Tenemos la meta de hacer un mejor mañana: Mario Naranjo

2020-05-26

“Es tiempo de ser solidarios, no hay colores, no hay bandera; es tiempo de ayudar”

 

+ La juventud puede aportar en la sociedad de todas las manera posibles

+ Tenemos en puerta un programa contra las adicciónes con el gobierno del estado

+ Nuestra meta es consolidarnos y expandernos a más ciudades

+ Los jovenes debemos de ser los principales agentes de cambio

+ La fundación es punto y aparte de mis aspiraciones políticas o laborables

 

Por Milton Guirado y Carolina Martínez

 

Para Mario Naranjo, presidente de la asociación civil “Primero lo Primero”, la juventud ante la actual contingencia puede aportar de muchas maneras posibles para ayudar a quienes más lo necesitan. En Sonora, miles de familias se han visto afectadas, ya que quienes llevaban día tras día el sustento a sus hogares, no se encuentran trabajando debido al cierre de múltiples comercios a causa del coronavirus y de esa manera no pueden generar un ingreso para alimentar a sus familias.

 

Es por eso que en conjunto con otros jóvenes, Primero lo Primero se ha dedicado a ayudar a los sectores más necesitados y afectados por la crisis causada por la actual pandemia con la creación de jornadas de apoyo, aistiendo a las zonas más vulerables de la ciudad y entregando gran cantidad de alimentos y productos de higiene esenciales.

 

En Nuevo Sonora tuvimos la oportunidad de hacerle unas preguntas para conocer un poco del trabajo que ha realizado y los programas que su organización ofrece:

 

Dinos, ¿quién es Mario Naranjo?

Es un joven de 22 años, estudiante de administración de empresas que es muy hiperactivo, por llamarlo así, y tiene una gran afición por el altruismo. Ese es Mario Naranjo.

 

Vimos que eres el Presidente de la Asociación Civil Primero lo Primero, ¿nos puedes contar más acerca de eso?

Bueno, la organización nació hace un año. Tiene una meta muy sencilla, el hacer un mejor mañana, es poder aportar todos nuestro grano de arena, básicamente aportar nuestra mano donde más se necesite. La organización tiene bastantes programas, desde ecología, salud mental y programas de liderazgo; ante la contingencia decidimos redoblar esfuerzos, enfocarnos y canalizarnos en el tema de los apoyos, tener la empatía y poder acatar a toda esas personas que, por la cuarentena y por cosas externas a ellos, no pueden salir en estos momentos a la calle a laborar, entonces decidimos implementar el programa de apoyo que es exactamente en los que estamos trabajando.

 

¿A raíz de qué nace Primero lo Primero y qué te alentó a formarlo?

Llevo cuatro años aproximadamente en programas de participación social, fundaciones, cosa de altruismo y siempre que me involucraba veía que había muchas más áreas que se podían abarcar y no podía por el lugar donde estaba, existía una limitación, una barrera o como le queramos llamar, entonces Fausto Terán y yo tuvimos la idea de crear algo independiente, externo de todo lo que ya existía, poder participar y operar de la mejor manera que sea según nuestro juicio y con libertad.

 

¿Quienes conforman el equipo de Primero lo Primero?

Comenzamos Fausto Terán Lagarda y tu servidor, después se involucró Carlos Biebrich y se acaba de unir Sergio Ladriere. Básicamente somos los que estamos en el tema de organización y los que vemos los temas de todos los ámbitos. Hay mucha más gente que simpatiza con nosotros pero no está en un área de organización de lleno.

 

¿Existen requisitos para formar parte de la organización?

Las ganas. Como te comenté, esto nació porque vi barreras y obstáculos, limitaciones en otras organizaciones. La meta es un mejor mañana, precisamente por esos dos cosas que te platico, lo dejé tan extenso y tan abierto porque era era hasta grosero poder limitarnos en una sola cosa, hay tantas problemáticas y cosas que se pueden y tienen que hacer.

