Ricardo Bours será candidato, no se prestará a pleitos arreglados: Martín Lugo

2020-06-29

“Ricardo no esperará a lograr un acuerdo en Movimiento Ciudadano, estamos construyéndolo para que eso se dé”


+ Ricardo sigue cimentando acuerdos con la dirigencia nacional de Movimiento Ciudadano 


+ María Dolores del Río es un activo importante, sería interesante que se sumara al proyecto 


+ Tarde o temprano se sentarán todas las partes de MC para llegar a un acuerdo, no hay pleito


+ Morena no lleva ventaja a la gubernatura, nuestro enemigo a vencer será el abstencionismo 


+ Esperamos competencia de mucho nivel para incentivar el voto, hoy la caballada está pobre


Por Alan Castro y Feliciano Guirado


“Ricardo será candidato, eso lo tiene muy claro”, sostiene Martín Lugo Félix, quien está convencido de que Ricardo Bours no se presentará a pleitos arreglados, pues no es un hombre que haga acuerdos bajo la mesa, lo que sería una burla para los sonorenses.

Con esto, descarta que haya algún acuerdo entre Ricardo Bours Castelo y Ernesto Gándara Camou rumbo a la gubernatura, pues considera que si un personaje de ese talante se prestara para eso, simplemente, no serviría para ser gobernador de Sonora.

En entrevista para Nuevo Sonora, Martín Lugo señala que Ricardo Bours no pretende ser gobernador por serlo, sino encabezar un proyecto para dar gobernabilidad, rumbo y certeza a la administración pública, y eso es distinto a decir “quiero ser gobernador”.

En ese sentido, indica que una persona como el ex presidente municipal de Cajeme tiene muy claro que llegar a la gubernatura no es una visión personal, por lo cual tiene que platicar con todos los ciudadanos y encabezar ese gran proyecto por Sonora.

Dicho esto, Lugo Félix señala que están siendo escuchados en toda la entidad y no es rollo, pues Ricardo donde quiera que ha estado, ha escuchado a cientos de ciudadanos que están construyendo juntos el proyecto para el desarrollo y crecimiento del estado.

En cuanto a la posibilidad de ser el candidato de Movimiento Ciudadano al Palacio de Gobierno, indica que Ricardo Bours ha tenido diálogo con la dirigencia nacional de ese partido, y obviamente entre políticos tiene que llegar a acuerdos.

“¿Y Dolores del Río?” cuestiona el semanario, “es un activo muy importante en Movimiento Ciudadano” responde Martin Lugo, argumentando que sería interesante que formara parte del equipo, tanto ella como mucha gente valiosa del partido naranja.

En ese tenor, señala que Ricardo no se brincó a Dolores del Rio ni a Charly León al buscar acuerdos a nivel nacional, pues todavía están en platicas y tarde o temprano se sentarán todas las partes para construir un gran acuerdo, por lo cual no hay pleito.

“¿Y con Ernesto Gándara?”, revira el hebdomadario político, “Tampoco, claro que no”, responde de inmediato el navojoense Martín Lugo Félix, asegurando que los pleitos solo se dan en el barrio, y los políticos de esa categoría no se pelean.

Empero, eso no significa que vayan juntos en la boleta electoral, lo que sí es que vayan por separado, pero todavía falta mucho para asegurarlo, pues en septiembre apenas inicia el año electoral y hay tiempo para que los partidos comiencen a mover sus entrañas.

“¿No les lleva ventaja Morena?, dicen que va arriba en las encuestas…”, indaga Nuevo Sonora, “las encuestas dicen: ‘si hoy fueran las elecciones’, pero hoy no son las elecciones, las elecciones son el primer domingo de julio del año que viene”, responde.

Y precisamente respecto a Morena, expone que como partido no existe, pues no tiene estructura ni forma, además obtuvo solo el 19% de todo el listado electoral de Sonora, “el resto de los sonorenses, ¿dónde están? No votaron, votó el 51% del padrón”, agrega.

