El colapso de OOMAPASN

2020-01-13

Iniciando la administración actual encabezada por Rosario Quintero Borbón, el grupo de ediles que integra cabildo solicitó realizar una auditoría al Organismo Operador Municipal de Agua para obtener un diagnóstico y evaluar las condiciones -a detalle- de la situación real en la que se recibía la paramunicipal. 

Ha pasado un año y medio y no se tuvo una respuesta de la petición, pero no solo eso, si se pensaba que las condiciones del organismo no estaban bien, ahora sabemos que están peor.

La situación es delicada: se incrementó la nómina, los contratos y las licitaciones son de dudosa transparencia, no hay material básico para operar y existe una fuerte ruptura entre la administración municipal y OOMAPASN.

A estas alturas a nadie le queda duda que Rosario Quintero es una persona soberbia, incapaz para conciliar, cumplir y llegar incluso a los acuerdos mínimos. Subrayo, la acusación es en su labor como representante de la voluntad del pueblo, independientemente de su género ha hecho un pésimo trabajo.

Ahora vemos a uno de los organismos más importantes para la operatividad de servicios tan básicos como el agua potable y el alcantarillado con una deuda multiplicada al doble desde el inicio de la administración, la nómina más abultada, las calles de la ciudad destrozadas, baches rellenados con tierra y un servicio deficiente. Hoy más que nunca urge una auditoría.

La semana pasada, el regidor Carlos Quiroz Romo mencionó la Comisión de Hacienda seguirá insistiendo en una revisión a fondo de las finanzas, pues en contraloría existen 22 procesos atorados por falta de voluntad que pretenden conocer entre otras cosas el paradero de 34 millones de pesos que hubo por concepto de recaudación pues a Bomberos le deben más de un millón de pesos, a la cruz roja otros 500 mil y hasta ahora se desconoce el paradero de ese dinero.

En el mismo tenor, el Pleito con el Sindicato de OOMAPASN ha sido el dolor de cabeza de la alcaldesa Rosario Quintero en los últimos meses. 

Tras la salida del director administrativo, León Isaac Mora (principal petición de los conflictos en noviembre), el líder sindical del organismo, Orlando Lara Alcántar, convocó a huelga denunciando la alteración de documentos por parte del municipio de Navojoa. Según su versión, días antes, derribaron la chapa de la puerta de Recursos Humanos, desapareciendo los finiquitos de 16 personas entre ellos el del líder sindical. El caso se llevó a la junta de conciliación y arbitraje y lo perdió el sindicato.

En conferencia de prensa, la alcaldesa Rosario Quintero, dijo que se cumplió con las peticiones acordadas con el sindicato. Las pruebas ofrecidas al presidente de la junta fueron fotografías de equipo con sus respectivas facturas de compra, aprovechando para dar su -ya tradicional- discurso de golpes políticos y mediáticos hacia su persona, echar culpas a administraciones pasadas por el caos en las calles, y todas esas cosas que tanto le gusta decir, pero no dio detalles sobre los despidos y los finiquitos alterados, ni las nóminas infladas ni todas las irregularidades financieras.

Lo único que les queda a los trabajadores sindicalizados de OOMAPASN es acudir a instancias federales para buscar el juicio de amparo directo para efecto de que se revoque la decisión de la Junta de Conciliación y Arbitraje con sede en Cajeme, se reponga el procedimiento y se garantice el derecho de huelga. 

Y en definitiva, fuera de elaborar un juicio sobre si el asunto se trata de meras presiones políticas (porque desconocemos a detalle el expediente), tenemos una realidad donde vemos que los trabajadores de OOMAPASN trabajan sin equipo, ni maquinaria, ni materiales, que carecen de las condiciones para laborar dignamente. 

Vemos baches tapados con tierra, empleados que se sumergen en aguas negras  trabajando en condiciones que los exponen a enfermedades. Hasta cierto punto, una violación de derechos humanos.

Vemos también una nómina reventada con una deuda sin precedentes, pero lo más triste es que lo que no vemos es una conciliación a corto plazo y los platos rotos los pagamos los ciudadanos sin un servicio tan básico como el agua potable y un bacheo adecuado.

