Figuras 

2020-02-10

Es un hecho.

Ernesto “El Borrego” Gándara Camou buscará que su partido construya y ordene las alianzas con otros partidos y organizaciones políticas.

Aunque para estas fechas se esperaba que ya le aceptaran su renuncia como Secretario Nacional de Asuntos Internacionales en el CEN del PRI, es probable que se prolongue más su estadía en el nacional, y suponemos aprovechará para impulsar ese tema de alianzas en sus eventos futuros, como las asambleas y el próximo aniversario del tricolor, en el mes de marzo.

Picará piedra a nivel nacional para que Alejandro “Alito” Moreno legitime el plan con la propia militancia y Consejo Político Nacional, a fin de que su partido avale las alianzas en las futuras pizcas electorales del 2021.

También es un hecho que el grande de Sonora no se va del PRI, pero sí hay gentes que lo apoyan y se resisten al logotipo del PRI, como su primo Javier Gándara Magaña, quien ya una vez dijo que él se había equivocado de partido cuando contendió la primera vez para la alcaldía de Hermosillo por ese instituto.

Javier Gándara logró ser uno de los mejores alcaldes de la capital, y llegó con las siglas de Acción Nacional, porque ya había perdido cuando fue priista en la época de la Ola Fox.

No es un secreto que Javier tiene fuerte influencia en el interior del albiazul y que es bien recordado en Hermosillo, donde frecuenta esas estructuras, y ya ha manifestado su intención para ayudar a que su primo llegue a gobernar la entidad.

Al principio decía Javier que solo lo apoyaría si Ernesto se va del PRI, sin embargo, creemos que ya cambió su discurso, al manifestar que deben de sumarse otros institutos a la aventura de El Borrego para lograr ser el principal inquilino de palacio de Gobierno.

No faltarán quienes se sumen al proyecto de El Borrego Gándara y logren una fuerte alianza, para dar la pelea a la fuerza que adquirió MORENA vía Andrés Manuel López Obrador, partido que logró derrocar al PRI y PAN, desapareciendo inclusive Los Pinos como despacho presidencial.

La popularidad de AMLO le ha funcionado a MORENA donde dicen se mantiene en encuestas como la principal opción de cara a las elecciones en el 2021, por ello, la necesidad de interactuar por parte del PRI con otros partidos, inclusive el PAN, donde su propio dirigente Ernesto Munro lo puso dentro de su terna de aspirantes, confirmando que Javier lo apoya abiertamente.

Hay que recordar que Antonio “Toño” Astiazarán se pensaba iba solo como carta para candidato a Gobernador por el partido azul, pero el propio Neto empezó a meter a la búsqueda a su hijo Kiko Munro, actual alcalde de Puerto Peñasco, parando las antenas al propio Toño quien debe de poner atención de ello, porque esa familia se ha caracterizado por ser gladiadores políticos, y saben ganar elecciones constitucionales e internas de partido.

La posibilidad de que Astiazarán vaya rumbo a una emboscada por parte de la familia Munro no únicamente es rumor, hay fundamentos, pues el amor de padre le gana al propio Ernesto Munro.

Y por si eso fuera poco, la posibilidad de que Acción Nacional le abra las puertas a El Borrego Gándara debe de estar poniendo nervioso al de Guaymas.

Quizá por eso se le vio la semana pasada en cerrada plática con el nuevo dirigente de Movimiento Ciudadano, Charly León, partido que se está convirtiendo en atractivo para las diferentes opciones rumbo al palacio.

Toño Astiazarán charló con Charly León y lo más probable es que quería escuchar cómo están las cosas en ese partido, pues el propio Toño los tuvo de aliados en las elecciones pasadas, cuando contendió al Senado de la República con Leticia Cuesta.

Movimiento Ciudadano está en la mira de Ricardo Bours, tras sus fracasos de pretender ser candidato a Gobernador, porque le gustó el control de los hilos del poder, especialmente en el rubro de la justicia, además prácticamente fue co Gobernador con su hermano Eduardo Bours Castelo.