 

¿Qué es lo que tienen que hacer los jóvenes que quieren pertenecer a Primero lo Primero?

Contactarse con nosotros, las puertas están abiertas para todo mundo, aquí no hay edad, no hay partido ni color.

 

Hemos visto videos y reportajes sobre la labor que están haciendo respecto a la contingencia, ¿nos podrías hablar un poquito más de eso?

Iniciamos con las jornadas de apoyo hace más de un mes y comenzó porque nos los solicitaron, fuimos y ahí es donde comenzamos con el programa de lleno. Cuando vimos toda la gente que faltaba y necesitaba porque no solamente el que solicita es quien necesita, entonces desde ahí nos nació el hambre para empezar este programa. No hay que ser mago para saber dónde se requiere este apoyo, las zonas vulnerables de la ciudad son bastantes y muy notorias. De igual manera lo contactamos a instituciones como Atención Ciudadana, entre otras, que sabemos que solicitan apoyo y les preguntamos cuáles son las áreas donde ellos no han podido acatar y las atendemos nosotros, ¿qué hacemos? les damos un apoyo alimenticio y productos de higiene, que son las cosas que se necesitan ahorita.

 

Previamente nos habías comentado que realizaban programas de ecología y salud mental, ante la crisis del Covid-19, ¿cómo se han adaptado?

Nos adecuamos totalmente en todos los programas que teníamos, por ejemplo el de la salud mental, consiste en llevar un psicólogo y un psiquiatra a escuelas. La salud mental es un problema que actualmente se necesita atacar de primer nivel y no hay concientización, por eso llevábamos a profesionales para que les explique a los alumnos que es una enfermedad mental y concientizar de la normalidad de ello  para que no lo vieran como un tabú. Este programa en lugar de eliminarlo lo adecuamos, tenemos psicólogos que tú puedes contactarlos mediante la fundación, les agendamos para consulta gratuita por plataformas como Zoom o Whatsapp. Hay programas como el de ecología que realmente sí lo tuvimos que poner en una pausa porque no son esenciales y hay que respetar las normas establecidas por la Secretaría de Salud, pero los demás se adecuaron, como el de altruismo, y fue el que se convirtió en las jornadas de apoyo. Estamos viendo cómo podemos seguir aportando con nuestro servicio pero adaptandolo en donde sí se necesite.

 

¿Estás ahorita planificando hacer otro tipo de programas?

Tenemos varios en puerta pero por el Covid-19 estamos viendo cómo los adecuamos, tenemos en puerta uno de adicción con el gobierno del estado, que es de primer nivel y estará bien organizado, pero lo tuvimos que posponer.

 

Independientemente de la pandemia, ¿de qué otra manera crees que los jóvenes pueden ayudar y aportar?

Los jóvenes pueden aportar de todas las manera posibles habidas y por haber, tienen una energía todavía más que la gente mayor, la experiencia, la energía y la juventud no están peleados, hay demasiadas maneras, simplemente siento que lo están tomando muy vertical, intentan seguir un camino preestablecido, a lo mejor antiguo y ahí es donde entra el conflicto de la juventud, porque también hay que tomar en cuenta que la juventud es algo muy complicado; no el lo mismo un joven de 18 años donde su misión es ver qué carrera estudiar, a uno de 22 que ya se va a graduar y está viendo que trabajo va a conseguir, qué va a ser de su vida a un joven, porque sigue siendo joven, de 27 años que está pensando en una familia e hijos, por eso te digo que se puede atacar de muchas formas, porque la juventud tiene muchas brechas y etapas donde se puede atacar desde diferentes rubros.

 

¿Eso lo ves reflejado en tu fundación?

Sí, claro. Carlos Biebrich es un joven que está a punto de egresar de preparatoria, está totalmente joven y tiene una visión diferente a la mía, compartimos y concordamos en los proyectos, metas y misiones, claro, pero a lo mejor estamos hablando de formas de trabajar y la de él es más innovadora que la mía o al revés y viceversa, como les comentaba hay tantas brechas generacionales dentro de la juventud que es demasiado amplio este contexto.

