La lista que debería ser

HomePoliticsCOLUMNAS

La lista que debería ser

La lista que debería ser Por Alan Cartro P. Desde hace algunos meses empezó las guerra de encuestas rumbo las elecciones del 2021 en Sonora, tra

11:11 El reto: reivindicar el servicio público
Trife revive a nuevos partidos políticos y “sepulta” a Calderón
Un futuro hacia el pasado

La lista que debería ser

Por Alan Cartro P.

Desde hace algunos meses empezó las guerra de encuestas rumbo las elecciones del 2021 en Sonora, trayendo consigo una infinidad de nombres de aspirantes y suspirantes a los 101 puestos de elección popular que estarán en juego el primer domingo del próximo junio.
Si bien todas las encuestas se han concentrado en la joya de la corona de la elección, la cual sin duda será la gubernatura del estado, también se han medido algunos pretensos para las principales alcaldías del estado y las diputaciones, sobre todo en la capital del estado.

Han circulado infinidad de listas con diferentes perfiles de diversos partidos políticos donde hoy es común ver la presencia de perfiles jóvenes, sobre todo en las diputaciones federales y locales, y aunque no son listas definitivas, definitivamente son muy alentadoras.
Por ejemplo, para la diputación de 05 distrito federal está muy perfilado en el PRI el nombre del hoy titular de la SEDESSON, Manuel Puebla, y como segunda opción la misma presidenta del PRI en Hermosillo, Iris Sánchez Chiu, quien podría volver a competir.
Además, desde San Lázaro se platica la posibilidad de que la diputada federal por Sonora, Irma Terán Villalobos, busque la reelección ahora por las urnas y bajo las siglas del Partido Encuentro Solidario, hasta el momento el único en obtener el registro como nuevo partido.

El 05 distrito federal que corresponde el sur de Hermosillo no es desconocido para Irma Terán, joven con amplio potencial electoral, pues tanto como Subsecretaría de Sedesson como congresista ha realizado trabajo cercano a la gente y a liderazgos del sector.
Por el otro distrito federal son pocos los nombres los que se manejan, entre pugilistas,
diputadas locales o cualquier perfil que represente un futuro acuerdo entre los diversos
partidos políticos que contemplan la posibilidad de ir en alianza electoral en 2021.
Es el caso también del distrito 01 federal, donde Isidro Arenas Camacho sigue trabajando de lado de la ciudadanía y al margen de colores partidistas, convencido de que la gente no votará por partidos sino por perfiles, ya sea que vaya por el PRI o el PES.
En cuanto a las locales se pone bueno, por el PRI suena en primera línea Karina Zárate para el 09 distrito y Pascual Soto para el distrito 12, aunque no se descarta la posibilidad de que el infumable de Óscar Cano Jiménez vaya por la revancha, por cualquier distrito.
En el PAN el que tiene más posibilidades es Bruno Cházaro León, colaborador de Damián
Zepeda en el Senado, pero debido a posibles negociaciones entre grupos y partidos podrían llegar a la boleta perfiles como Eduardo Acuña, Juan González y hasta Dulce Robles.

Si bien Bruno Chazaro está trabajando puntualmente el distrito 10 de Hermosillo, el 08 local no le desagrada, mientras que Eduardo Acuña ha trabajado el 09, Juan González el 06 y a Dulce Robles le tocaría el 12 local, correspondiente al sur de la ciudad naranjera.
En cuanto a Morena, es muy interesante, pues nada más provenientes del Ayuntamiento de Hermosillo suena un larga lista para las diputaciones locales, pero jóvenes solamente perfiles como Bernardeth Ruiz Romero y David Mendoza, podrían entrar al quite.
Un grupo fuerte al interior de Morena en Hermosillo sin duda es el de Wendy Briceño, el cual cuenta con la particularidad de estar integrados por varios jóvenes talentosos en diferentes áreas de la política, y con diferentes banderas de cara a la ciudadanía.
Comenzando con Guillermo Díaz, ex coordinador de Jóvenes Construyendo el Futuro; Lilian Navarro, diputada federal suplente, Dinorah Vega y Christian Arteaga Ríos, claro entre otros perfiles adultos que podrían dar la sorpresa en la papeleta electoral del 2021.
Otro perfil con amplias posibilidades de llegar a la boleta electoral es Jesús Dyke García, ya que forma parte de un fuerte grupo al interior de Morena que de no ver concretizadas sus aspiraciones, podrían impulsar a este joven talento al Congreso del Estado.

