Estas líneas…  Letras, no balas

HomePoliticsNacional

Estas líneas… Letras, no balas

Estas líneas…

Letras, no balas

+ Durazo: acabar con la violencia y la corrupción que la genera; con mensajes tricolor, Otto se promueve negándolo y apuesta al olvido; oficializan a “El negro” Saldaña por el 04; Lizárraga no podrá cumplirle a los Palafox y lo dejan; Morena busca a Villarreal; Luis Núñez presentará su nuevo libro

Agustín Rodríguez L.

GUAYMAS, Son.- Alfonso Durazo aún encabeza cuanta encuesta leemos en Sonora sobre los aspirantes a gobernar la entidad y es constante en sus prioridades a seguir cuando gobierne, donde resalta frenar la agobiante violencia criminal y la corrupción que la propicia.

El de Bavispe enfrentó a medios hermosillenses y confirma que sabe decir las cosas, apoyado en su vasta cultura y facilidad de palabra, a lo cual hoy agrega la práctica diaria para ser convincente ante un electorado que no puede quejarse de la oferta que habrá para elegir en junio próximo.

Habló de sí mismo, de su familia, de su época de “bracero” en los Estados Unidos, sus estudios en Ciudad de México y su incursión en política hasta alcanzar espacio en los altos mandos nacionales. Multiplica sus escasas sonrisas, así que, sí, ya atiende los consejos de sus asesores para reflejar una mejor imagen a partir de un rostro menos adusto.

Recordó su militancia en el PRI y recojo esta expresión con la que define su salida del tricolor: “cuando la sucesión presidencial se dirime a balazos, entendí que ya no tenía nada qué hacer allí y por eso renuncié”.

Recordemos, fue secretario particular de Luis Donaldo Colosio hasta el momento de su magnicidio en Lomas Taurinas.

Abandonar el partido en declive lo llevó al PAN, con Vicente Fox, pero también se desencantó y saltó al lado del persistente Andrés Manuel López Obrador, por eso hoy lleva delantera camino a la gubernatura donde propone mejorar las cosas.

Sostiene que al país se le debe cambiar a base de educación, así que no le irá mal a Sonora si esa herramienta consolida programas locales en el corto futuro.

No es innovador su discurso, excepto que puso en la mesa el reiterado tema de crear una nueva clase política y acabar con la actual, a la que Sonora está sometida y por eso no estaría creciendo. No acusa directamente, pero la cronología expuesta conduce hacia el exgobernador Manlio Fabio Beltrones, quien tomó el poder en 1991 y se enquistó en él. Tal vez esa sea la oferta más atractiva de la campaña de años que trae por la primera silla sonorense.

Sin embargo, a Durazo le falta la principal: presentar figuras que generen confianza, en sus fórmulas para representar a los sonorenses en municipios y distritos electorales. Si bien hay dos, tres con méritos, los más reflejan pobre capacidad no digamos política, sino para relacionarse con la gente, lo cual merma votos, muchos, a Morena.

Arreglar eso podría no solo sostenerlo en la cima de los números del encuestador, sino elevarlo y asegurar un holgado triunfo. Al menos en Guaymas, se sabe de esa búsqueda de nombres que reflejen algo distinto a la rijosidad y el desorden de los actuales mandos municipales y eso le ayudará mucho, como ayudará a ese partido ahora que Morena no tendrá a su principal atractivo de 2018, el “Peje”, y acusa el desgaste propio de ser gobierno.

TIROS RÁPIDOS:

1.- Otto Claussen avanza con su plan “Sara II”, nombre que replica lo hecho por la actual alcaldesa de Guaymas, Sara Valle Dessens, quien apostó al olvido sobre su pasado.

Sara gano por la ola AMLO en 2018, pero para estar en el momento y lugar adecuado, se victimizó de “lo que le hicieron los malos políticos” al revocarle el mando en 1999. Quienes estaban allí olvidaron los detalles –aunque no todos—y quien llegó después no supo que Guaymas entraba en suelo peligroso por su incapacidad de poner orden, por eso le retiraron del cargo.

Ese olvido basa el plan de Otto, quien gobernó Guaymas entre 2012 y 2015 con regular obra material, pero a costo de endeudar al Municipio con sumas equiparables al torpedo bajo la línea de flotación del barco llamado Guaymas.

Nunca explicó con claridad cómo obtuvo y en qué gastó el préstamo de casi 400 millones de pesos que hoy succiona más de la mitad de los ingresos municipales. Otto niega mal manejo y ahora busca la alcaldía a través del Partido Verde Ecologista de México, cuyas siglas adquirió en 2018 para disputar fallidamente la diputación federal.

Si ese partido creado para proteger una de las fortunas más grandes de México acepta su registro como candidato, dará por hecho que el hermosillense nacido en Guaymas libró las denuncias de corrupción por aquellos hechos y puede transitar en esa ruta para la cual se promueve hace meses –aunque jugando al Tío Lolo–, a través de mensajes subliminales en bardas y espectaculares donde se mira un fondo verde, una “palomita” roja y el mote de “El ojiverde” en letra blancas. Tricolor, pues.

2.- Jesús “El Negro” Saldaña ya es candidato de la alianza “Va por Sonora” a la diputación federal del 04 Distrito. En breve se confirmará a su lado el industrial pesquero Rogelio Sánchez de la Vega, quien va por la causa municipal. Para la diputación local está en chino.

El 04 lo representa hoy el guaymense Heriberto Aguilar Castillo, quien busca reelegirse y no parece tener problemas, aunque irrumpe un espontáneo, José “Pepe” López, quien pasea por Guaymas donde pica piedra para darse a conocer.

3.- Sorprende la cantidad de aspirantes a cargos de elección en el puerto. Estos son algunos y póngalos usted en el partido que quiera, pues un berrinche los hace cambiar de camiseta de un día para otro:

Jesús Cambustón Cárdenas, Carlos Villarreal, Karla Córdova, Manuel Villegas, los independientes Yadira Cota y Joel Mendoza; Alberto Albín Cubillas, Sebastián Orduño Fragoso, David Pintor Hernández, Raúl Sánchez Almeida, Rodolfo Lizárraga Arellano, Rogelio Sánchez de la Vega, por supuesto Sara Valle, la más conocida pero a la vez la de mayor carga negativa, y repito, larga cauda más.

Añado al final a Roberto Palafox, exparticular de Rodolfo Lizárraga, para confirmar sus lazos rotos, pues el legislador por Guaymas no podrá cumplir su promesa de heredar esa representación a Daniel, su suplente y hermano de Roberto.

3.- El doctor en economía Luis Núñez Noriega presentará su libro “El Bacanora, Legado de Sonora”, la tarde de este martes. Me comprometo a leerlo, pues debe ser una buena propuesta para aprovechar los beneficios que traería a Sonora una adecuada promoción de este producto regional y su industria.

Núñez es titular de Turismo, además de responsable de conducirnos hacia la recuperación económica que exigen los complicados tiempos actuales, y no entiendo por qué un partido o alianza no lo invita a sacar a Empalme, su tierra, de la mediocridad y el marcado retraso en el que lo han sumido sus ineptos y corruptos alcaldes. Luis tiene capacidad probada además de prestigio.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: