era promover de alguna manera la cultura indígena, teníamos conversatorio programado, tenemos una compañera que viene de la comunidad Yaqui y ella nos iba a hablar en temas jurídicos, cómo es vivir en su comunidad y demás, estaba programado pero ya no se pudo, lo vamos a retomar porque en derechos humanos si se tocan todos los temas.

Hicimos una campaña de lenguaje de señas, mucha gente se sumó a esta campaña, nos fue muy bien. Derechos humanos tuvo una capacitación, nosotros también y tuvimos un video haciendo nuestro nombre en lenguaje de señas y mucha gente se sumó, les gustó la actividad y fue algo que se movió mucho en Instagram a principios de pandemia y si intentamos tocar todos estos temas.

 

La Unison cuenta con un alumnado de más de 3 mil personas solamente en la carrera de Derecho en el campus centro, siendo aproximadamente el 70% foráneos, ¿han realizado algo a favor de ellos?

Shelsy Montaño: Yo soy foránea. Hemos intentado. Nuestras puertas están abiertas para cualquier alumno que lo necesite, llevamos dos semestres que apoyamos con la inscripción a un compañero foráneo, con sus materias. Intentamos realizar una despensa foránea, lo que se nos cortó por la pandemia, pero consiste en donar un alimento no perecedero para formar una despensa en las oficinas de la SADDUS para algún compañero foráneo que lo necesitara. También nos tocó la donación de útiles escolares, espero que todos sepan que se pueden acercar con nosotros. Nosotros no tenemos dinero y no recibimos nada de otra parte, en campaña nos íbamos al tianguis a vender cosas, pero de algún lado generamos para ayudar al estudiantado  y a la Universidad de Sonora en general.

 

Marisol Zepeda: Las inscripciones que se han pagado han sido pura donación de integrantes de la sociedad de alumnos.

 

Uno de sus proyectos principales es Centum, cuéntenos más sobre ello

Saldrá a finales de noviembre, hay tanto talento dentro de la universidad que es imposible que no se den los medios para generar conocimiento afuera. Aparte de contribuir en causas, campañas y actividades sociales, es muy importante generar conocimiento de derecho en la universidad y en nuestros estudiantes.

Hay muchos compañeros que están en investigación jurídica. Tuvimos un taller de investigación jurídica, el punto de la revista es ese, generar conocimiento, artículos de realmente investigación jurídica y que la gente lo pueda consultar como la revista jurídica de la UNAM.

Ojalá que así sea, que agarre aire y que el proyecto se quede. Todos los proyecto de la SADDUS siempre están con la misión de perdurar después de que nos vayamos en el 2021. Que la siguiente sociedad no les de menos de lo que dimos nosotros y que continúen los proyectos porque al final de cuentas son para la escuela de Derecho y sus estudiantes. Va a ser trimestral y cada número será de un tema diferente solo de temas de derecho.

 

El otro proyecto que nos llamó mucho la atención es IUS Canino, ¿cómo inició?

Es un proyecto que se viene trabajando desde enero de este año, en una universidad de Colombia atienden casos sobre animales, nos contactamos con la universidad, nos explicaron y seremos la primera escuela de Derecho en México que atienda estos casos. Estamos colaborando en un congresos de Derecho animalista y prevención de derecho social, junto con Pata de Perro y COAT para empaparnos de estos temas y que la gente pueda acudir a la oficina de la SADDUS o de manera virtual para ser atendidos por estudiantes voluntarios e impactar de alguna manera en la cultura de los hermosillenses respecto el trato a los animales.

 

¿Qué es lo que sigue para la SADDUS?

Esto no sería posible sin los integrantes de la sociedad de alumnos de la escuela de derecho, son tan apasionados y nos hemos enfocado en cómo desarrollarlos, en lo que les apasiona y quieren avanzar en su vida profesional y laboral. Sigue empezar a emprender, les prometemos que para el final de nuestra administración estará el 100% terminado, si no es que más, se viene un congreso con invitados de gran talla, cada comité seguirá trabajando. El comité de investigación, la semana de la vida real, que es toda una semana con clases que no dieron en la primaria como: educación financiera, sexual, psicológica entre otras.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: