AMLO da una y ajusta cinturones ante COVID

2020-04-27

Ante los estragos económicos de la pandemia del coronavirus (COVID-19) el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó una serie de medidas económicas a implementar entre las que destaca ejercer con mayor rigor el plan de austeridad republicana y con ello disminuir los salarios de altos funcionarios del gobierno así como la eliminación de sus aguinaldos.


También mencionó que para obtener más recursos se intensificará la enajenación de bienes mal habidos a la delincuencia organizada y de los ladrones "de cuello blanco". Estos bienes serán liquidados en subastas y rifas para beneficiar las arcas nacionales.


Así mismo, subrayó que no habrá despidos en el gobierno federal, pero que a los empleados se les pedirá redoblar esfuerzos durante esta contingencia. "No habrá despido de trabajadores al servicio del Estado. En ningún nivel. Pero se pedirá más entrega, eficiencia, espíritu de servicio y honestidad total".


Las medidas económicas para enfrentar la crisis que se avecina ocasionada por la pandemia y el desplome de los precios del petróleo a nivel internacional incluyen también reducir gastos de publicidad oficial del gobierno, partida de viáticos y gastos en operación.


“Pueden ser, nada más en disminución de los sueldos de los altos funcionarios, cerca de 3,000 millones de pesos”, adelantó el mandatario federal.


Si bien es la primera vez que vemos un acierto por la economía nacional, no se tocaron proyectos considerados como “financieramente inviables” como la construcción de sus obras estrella como el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, las refinerías y el rescate de PEMEX.