Por lo pronto ya circula por el distrito ocho local donde con un constante y buen trabajo de campo ha tenido buen arrastre no solo con liderazgos morenistas, sino con la ciudadanía en general, además de las buenas gestiones que ha podido realizar en cabildo municipal.
Claro que podrían surgir otros nombres como Jesús Madrid y Luis Mario Herrera de Movimiento Ciudadano, Calvin Valenzuela presidente del Partido Verde Ecologista de México en Hermosillo, y hasta un Daniel García actual director del ISJ.
Tampoco descarte la aparición o reaparición de jóvenes en las listas de representación proporcional, sobretodo a nivel federal, donde dependerá la cercanía que haya con las cúpulas partidistas y las relaciones que se hagan hecho de antemano. Esperemos.

Profesionalización, el reto
Cada vez vemos más jóvenes involucrándose de lleno en todos los ámbitos de la sociedad y en la política no es la excepción. Hablar de juventud es hablar hoy de renovación, pero sobre todo de una oportunidad de oxigenar con sangre nueva la política, y tratar de
purificarla desde las venas de los partidos políticos.
Son estos, los partidos, quienes deben ser los principales promotores de la intervención juvenil, pues los jóvenes al ver los vicios de la política buscan y, en el mayor de los casos, encuentran otras trincheras para trabajar por sus causas o su comunidad, desvinculándose
de los gobiernos y la política.
Hay que entender algo, los jóvenes por naturaleza son agentes de cambio, y quienes no le estén apostando a la participación juvenil simplemente están destinados al fracaso. Ya lo dice la frase, renovar o morir, aunque muchos se resistan, y en bastantes de los casos, se
aferren a un coto de poder.
Pero no solamente los partidos tienen el reto de renovarse y abrirle la puerta a los jóvenes, sino que también hay una responsabilidad compartida entre partidos y juventud, que es la capacitación y preparación de cuadros, que no debe ser solamente una escuelita de historia e ideología de los institutos políticos.
La profesionalización de la política es el reto, y la corresponsabilidad de la juventud va más allá de un interés personal, incluso que solo la vocación de servicio, debe haber valores que te definan como un buen ciudadano, porque definitivamente no se puede ser mal hombre y
buen político.
Los partidos deben encontrar los mecanismos adecuados no solo para brindar una formación integral de los nuevos cuadros, sino garantizar filtros para que lleguen a órganos directivos o dirigencias partidistas gente valiosa con ética y honestidad, preparada
académica y profesionalmente.
Esto no solamente evitará imposiciones, dedazos o padrinazgos políticos, pero tampoco es una cuestión de meritocracia partidista, va más en razón de las capacidades y los valores que permitan dejar llegar a los mejores, que entiendan y enarbolen las causas de la
ciudadanía, comuniquen y conecten con la misma.
Un ejemplo podría ser prueba de confianza a todos los jóvenes que busquen una dirigencia partidista, un examen psicométrico y hasta un antidoping sería un buen parámetro, tal vez podrá sonar un poco extremista, pero suena peor cuando entre jóvenes se acusan y exponen
de abusadores y adictos en redes sociales.

El reto ahí esta, la profesionalización de la política ha tenido avances con el servicio profesional de carrera y muchos otros mecanismos dentro del servicio público, sin embargo es en los partidos donde deberían de formar y capacitar los próximos políticos, servidores
públicos y representantes populares.
El mundo es tuyo Vivimos tiempos de cambio y una transición generacional en el mundo, donde contrastan
dos visiones distintas de ver y entender las cosas. Mucho se habla de la entreveración
generacional, sin embargo ya es un término desgastado, hoy se requiere más que eso. Si
bien es valiosa la experiencia, necesitamos adaptarnos a los nuevos tiempos y solo se puede
hacer con una nueva visión.