Richard se salió del PRI porque no le cumplían el capricho de ser candidato a Gobernador y en su rabieta renunció, a pesar de lo bien que lo trató su actual presidente Ernesto “El Pato” De Lucas, quien le tenía respeto por la relación con Eduardo, no ganada por él mismo.

El tema de Ricardo Bours en el PRI es muy sencillo, ese partido no lo haría candidato porque nomás no ganaba, y punto.

La apuesta del de Cajeme fue ir por la vía independiente, donde apostó que se convertiría en candidato a Gobernador independiente, pues contaba con todos los recursos a su favor. Vaya estrellada que se dio, porque no logró su reto.

El del Yaqui culpó al gobierno del estado de que sería bloqueado por el mismo Consejo Estatal Electoral, pues depende, según versión de Bours, del Palacio de Gobierno. Pero la realidad es que nomás se la llevó en comidas y charlas con amigos en su recorridos por el estado, y en entrevistas pues es muy bueno para hablar y buscar camorra (ya le ha buscado pleito a Manlio Fabio Beltrones en el pasado, donde la reacción por parte del ex gobernador fue directa y contundente, sacándole mejor hoy en día la vuelta RBC, buscando otros sayos).

Y vaya que no sabe escoger a sus adversarios Ricardo, pues se fue a meter entre las faldas o terrenos de la líder Dolores del Río Sánchez a quien pretende Bours borrarla del mapa de ese partido y comprar, según él, la franquicia de ese instituto político que está avanzando en el estado, gracias al trabajo de la hoy Diputada.

Es riesgoso para Ricardo hacer ese movimiento político, porque si fracasa de nuevo irá perdiendo más credibilidad y se irán diluyendo sus ganas de ser Gobernador de Sonora.

Al menos que el PRD u otro partido, de esos nuevos, le preste su marca.

Debe Ricardo aceptar que no tiene oportunidad de llevar por la vía del sufragio de nueva cuenta a las mieles del poder, y enfocarse en fortalecer su relación con Ernesto Gándara, quien le ha demostrado este último de su prudencia, al grado de aguantar la gachada que le intentaron hacer en Abelandia al ponerle la gorra con el nombre de Ricardo Bours, como si eso fuera crucial o señal divina de que el de Cajeme es el bueno o el indicado para ganar la elección a gobernador, o que fuera indicativo de que EGC declinará por Bours.

Por supuesto que la ocurrencia no le sirvió de nada, escupieron hacia arriba porque la gente mostró sus afectos y simpatías para el grande de Sonora. 

Ya lo hemos dicho, Ricardo debe sacar sus propias cuentas, y si en dos ocasiones ayudó a Ernesto Gándara para que fuera el candidato a gobernador por el PRI, en esta tercera, prácticamente El Borrego la tiene amarrada por ese partido, y está cerca de dar la pelea y poder convertirse en Gobernador, si las cosas se ponen en su lugar, como el propio Ricardo.

Movimiento Ciudadano se está convirtiendo en un partido atractivo, y de alguna manera redituable, pues tiene actores en algunos municipios que son cuadros electoralmente comprobados y han dado la pelea en las contiendas electorales.

La diputación de Dolores del Rio Sánchez es valiosa por su participación, tanto así que la misma Lola ya ha dicho que le interesa participar como candidata a Gobernadora, al mismo tiempo que Bours realizaba amarres a nivel nacional.

No creemos que Lola del Río se deje y ceda ante el capricho de Ricardo Bours de querer a chaleco ser candidato a gobernador por MC, y sería hacerle caso poner sobre la mesa la salida de Dolores de ese Instituto que ella ha logrado sea una real alternativa electoral.

Lo que no encaja, es que es lo que verdaderamente pretende Dante Delgado, líder moral de ese partido, quien ha dicho que no quiere ir en alianza con el PRI en el 2021, pero sí charla y mantiene comunicación y amistad con el Grande de Sonora, Ernesto Gándara.

Habrá que preguntar si ese partido acepta ir en un fuerte trabuco, formado por diferentes fuerza políticas y ciudadanas para hacer frente a MORENA. 

Gracias siempre.