Entre Abelandias y Borregadas te veas…

2020-01-13

No se por qué no me trago el anunciado escenario de que dos grandes amigos, aliados y casi hermanos vayan juntos en las boletas electorales de las próximas pizcas electorales 2021, pero como contrincantes.

Ernesto “Borrego” Gándara Camou y Ricardo Bours Castelo tienen mucho en común.

Aliados, proyectos, ideas, enemigos y bastantes otras cosas más, y si bien es cierto Ricardo Bours ha mencionado con insistencia que considera que le toca al ex alcalde de Hermosillo apoyarlo en su plan de ser gobernador, porque antes en dos ocasiones ayudó él a su amigo el Borrego a estar en la pelea por la gubernatura manteniéndose firme a su lado hasta el último momento, donde al final no le favoreció en lo interno, primero contra Alfonso Elías Serrano, donde fue víctima de una patética emboscada y después con la hoy gobernadora del Estado Claudia Pavlovich, donde sufrió el ir en contra de los acuerdos entre Manlio Fabio Beltrones y Enrique Peña Nieto, quienes consideraron que eran los tiempos de las mujeres y que CPA era la indicada.

Insiste Richard que ahora merece ser apoyado por el Borrego Gándara, quiere cobrarle el favor, lo quiere de nuevo como aliado, pero él encabezando el reto, insiste en que no  lo quiere como enemigo, lo busca, dicen como su apoyo, quizá se refiere como coordinador.

Sin embargo, la realidad es que Ernesto “Borrego” Gándara está muy arriba en las encuestas y si Bours consideró tenía posibilidades el Grande de Sonora en las dos anteriores ocasiones, debe como empresario, hacer una exhaustiva evaluación, un corte de caja y ver cómo está en verdad el mercado político, para darse cuenta que en esta tercera oportunidad EGC está más cerca de lograr ser el representante de su partido como la opción a mantener el Palacio de Gobierno que hoy encabeza la Dama Dorada con los logos de su partido el PRI.

Ricardo se fue del PRI, porque se dio cuenta de la voracidad de algunos operadores de Palacio, verbigracia del hombre más poderoso del gabinete, Pompa Corella, que dejó de respetar a Bours Castelo durante los primeros años de secretario de gobierno.

La aventura de Ricardo fue con la intención de ser candidato independiente, una especie de Bronco de Nuevo León, pero no tardó mucho en percatarse que el Consejo Estatal Electoral está dominado por el nogalense y obvio le pondrían mil obstáculos. Y sus sospechas tienen sustento.

Por eso buscó calorcito a nivel nacional, con el partido Movimiento Ciudadano, donde la líder estatal era María Dolores del Río Sánchez, quien quiere ir en las urnas como gobernadora por ese partido.

Dante Delgado, no hay que negarlo, es amigo de Gándara Camou y aunque han dicho que no quieren alianzas con el PRI, sí hay coqueteo entre el Borrego y Dante. ¿pero cómo llegó Bours al nacional de Movimiento Ciudadano y para qué? Esa es otra historia, que pronto se contará.


Ernesto Gándara, a quien otros partidos le han coqueteado para jalarlo a que sea su candidato, se ha mantenido firme en las convicciones que le heredó su señor padre Don Cesar Gándara, y es, nos dice, difícil pensar que se vaya de ese instituto, sin embargo acepta y alienta la posibilidad de armar un trabuco, invitando a otros partidos, organizaciones y otros tantos ciudadanos con potencial en el medio económico, cultural y por supuesto político.

Que conste que de ninguna manera estamos desestimando la capacidad y potencial del aguerrido Yaqui, RBC, quien tiene un amplio frente de apasionados seguidores ( de esos que les gana la polaca), algunos que estaban con el propio Ernesto Gándara y que andan, según su sentir a la deriva, en cuanto a los aprecios del Borrego desde el 2015, donde algunos esperaban un grito de guerra y hasta sangre, en contra de la propia gobernadora y el PRI. Por supuesto Ernesto fue prudente y no convocó a sus entonces huestes a un campo de batalla, a los que dicen se sintieron abandonados. Pero vimos que muchos se metieron a trabajar para el propio PRI en lo municipal o estatal y otros buscaron otros horizontes, como no participar o irse simplemente con otros partidos.