Por lo cual lejos de pensar que Morena es el enemigo a vencer, señala que el reto es revertir el abstencionismo, pues más de la mitad del padrón electoral no vota y hay un sector de más de un millón de ciudadanos que debe de ser el objetivo a conquistar.

En cuanto a las diferencias con los demás aspirantes, indica que todos tienen algo que aportar, y la diferencia de Ricardo es que quiere construir un gobierno con todos, “no es nomás llegar al gobierno y administrar la miseria, es darle participación a la gente”, asevera.

“¿Volvería o aceptaría la compañía del PRI?”, cuestiona el semanario, “del PRI, del PAN, de donde vengan, bienvenidos sean a construir junto con Ricardo, y con todos nosotros, un gran equipo porque muchos tienen que aportarle”, responde.

Por último, Martin Lugo Félix asegura que la visión del proyecto que encabeza Ricardo no es en función de quién tengan enfrente o quién le conviene que sea candidato, al contrario, espera que haya competencia de mucho nivel para incentivar el voto.

“¿Y cómo estás viendo la caballada?, con un Toño, Borrego, Durazo…”, cuestiona Nuevo Sonora, “Muy pobre, inclusive a Ricardo todavía le falta comenzar a exponerse a los ciudadanos, su plataforma de gobierno, porque con ganas no basta”, finaliza.


¿Sigue firme Ricardo Bours en su intención de ser gobernador?

Ricardo no quiere, ni pretende ni aspira a ser gobernador, sería mucha petulancia esa, se me hace muy banal el “querer ser”, porque se me figura un capricho. Él trae la visión de querer encabezar un proyecto para dar gobernabilidad, rumbo y certeza a la administración pública, eso es distinto a decir “quiero ser gobernador”. Para una persona del tipo de Ricardo que tiene muy claro que llegar a la gubernatura no es una visión personal. 

Es muy claro que él tiene que platicar por todos lados y con todos los sonorenses para encabezar este gran proyecto por Sonora y ahí estoy yo, no como coordinador ni como brazo derecho, no quiero además porque cuando tú llegas a hacer algo dentro de un equipo te sobran codazos y no quiero, así no le ayudaría al proyecto del Sonora que queremos.


Entonces, primero el proyecto, ¿cómo va la construcción de ese proyecto?

Muy bien, nosotros estamos listos. A lo mejor no se ve pero lo sentimos, que estamos siendo escuchados en todo Sonora. Y no es retórica, no es rollo, Ricardo donde quiera que haya estado ha escuchado a cientos de ciudadanos que están construyendo junto con él, un proyecto para desarrollo y crecimiento, la estabilidad en Sonora.


¿Es lo que dice su hermano en la plática que tuvieron entre carnales?

Fíjate que no la vi ni la escuché, estaba ocupado en casa y  no la he visto, pero la voy a ver por supuesto porque el ex gobernador Bours tiene muchas cosas que decir muy interesantes. Y una de las cosas importante es que dice que va con su carnal y creo que otra de las cosas que dijo es que Ricardo estaba listo y estaba preparado para gobernar. 


¿Ya gobernó Sonora, Ricardo?

No, eso se comenta en los cafés y en los pasillos. En la política real, no. En el gobierno había un jefe, que es el gobernador.


En entrevista lo dejó ver Eduardo, “¿te acuerdas cuando vimos este detalle, sacamos este presupuesto?”, sí lo reconoció…

Una cosa es que lo deje ver y otra es que sea. Por eso nosotros hacemos mucho énfasis en que es un líder en Sonora. Alguien que oiga, que vea, que escuche y que esté atento a todo. Un gobernante está al tanto de todo,  no deja interpretaciones o no deja que se le escabullan por las piernas, por todos lados.


