Innovación, palabra y acción que distingue a la empresa sonorense Caffenio 

2020-06-22

Por: Luis Fernando Heras Portillo

 

Han pasado 13 años desde que la marca Caffenio comenzó a escribir una historia que la ha colocado en la favorita en su ramo en Baja California, Sinaloa, Sonora, Chihuahua, Durango y Arizona, Estados Unidos.

 

Pero a su éxito y expansión le anteceden 79 años de trabajo, de pasión, de tomar riesgos, de saber en qué momento cerrar y abrir etapas. Todo, en torno a la cultura del café.

 

Caffenio es la empresa sonorense que nació en 1941 como Café del Pacífico, S.A. de C.V. y que, a la fecha, tiene presencia en cada rincón de México y Colombia gracias a su alianza con la cadena de autoservicio OXXO.

 

En Sonora todos, especialmente los amantes del café han disfrutado por décadas del aroma y la calidad del producto, primero como el tostado que se comercializó bajo el nombre de Café Combate, hasta llegar a lo que es hoy: una empresa con productos diversos para gustos variados.

 

Antes del nacimiento de Caffenio como se conoce hoy, la historia comenzó a escribirse en 1923 en Chihuahua, Chihuahua, donde Don José Díaz Díaz estableció las primeras operaciones de tostado de café.

 

Posteriormente, en 1941, se constituyó como Café del Pacífico en Sonora y se dio paso a la industrialización del proceso en la primera planta que se ubicó en Hermosillo.

 

La actividad creció de tal manera que para 1972 ya exportaban a Estados Unidos y en 1998 iniciaron la atención con diferentes segmentos de negocios para distintos tipos de clientes.

 

La familia Díaz ha tenido una visión innovadora; siempre supo que el café va más allá de tostar y comercializar el producto. Han desarrollado conceptos dentro de la cultura del café que tiene infinidad de adeptos con gustos variados.

 

Cada década, desde su integración como empresa, ha supuesto una apuesta que deriva en propuestas con buena aceptación.

 

El cambio de milenio supuso un momento para la toma de decisiones y el cambio; había un segmento comercial que fue fiel por más de 50 años pero era necesario tener más cercanía y llegar a nuevos consumidores.

 

Fue así que, en el año 2000, se realizó el primer lanzamiento para el segmento joven: “Kfreeze”, que significó gran éxito como una bebida que no existía en el mercado.

 

Solamente un año después desarrollaron Estación Café, concepto de café preparado en distintos puntos de venta con fácil acceso para los clientes.

 

En 2004, Café del Pacífico lanzó “Andatti” café diseñado para venderse en las más de 10 mil tiendas de la cadena OXXO en el país.

 

Ese fue el inicio de una alianza comercial en la que se han desarrollado productos en conjunto, con un estándar de calidad que satisface al consumidor en cualquier OXXO de México o Colombia.

 

Nace Caffenio

Acorde con su visión de ser una empresa capaz de consolidar conceptos de negocios propios, en 2007 ocurre una renovación y la empresa recibe el nombre de Caffenio. Se abre así el primer establecimiento de café preparado en la entrada de la planta en Hermosillo, Sonora.

 

La respuesta del consumidor es de aceptación total, revolucionan la costumbre de tomar café y satisfacen la necesidad del cliente por contar con puntos de venta cercanos. Esto lleva a un acelerado crecimiento, pues en 2009 Caffenio ya estaba presente en el noroeste de México y en Arizona, Estados Unidos.

 

Actualmente los consumidores fieles no conciben su día sin una visita a Caffenio para adquirir la bebida, postre o alimento de su preferencia desde el auto, o mientras lo disfrutan con tranquilidad en su cafetería al aire libre o eligen su café en cualquier tienda OXXO.

 

Además de la venta de café en grano y molido, en sus establecimientos el menú incluye bebidas frías y calientes, tés y tisanas, repostería y alimentos.

 

Lo que distingue a Caffenio

Caffenio está acreditada como una de las Mejores Empresas Mexicanas; su manera de crear productos nuevos, de crecer y lograr un éxito sostenido llama la atención de negocios similares que desean saber su secreto.

 

Y ese secreto no es otro más que la innovación.

 

La empresa, dirigida por tres generaciones de la familia Díaz, con José Antonio Díaz Quintanar como actual director general, ha procurado contar con una planta de trabajadores que están innovando siempre, que hacen uso de la tecnología y que, principalmente, analizan constantemente el mercado para crear cada bebida y producto de acuerdo con lo que necesita el cliente.

 

El secreto del éxito está ahí, en satisfacer esa necesidad aunado a un servicio comprobado por su rapidez, eficiencia y calidad que es igual en cada establecimiento.

 

Su gama de productos se encuentra en centros de consumo, tiendas de conveniencia (OXXO), cafeterías, barras de café de especialidad y autoservicio y mayoristas.

 

Una vez que Caffenio se expandió a distintos estados, no se ha estancado, es una empresa consolidada pero que se esfuerza por alcanzar nuevos mercados.

 

En su sitio Web establece que “la innovación ha jugado un rol fundamental en el ADN de la organización, al punto de convertirla en una empresa que no sólo produce café, sino que crea una amplísima gama de experiencias en torno a esta mágica bebida”.