 

Los casos de Covid están aumentando en Hermosillo y los jovenes se lo están tomando muy tranquilamente, no están viendo el riesgo que realmente pueda ser contagiarse y contagiar a más personas, ¿qué debene hacer los jóvenes en estos momentos para evitar que los contagios se salgan de control?

Tomar conciencia, simplemente tomar conciencia. Yo pienso que hubo un error de comunicación, cuando los jóvenes vieron que supuestamente no les pasaba nada, fue cuando perdieron el miedo de lo que pudiera suceder, yo creo que nosotros somos los que deberíamos de tener la cabeza más en alto y ver por lo que viene. Creo que debemos de ser los principales agentes de cambio.

 

Cambiando un poco de tema, saliendonos del Covid. Vimos que subiste a redes un video de la Fiscalía, del FAS, ¿Nos puedes comentar más de eso?

Es un programa que trae la fiscalía anticorrupción en el que invitan a personas juveniles a grabar un video para invitar a los demás jóvenes a rechazar la corrupción.

 

Cuéntanos un resumen de lo que hablas y cuál es tu punto de vista respecto a ese tema.

Es concientización, de la importancia de poder transitar en un país libre de corrupción, un país donde el principal motor de las personas sea la honestidad y rectitud y también los invita a tomarse de la mano, porque un dicho muy viejo pero muy coloquial es “tanto peca el que mata la vaca como el que agarra la pata”, peor que una persona corrupta es un ciudadano sumiso, un ciudadano que se hace de la vista gorda, al momento que uno no denuncia un acto de corrupción o inapropiado, ya es parte del problema. No podemos salir a quejarnos y cuando te para el policía, entregarle 500 pesos para que te dejen ir, hay que ser coherente con lo que se dice y con lo que se hace. Entonces los invitaba a trabajar de la mano y concientizar sobre la importancia de este tema.

 

Una vez finalice el aislamiento, ¿qué es lo primero que hará Primero lo Primero?

Retomar todos los programas y hacer una visita por Obregón porque acabamos de expandernos en esa ciudad, entonces daremos una visitada  para ver cómo va todo, comenzar el programa de drogadicción  y otros cuatro que también están en puerta.

 

¿Estás abierto a expandirte a otra ciudades?

Claro que sí, tenemos en puerta Guaymas, ya tenemos la persona ideal para encabezar el proyecto allá. Tenemos listo Agua Prieta y Nogales, con eso vamos a cerrar por lo pronto este año.

 

A ti como Mario Naranjo, ¿qué es lo que ves a los siguientes dos meses o para finalizar el año? ¿Cómo te ves?

Veo a la fundación más fuerte.

 

¿Te ves en la fundación?

Sí, totalmente, ahí está mi cabeza ahorita y ahí está toda mi atención, no me pienso mover para otro lado, a menos que pasen situaciones exorbitantes que no queramos, pero no, mi cabeza está en la fundación, la veo mejor consolidada, más fuerte, con más equipo de trabajo, en más municipios y más programas impactando todavía a más gente en el estado, que es la meta que traemos.

 

Se acercan épocas electorales, te hemos visto muy movido y has llamado la atención, ¿qué aspiraciones tienes?

Esa pregunta me da risa porque me la han hecho bastante. Yo tengo mi ideología política bien definida, mis aspiraciones laborales, políticas, sociales, personales y en todos los sentidos, pero la fundación es punto y aparte, sobre todo he recibido hasta críticas de “Oye está entregando despensas en tiempo de Covid. lo está utilizando para…”. No. No se está utilizando para nada. Es tiempo de ser solidarios, no hay colores, no hay bandera, es tiempo de ayudar y de pensar que está pasando con el doguero de la esquina, la persona que estaba empacando en el super y ahora ya no están, de eso es tiempo ahorita, entonces no hay ningún trasfondo político. Que tenga mi ideología política, sí, que participe en un partido político, sí, pero que esto sea con un trasfondo político, no.