Pero en la política también existen los hijos pródigos.

Ricardo Bours podría serlo, según la óptica del propio dirigente del tricolor Ernesto “El Pato” de Lucas, quien a pregunta expresa nos respondió que las puertas así como están abiertas para que se vaya quien lo crea prudente, también están abiertas para su retorno.

Me imagino que el Borrego puede decir lo mismo para los gandaristas que mal interpretaron la prudencia del grande de Sonora, con descuido o abandono para ellos quienes fueron sus seguidores (algunos) que aún no se vuelven a acercar y que por casualidad andan con el Yaqui power.

Basta con que la aspiración del Borrego se siga consolidando, le vean ese empuje y potencial, les pegue una buena palmadita, arreglen los malos entendidos y se vuelvan a sentir motivados con su proyecto, de quien se considera un elemento con magnetismo popular y posibilidades de dar la pelea, claro, contando de que Ricardo Bours vaya en potencial lugar en ese engranaje, que puede dar resultado si los astros se le siguen alineando al grande de Sonora.

Gandara Camou ya vio con quien cuenta, apoyo que se reflejó en la Borregada, donde para muchos fue extraño y sospechoso cómo desde el Palacio, le recomendaron a la gobernadora – esos traviesos y perversos malos asesores- realizara el brindis del gabinete y staff cercano a la misma hora y día que EGC organizó la tradicional Borregada ( la de Hermosillo). Algunos dirán que fue mera casualidad, pero en la política e intrigas no existen las casualidades, sería ingenuo pensar que fue por azares del destino.

Nos dicen que algunos funcionarios cercanos a Miguel Pompa no dejaron tomarse la foto, y si se las tomaron solicitaron no muestrear dicha gráfica, en fin. Así están los malos entendidos entre la familia priista, que han provocado esos perniciosos traviesos de Palacio.

Ernesto “El Pato” de Lucas apenas llegó, los leales Miguel Ángel Murillo y Jorge Vidal Ahumada, no podían faltar, Francisco Gutiérrez, magistrado presidente del STJ en primera línea, nos extrañó la presencia de connotados panistas, cercamos a Pompa Corella, como don Gustavo de Unanue Galla.

Raúl Navarro llegó en los primeros minutos, pero se disculpó para cumplir también con el brindis de su jefa.

A Javier Gándara lo jaló la sangre y dio interesante mensaje, que a la familia se apoya.

Mucha gente participó y Ernesto Gándara cumplió con la mayoría, lo interesante fue que la gente se la pasó bien, algunos se fueron, pero llegó la misma cantidad de personas, dando una percepción de lleno total. 


En la semana, Ricardo Bours será anfitrión de su tradicional Abelandia, que celebrará en este 2020 los días del 17 al 19 de enero.

Los amigos en común nos dicen que habrá interesantes señales, y no precisamente de humo, sino de cara al 2021.

Aunque son otras condiciones en este festejo, donde la intención es convivir y pasarla bien, no será ya con tintes tricolores, como en sus orígenes, y por muchos años, ahora, ya no creemos aparezca la gobernadora Claudia Pavlovich, y mucho menos pensamos que Miguel Pompa sea esperado con los brazos abiertos, es más creemos que sería non grato.

El dirigente del PRI, Ernesto De Lucas, tiene compromisos en el extranjero por lo que se disculpó, hay que ver si pueden asistir, como en otros años, Gándara Camou y Toño Astiazarán. Creo que Guillermo Silva sí irá, al igual que otros tantos.

Hay que recordar que Ricardo es reconocido por ser extraordinario organizador y mejor anfitrión.

Estaremos atentos a los mensajes y señales de Abelandia 20-20.

Pero insisto, hay mucha raza que comparte amistades con Ricardo Bours y Ernesto Gándara, por eso entre Abelandia y Borregadas te veas.

Gracias siempre.