No podemos estar esperando resultados distintos, haciendo las mismas cosas. Las reglas del juego no solo han cambiado, sino que siguen evolucionando cada día. No podemos medir los nuevos parámetros, con las mismas reglas del pasado. Ante las enormes brechas de pensamiento, ya no podemos seguir hablando de entreveración, sino de un relevo generacional en todos los ámbitos de la sociedad.
El trillado discurso de que los jóvenes son el futuro quedó desfasado desde hace mucho tiempo. El futuro ya nos alcanzó. El futuro es hoy y el mundo es de los jóvenes. Vamos por lo nuestro, por lo que nos corresponde, por lo que nos hemos preparado durante los últimos años. Hay que empezar a ser disruptivos, hay que pensar fuera de la caja, hay que romper con lo acartonado y actuar fuera de cuadro.

Y como todo proceso de transformación, se generarán ciertas inercias y naturales
resistencias. Pero si se cierra una puerta, hay que tumbarla y demostrar con hechos que
podemos con eso y mucho más. Hay que seguir rompiendo paradigmas, hay que seguir
derribando muros para levantar puentes. Es momento de innovar, de reinventar las cosas
como las conocemos. Es nuestro momento.

El hito de Dolores
El pasado 14 de septiembre la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso del Estado aprobó el dictamen para no iniciar el procedimiento de juicio político en contra de la presidenta, ex secretario y ex tesorero del Ayuntamiento de Navojoa.
Esto, pese al clamor ciudadano frente a una serie de omisiones, agravios y causales para la procedencia del juicio político, promovido por regidores de diferentes partidos que presentaron pruebas irrefutables del mal uso de los recursos públicos de los navojoenses.
Con eso los diputados perdieron la oportunidad histórica de reivindicarse con la sociedad y demostrar que van en serio contra la corrupción, pero sobre todo contra la impunidad, que quedó en evidencia ante los ojos de los ciudadanos de Navojoa y todo el estado.
No me extraña la actuación solapadora de los legisladores de Morena y la complicidad del PRI, lo que realmente me sorprendió y hasta cierto punto decepcionó, fue el voto de Movimiento Ciudadano en contra del juicio político de Rosario Quintero Borbón.
He estado escuchando con atención los argumentos de la diputada María Dolores del Río al respecto, muy respetables sus puntos de vista, sin embargo no los comparto, menos cuando su bandera al frente del movimiento naranja había sido el combate a la corrupción.
El hito de Dolores había sido la congruencia, hoy pareciera que paso del hito al mito, y no estoy diciendo con esto que la diputada sea incongruente, pues a diferencia de otros diputados ella sí cuenta con argumentos y sus razones tiene para votar en contra.

Lo que no logro entender, por más que la escucho y por más que busco la empatía en razón a su voto, es cuál fue verdaderamente el motivo para dejar pasar esta oportunidad de posicionarse como una verdadera zar anticorrupción, incluso más que la FAS.
¿Será que no quiso votar igual que el PAN?, ¿será que no ha superado sus conflictos con su pasado político?, son algunas de las interrogantes que surgen en mi cabeza, pues no concibo la idea de que la diputada se haya prestado a otros intereses, no quisiera creerlo así.
No hay un linchamiento mediático ni es una estrategia de oposición lo que ha pasado en Navojoa, es solamente la manifestación más cruda y real de lo que se ha convertido la política en estos tiempos, en la que desgraciadamente la ciudadanía lleva la peor parte.
Mis respetos para María Dolores del Río y sus legítimas aspiraciones, como también mi respeto para la ciudadanía que aspira a gobernantes honestos, congruentes e incorruptibles que reivindiquen la política, y no sigan jugando este juego de la simulación.

Es cuanto.
Gracias totales y… ¡ÁNIMO!

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: