El Plan maestro de la Boa

2020-06-15

Editorial 

 

La semana pasada, el ejecutivo federal presentó lo que a sus ojos era la prueba final de la conspiración maestra en contra de la Cuarta Transformación. Durante la conferencia mañanera el vocero de la República, Jesús Ramírez Cuevas, dio detalles del documento Rescatemos México, que incluía las supuestas acciones del llamado Bloque Opositor Amplio (BOA).

 

El documento de origen dudoso generó un debate sobre las prácticas y la manera en la que se organiza la oposición en el país en miras a dañar la imagen de la 4T evidenciando carencias en rubros como crecimiento económico, empleo formal, recaudación, el rescate a la pequeña y mediana empresa, entre otras.

 

En su extensión de siete páginas señala a periodistas, intelectuales y demás como supuestos conspiradores, como si de mercenarios se tratara, que operarán para influir en los resultados de la próxima contienda electoral pero al carecer del mínimo sustento, seriedad y evidencia, vale la pena cuestionar qué tan válido es hacer este tipo de acusaciones en un ejercicio como lo es la conferencia mañanera.

 

Asimismo, lo verdaderamente lamentable es no entender la naturaleza y función política y social de las voces críticas hacia el gobierno. La información generada por  los quienes miden la opinión pública y el comportamiento electoral sólo tiene valor por su imparcialidad, de otra manera pasa a ser inútil. “Al poder se le revisa, no se le aplaude”, subrayaba Víctor Trujillo en su papel de Brozo hace unos meses.

 

Las conferencias matutinas no deberían funcionar como propaganda gubernamental, debe atarse a un carácter meramente institucional, con fines informativos y una clara orientación social. No es un lugar para apedrear a las voces que no comparten la misma postura del actual gobierno, y aun menos para aprovechar y abordar suposiciones acerca de las próximas elecciones.

 

Lejos de esto, lo cierto es que el principal bloque opositor que perjudica la imagen de la actual administración, es el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador con sus contradicciones y ocurrencias.