¿Qué has escuchado en ese sentido de Movimiento Ciudadano? ¿Sí van a dar el apoyo a nivel nacional los dirigentes para que él sea el candidato?

Hasta donde yo sé, los diálogos, las pláticas que han tenido Richard con la dirigencia nacional es en ese sentido y obviamente entre políticos tiene que haber acuerdos políticos.


¿Y Dolores del Río?

Es un activo muy importante en Movimiento Ciudadano. Yo en lo personal, y lo hemos comentado entre amigos también, pienso qué interesante sería que formara parte junto con el Richard, Dolores del Río, digo como muchos y muchas más en Movimiento Ciudadano, que son muy valiosos porque no pertenecen al esquema tradicional de partidos políticos, son ciudadanos que quieren entrarle porque están convencidos que entre todos podemos vencer un mito, que los analistas políticos se equivocan, que es Morena. 


¿Ricardo no se saltó a Dolores del Río y al propio dirigente estatal, Charly León?, al buscar los acuerdos a nivel nacional…

No porque todavía no hay, el salto, el brinco todavía no es. Están en pláticas, están en diálogos y tarde o temprano se van a sentar todas las partes a construir un gran acuerdo.


¿Hay un pleito ahorita con Dolores del Río?

No.


¿Y con Ernesto Gándara?

Tampoco, claro que no.


¿Sigue esperando Ricardo Bours que lo apoye el Borrego?

Los pleitos son en el barrio, o sea, políticos de esa categoría, del Ernesto y del Ricardo, no se pelean.


¿Van a ir juntos en la boleta electoral?

No, no significa que vayan juntos, podrán ir juntos o podrán ir separados.


¿Pero van a aparecer en las boletas el 21?

No lo sé, falta mucho. En septiembre inicia el año electoral, en que se instala el consejo general del IEE, la primera semana de enero empiezan pre campañas, movimientos internos en partidos; mediados de febrero inician los periodos de registro; 93 días antes del día de la elección por ahí del 5 de marzo más o menos, empiezan las campañas. Hay tiempo, los partidos políticos tienen que comenzar a mover sus entrañas.


¿No les lleva ventaja Morena?, dicen que va arriba en las encuestas…

No sé quién lo diga. Dicen: “si hoy fueran las elecciones”, pero hoy no son las elecciones. Las elecciones son el primer domingo de junio del año que viene y los que van a ser candidatos, las broncas internas de los partidos políticos cuando tengan que definir su candidatura, habrá un desgaste tremendo, todavía no se da el crecimiento de los que van a ser candidatos y no se han expuesto al escrutinio del electorado.

A mí me causa hasta curiosidad cuando dicen “cómo se le va a hacer frente a Morena”, si como partido no existe, no tiene estructura, no tiene forma. En Sonora la elección pasada tuvo 400 mil votos, el 38% del voto lo obtuvo Morena, sí, pero de la votación total emitida, si nos vamos a la lista nominal de Sonora, obtuvo el 19% y el resto de los sonorenses ¿dónde están? No votaron, la elección pasada votó el 51% del padrón.


¿Qué diferencia tiene Ricardo de los otros aspirantes a la gubernatura de Sonora?

No veo que ninguno de ellos esté pensando en no hacer las cosas bien, creo que todos tienen algo que aportar. A mí me gusta mucho la idea de gobierno que trae Ricardo porque no lo quiere hacer solo, como aspiración personal, creo que esa es la diferencia y quiere construir un gobierno con todos, con la participación de las regiones, donde en su momento va a impactar con políticas públicas y entrar en una dinámica de planeación democrática, de desarrollo del gobierno que va a encabezar, no es nomás llegar al gobierno y administrar la miseria, es darle participación a la gente. 


¿Va nomás por la gubernatura o hay municipios claves que andan buscando?

Queremos ir por todo, los municipios clave son 72 en Sonora.


En Nogales por ejemplo, ¿qué perfil existe?