 

El Prisma dispersa la luz y revela el espectro de matices de la semana

Espectro ultravioleta al infrarrojo.- Dormir y los propósitos para el año nuevo. En la dinámica del día a día tendemos a olvidar o menospreciar el impacto de un sueño de calidad en nuestro quehacer diario.

Siendo una persona que batalla para dormir, podría decir que he intentado de todo para poder conciliar mejor el sueño. En etapas como la estudiantil mi ritmo circadiano era un desastre porque mis hábitos no eran los mejores y prefería el ocio sobre el descanso.

Fue cuando empecé a entrenar halterofilia y calistenia que con la llegada de entrenamientos avanzados que me exigían más, tuve que replantear la importancia del sueño para una correcta recuperación del cuerpo porque me daba cuenta cómo impactaba directamente en mi desempeño, podía notarlo y medirlo.

Ya que andamos con los propósitos para este año nuevo, estaría bien comprometernos un poquito más con nuestra propia salud. Adquirir buenos hábitos a la hora de dormir impacta nuestra vida de manera positiva. No es que sea un gurú sobre el tema, pero he probado de todo a tal grado que inclusive terminé inmerso en el mundo del yoga.

A pesar de la increíble cantidad de información que hemos adquirido en los últimos años a través de estudios científicos y de que pasamos una tercera parte de nuestra vida durmiendo, la verdad es que sabemos muy poco sobre los mecanismos del sueño. Por ejemplo, todavía no sabemos con seguridad por qué los mamíferos soñamos o necesitamos dormir o cómo funcionan muchos de sus procesos fisiológicos durante esta etapa. Eso no quiere decir que no tengamos algunas cosas claras, organizaciones internacionales coinciden en que el sueño es necesario para pensar con claridad, mantener los reflejos y tomar decisiones. 

Reducir una sola hora de sueño de nuestras necesidades puede dificultar la concentración y entorpece la toma de decisiones y la asunción de riesgos. Pero no solo eso. La falta de sueño también afecta a nuestro estado de ánimo, puede promover la aparición de enfermedades neurológicas y metabólicas, nos hace más propensos a la depresión y cambia nuestra forma de percibir el día. 

Es importante subrayar que al hablar de falta de sueño no nos referimos a las horas que pasamos acostados. Lo que realmente tiene peso en la salud no son las horas "dormidos", sino la calidad del sueño.

Todos hemos leído que es importante dormir determinado número de horas pero a medida que comprendemos mejor cómo funciona este proceso, vemos como la profundidad del sueño es más importante que las horas totales. A esto lo llamamos calidad del sueño. 

Además estudios han demostrado cómo cada persona tiene necesidades distintas de sueño, en horas, las cuales varían según edad, genética y actividad. Los adultos y jóvenes pueden dormir un rango de entre seis y once horas dependiendo de sus necesidades. Los niños y bebés, entre diez y dieciocho horas, y los ancianos entre seis y nueve.

Para mejorar nuestra calidad de sueño debemos identificar los hábitos que lo afectan como el consumo de tabaco y el alcohol (que tienen un impacto muy fuerte). Es cierto que es más fácil dormir con unas cervezas encima pero la calidad de sueño es peor y uno siempre despierta incluso más cansado. 

Otra cosa importante es dejar de lado los dispositivos que emiten luz (azul) justo antes de dormir, como el teléfono, la tableta y la televisión; ya que existen evidencias de que estos provocan cierta dificultad para conciliar el sueño por culpa de la luz y su efecto sobre el ritmo circadiano confundiendo al organismo haciéndole creer que se trata de luz diurna y que es de día. En vez de eso, es mejor leer un libro en papel o en papel electrónico, que no emite luz propia o alguna actividad por el estilo.

De igual manera hay que considerar el entorno y el estado anímico, intentar dejar de lado las preocupaciones que estén fuera de nuestro alcance o que no podamos cambiar en ese momento. Un buen recurso es apoyarse en meditaciones guiadas, en plataformas como youtube hay un sin fin de recursos, basta con buscar “meditación para dormir”.