Una carrera más justa para las mujeres rumbo al 2021

2020-03-23

¿Quién puede abanderar las causas de las mujeres rumbo al 2021?

Aprueban Ley que tipifica la violencia política contra las mujeres


Esta semana quiero compartir y celebrar que la Cámara de Diputados aprobó el Proyecto de Decreto que reconoce la violencia política como una de las modalidades de violencia en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (además de que reforma otras 6 leyes).

Esto representa un hecho histórico para la vida pública del país y disminuye, además, los obstáculos que las mujeres viven en su quehacer diario como funcionarias, candidatas o en el desempeño de cualquier cargo público.

Se entiende como violencia política contra las mujeres en razón de género: “toda acción u omisión, incluida la tolerancia, basada en elementos de género y ejercida dentro de la esfera pública o privada, que tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos políticos y electorales de una o varias mujeres; el acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo, labor o actividad, el libre desarrollo de la función pública, la toma de decisiones, la libertad de organización, así como el acceso y ejercicio a las prerrogativas, tratándose de precandidaturas, candidaturas, ya en funciones, sean funcionarias o cargos públicos”.

El logro de esta reforma representa que las mujeres tendrán la oportunidad de luchar por cargos públicos o desempeñarse en igualdad de condiciones. Además, se agrega el tipo panal, lo que implica que habrá sanciones de cuatro a seis años de prisión y de 200 a 300 días de multa, dependiendo la gravedad del delito, además de que se contempla la reparación del daño para la víctima.

No más campañas negras contra las Mujeres

En las campañas políticas, algunos de los actos más sucios en contra de las mujeres van encaminados a causarle daños a su identidad o moral, y este es uno de los muchos dilemas que las mujeres tienen enfrentar al decidir entrar en la vida pública. Con la tipificación penal de la violencia política, las mujeres podrán sentirse seguras de que hay una ley que las protege y castiga con penas a quienes traten de limitar o menoscabar el acceso a sus derechos político- electorales.

La diputada federal por Morena, Wendy Briceño Zuloaga, actual Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en la Cámara de Diputados es quien ha realizado una gran labor para impulsar esta reforma y quien afirmó que esto representa el “reconocimiento por parte del Estado mexicano de que precisamente las mujeres en política vivimos violencia por ser mujeres, así como una garantía que el Estado le debía a las mujeres desde hace muchos años”.

Más legisladoras que conozcan el tema, que sean entregadas y trabajen por las mujeres. ¡Felicidades!

Una pregunta que planteo al inicio de la columna es, ¿quién puede abanderar las causas de las mujeres rumbo al proceso electoral del 2021?


Creo que para responder esta pregunta debemos plantear dos escenarios. El primero es de aquella mujer que cuente con una plataforma política para lograrlo. El segundo, aquella que tenga la credibilidad y trabajo que le dé legitimidad a sus propuestas. 

Me parece que el primer caso es donde podemos encontrar a más mujeres, hay ya mujeres que cuentan con plataformas importantes y que pueden hacer mucho por otras mujeres.

Como muestra esta la Gobernadora del estado, Claudia Pavlovich Arellano, quien hace días presentó la Ley Olimpia ante el Congreso Local, ley que protege a víctimas de ciberacoso sexual y castiga a quien exhiban material íntimo de la víctima sin su consentimiento.  La Gobernadora de Sonora tiene, por excelencia, una plataforma institucional que podría utilizar para abanderar justamente las causas de las mujeres sonorenses. Sigue siendo la única mujer que gobierna un Estado, además de la Jefa de Gobierno de la CDMX,  sin embargo, no ha sido un agente que con su posicionamiento y grado de influencia, sea vista como un ícono referente en temas de la lucha de las mujeres e incluso, al interior del estado ha sido cuestionada y criticada por algunos colectivos feministas.

Claudia Pavlovich, aún está a tiempo poder encausar esta lucha y poder posicionarse a nivel local e incluso nacional, como una luchadora de las causas de las mujeres. Tiene la plataforma y los medios y una historia, pero tendría que tomar una postura menos tibia y más activa en el tema.  Además, fue precisamente ella quien vivió violencia política durante su candidatura por el Gobierno de Sonora, por ende, debería ser precisamente Sonora, la primera y más interesada entidad federativa en poner el ejemplo al homologar sus leyes para incluir la violencia política contra las mujeres en su marco legislativo actual

Otra mujer que tiene una gran plataforma es María Dolores del Río, quien, al representar a un partido de oposición al gobierno federal y estatal, no tiene por qué seguir ninguna línea y puede así, libremente abanderar y defender la lucha de las mujeres por mera convicción. Además, cuenta con credibilidad y se ha sumado abierta y activamente en los movimientos feministas. 

Recordemos que las mujeres son la mitad de la población, los movimientos radicales y temas emergentes, pueden definir una elección. Es importante que las actoras políticas tomen en cuenta este factor al momento de dar declaraciones o tomar posturas frente a los movimientos feministas.

Voy a cerrar mi columna mencionando a quien a mi parecer cuenta con toda la legitimidad y el trabajo para abanderar las causas de las mujeres en Sonora, y ella es precisamente Wendy Briceño Zuloaga, diputada federal por Morena, quien como activista y legisladora ha mantenido la congruencia entre su discurso y su trabajo legislativo, además de su constante activismo y muestras de apoyo a los colectivos feministas. No se trata sólo de abanderar una causa, se trata de saber porqué se está luchando y de conocer los temas de fondo, Wendy Briceño definitivamente es un ejemplo de ello.

Hay muchas otras mujeres de las que quisiera hablar, pero tendrá que ser en la próxima edición, terminaré diciendo que todas las mujeres pueden abanderar este tema con convicción y compromiso, aún hay tiempo de fijar las posturas, pero también quiero plantear que a todas aquellas que se muestren indiferentes e incluso insensibles ante las causas de las mujeres, seguramente les llegará la factura electoral.

¡Estimadas y estimados lectores, les deseo una excelente semana, hasta la próxima!