A mí me gusta mucho Demetrio Ifantópulos, el doctor Demetrio.


¿Dejará de ser priista por irse a una aventura con Ricardo?

Ya nadie es priista ni panista. Si tú le preguntas a un priista ahorita, “dime los documentos básicos del PRI”, no se los sabe, te lo puedo asegurar, al que agarres, es más, tira la pedrada para atrás, yo sí me los sé, y también de Movimiento Ciudadano, y también la ley electoral.


Ricardo no pudo en el PRI y renunció, buscó ser independiente y no pudo, y ahora se fue a Movimiento Ciudadano, ¿si no puede qué va a pasar?

Nunca quiso ser Ricardo independiente. Vimos nosotros la posibilidad de ir por la vía independiente, claro, no es rehén Ricardo de nadie, como nosotros no somos rehenes de nadie y lo que tú dices que soy muy directo, nada más que aquí no puedo decirlo porque tengo la lengua larga porque tengo la cola corta, y hay muchos políticos de esos que bailan en las colonias que es al revés.


¿Qué pasará si Ricardo no logra el consenso en el Movimiento Ciudadano?

Es que no va a esperar a lograrlo, estamos construyéndolo, para que eso se dé.


¿Es un pleito arreglado con el Borrego para al final de cuentas apoyarlo?

No, Ricardo va a ser candidato, eso lo tiene muy claro y no es un hombre que juegue. Si un hombre está jugando a la política y que por debajo de la mesa haya acuerdos, no sirve para ser gobernante. Y si un personaje de este talante se presta para eso, no serviría para ser gobernante de Sonora. Si cualquier personaje que ustedes me digan se presta para poder tener acuerdos bajo la mesa, es una burla para los sonorenses.


Si Ricardo Bours logra construir ese gran proyecto, ese trabuco de varios liderazgos, ¿volvería o aceptaría la compañía del PRI?

Mira, de muchos priistas ahorita sí, de muchos panistas o de donde vengan, bienvenidos sean a construir junto con Ricardo, y con todos nosotros, un gran equipo porque muchos tienen que aportarle. Hay gente muy buena en los partidos políticos, en el PRI, por supuesto que los hay, muy buenos.


¿No hay resentimiento con el PRI?

Claro que no. El PRI, nunca ha sido dueño ni de Ricardo ni de nadie, muchos han militado ahí por convicción, porque nos da la gana, porque queremos, pero igual porque queremos y nos da la gana, nos queremos salir y podemos militar donde sea, porque las ideas no son de los partidos, las ideas y convicciones son propias, y por eso estamos convencidos de que con Ricardo, elaborando un proyecto entre todos, vamos a lograr los consensos.


Ese grupo fue muy dado a decir “plan A, B y C”, ¿cuál sería el plan B?

No hay planes, eso se especula en los cafés políticos, en los operadores y los grillos, el grillo especula, comenta, mitotea esquemas y muchos planes en la cabeza, el grillo político me cae gordo porque no trae claro a dónde va. Equivocado o no, pero voy porque son mis convicciones entonces mi plan A es Ricardo Bours, si no hay plan A, no voy.


¿Ricardo llevaría a Sonora al siguiente nivel?, haciendo alusión a aquel proyecto de continuidad que se buscaba en el sexenio de Eduardo Bours…

Me conformo con que lo saque del nivel en que está, ya veríamos después lo demás.


¿Qué representan los hermanos de Ricardo?, Rodrigo como uno de los perfiles más posicionados a la alcaldía de Cajeme y Eduardo como ex gobernador… 

No lo sé, yo creo que sería apoyado y arropado Ricardo por su sangre, como debe de ser entre la gente de bien. Estaba viendo unos números hace rato de Cajeme donde Rodrigo está muy alto, obviamente de aquí a allá les decía yo que los escenarios cambian porque comienzan a salir los demonios también. Eso que será o se la llevan en los cafés inventando fregaderas, hay muchos y en palacio también hay muchos.


¿No se prestaría Rodrigo a ser una ficha de negociación en el proyecto de Ricardo?

No, de ninguna manera. Como en todas las familias, hay desacuerdos y muchas cosas pero cuando viene alguien de afuera a echarnos pedradas nos unimos. Ricardo es un hombre totalmente maduro para ser gobernante, con ideas muy claras, con contactos y amarres por todos lados, para empezar desde el primer día a gobernar, no esperar los cuatro meses que establece la ley para empezar el plan estatal de desarrollo. Conociendo a Ricardo, te puedo asegurar que ya está pensando inclusive en el plan estatal de desarrollo.


¿Quién es el enemigo a vencer?

El abstencionismo, más de la mitad del padrón electoral en Sonora no vota. Si hay una votación atípica, una votación enorme en Sonora, estará muy interesante, ahí tenemos nosotros mucho qué abrevar en el 50% del electorado que no vota, que es el ciudadano que exige, que opina, declara, que está inconforme pero que no vota. Tenemos que impactar a la sociedad civil que no vota para que vote, porque si queremos competir con la banda social a donde todos los partidos se disputan el voto, el 50% de la lista nominal que vota, ahí todo los partidos disputan un cachito. Por eso los partidos ganan por el 20% cuando mucho.


Muchos analistas dicen que fragmentar el voto ayuda al partido en el gobierno, ¿no estaría haciéndole juego a Morena o al PRI?

Sí ayuda porque el que tiene el cachito más grande gana la elección, pero hay un millón cien mil ciudadanos que en esta elección tenemos que conquistar, ese sector poblacional convertido a potencial electoral es muy inteligente, no quiero decir que otros no, pero en los otros van todos los programas asistenciales, el voto duro de los partidos ya comprometidos. Pero en el otro sector, el que logre impactar y ahí creo que Ricardo tiene mucho que decir y qué hacer. Este segmento poblacional alto que no vota es porque no les hemos sido atractivos, por eso no sale a votar, nadie lo manipula, nadie lo mueve, nadie lo acarrea. 


Alfonso Durazo, ¿qué ofrece como candidato?

Si Alfonso Durazo llegara a venirse de candidato, es lamentable para los sonorenses porque vendría a Sonora a ser candidato ya derrotado, ninguneado, desde un escenario nacional. 

Si viene a sonar de candidato a gobernador, entonces ya viene derrotado a un escenario que no es el escenario natural del Alfonso. Su escenario natural ahorita es nacional, por eso nos gustaría que fuera un gran secretario de Seguridad Pública y que no se venga a Sonora a competir por nada. Que se quede allá para que en los próximos años podamos decir los sonorenses que traemos una carta fuerte para la presidencia de la República.


¿No es temor Alfonso Durazo a que se venga y compita?

No porque vendría a competir contra nosotros un cuate derrotado, no tiene nada que ofrecerle a los sonorenses. Ahorita no lo ofrece desde la plataforma en donde está.


Pero sería benéfico entonces para su proyecto si viene un perfil desgastado, ¿no?

Yo creo que la visión en el proyecto que encabeza Ricardo no es en función de quién tengamos enfrente o que si viene derrotado mejor, porque nos iría mejor a nosotros, no. Ojalá tengamos personajes, competencia de mucho nivel para incentivar el voto porque la votación es muy precaria.


¿Y cómo estás viendo la caballada?, con un Toño, Borrego, Durazo…

Muy pobre, inclusive a Ricardo todavía le falta comenzar a exponerse a los ciudadanos, su plataforma de gobierno, porque con ganas no basta, necesita decirle a los sonorenses, ese potencial enorme de mas de dos millones que vamos a tener  para esta elección del 21, qué cosas novedosas hay para no ser uno más de los mismos, para poder incentivar el voto y elevar el porcentaje de votación que tenemos hasta ahorita, que es muy pírrico.