PRI Sonora, emancipación e independencia 2020

2019-12-09

Se acabó el 2019.

A tres semanas de que culmine el año que aún pisamos, el acontecer político arroja algunos saldos para los diferentes partidos y figuras independientes de cara al 2021.

Los partidos oficiales para sustituir en Palacio a la Dama Dorada, Claudia Pavlovich Arellano, son evidentemente el del Presidente de la República (MORENA) y obviamente el de la gobernadora, el PRI.

En ambos partidos, hay “entes” que nomás no le entienden a esta interesante práctica de ganar elecciones, y se creen merecedores de que pueden triunfar por magia o por obra y gracia del espíritu santo. Vaya ingenuidad.

Morena se cree que con cualquier candidato gana.

El PRI está en la negación de que tiene que dejar la gobernadora -CPA- heredero y que tiene que ser uno de su propio equipo, ¿se imaginan quién dice eso?: los seguidores del hombre más poderoso del gabinete –el número dos- Miguel Pompa Corella, y por supuesto él se la traga y lo fomenta.

La poca capacidad de algunos operadores políticos de Palacio de Gobierno, esos que siempre han mal asesorado a su jefa política, Claudia Pavlovich Arellano, con exabruptos en su actuar, caprichos, inexperiencia, celos políticos, ambición, y lo que usted le quiera agregar, han rebasado sus propias quimeras. Por fortuna la jefa del ejecutivo -CPA- se aplica en los rubros importantes, gana espacios, demostrando su talento y oficio y que es una política que quiere a su pueblo, destacando a nivel nacional en trasparencia de los recursos, entre otros tantos aciertos.

Pero en todas partes hay prietitos en el arroz, y en el actual régimen es la conducción política.

Primero pretendieron alejar del PRI a uno de los principales activos, el más competitivo en estos momentos, con el argumento de que hace seis años ya lo sacaron de la jugada (a Ernesto “El Borrego” Gándara Camou) y que fueron los arquitectos de que la actual mandataria llegara a la principal silla. Más falso que un billete de tres pesos, Claudia ganó por ella y por algunas circunstancias, como el hartazgo en contra de Guillermo Padrés, la operación política de Manlio Fabio Beltrones y que Claudia fue extraordinaria candidata. Nada que ver los Potrillos, Maloros, Yoguis y demás hierbas.

El Borrego ya mandó infinidad de mensajes, no quiere, ni se va del PRI. 

Los puentes entre ambos actores políticos, CPA y EGC, son más fluidos y existe una mejor comunicación.

¿Quién fue uno de los responsables de esa mejor relación? Hay varios, pero el que se atreve a decirle la verdad a su amiga y paisana, es el actual dirigente del tricolor, Ernesto “El Pato de Lucas Hopkins.

Por ello se ha ganado el repudio de los responsables de la política en Palacio.

El Pato estuvo a un tris de ser el bombero político a mediados del sexenio, cuando le propusieron fuera el secretario de Gobierno.

Sin embargo, el Potrillo se afianzó, y se volvió a meter como la humedad a los afectos de la gobernadora, donde hay una impresionante fraternidad.

Le ha salido cara la osadía al Pato de Lucas, de haber aceptado irse al Gobierno como secretario, y Miguel Pompa todavía no se la perdona y hasta lo bloquea.

Va a cumplir un año de que De Lucas Hopkins se dio cuenta que Miguel no quería soltar la influyente posición, a pesar de que era muy cuestionado por el exceso en la rudeza de su proceder con su entorno, inclusive con los de casa, su partido, a quien despreció en varias ocasiones.

El Pato se percató a tiempo y para no ser incómodo a su amiga Pavlovich, se analizó entre ambos otra opción: El PRI Sonora. Y así se escribió otra historia del acontecer grilleril en la entidad.


ERNESTO DE LUCAS, UN AÑO


Leal, sencillo y práctico, así catalogan al actual dirigente en Sonora del Revolucionario Institucional.

A pesar de que el PRI estaba pasando por uno de los momentos más críticos en la vida histórica a nivel nacional, El Pato de Lucas fijó su mirada en la Keneddy y Colosio, donde se encuentra el Bunker de su partido.

Ante el reto mayúsculo, el plan no era que lo dejaran solo.

Los tentáculos del hombre más poderoso del andamiaje de gobierno estatal, acariciaban las estructuras de ese partido, y voraz querían las principales carteras para buscar apoderarse a última hora en las pizcas electorales del PRI. La quieren peladita y en la boca.

Pero durante los meses del 2019 le hicieron la vida de cuadritos al de Magdalena.

Y ante un 2020 nada alentador, el fin de semana, por fin, se nombró a dos importantes carteras, que estaban a la caza del Potrillo y compañía.

Toman protesta dos fichas cercanas al Presidente: Óscar Millán Lanz y Martín Valenzuela.

Acción Electoral y la llamada Secretaría de Organización, esta última es lugar clave, porque ante la salida del Presidente y Secretario General sube por prelación.

En el esquema de los destapes en el 2021, se espera que Ernesto de Lucas aceptará ir a la candidatura a la presidencia municipal por Hermosillo, y que Kitty Gutiérrez Mazón sea la candidata a Síndico (los adelantados auguran para El Pato la candidatura en el 2024 a Senador de la República y Kitty quedaría como alcaldesa interina).

Pero ya la relación se está fracturando, y ante al abandono y apatía de los gurús del Palacio, las cosas están cambiando, al grado de que está pensando seriamente en no ir por la revancha, y buscar el Congreso del Estado, como número uno de la lista plurinominal.


¿Pato vs Potrillo?


 No se quiere dar cuenta el hombre más poderoso del gabinete, Miguel Pompa, que debe algunas.

En charlas con él, siempre nos ha censurado que se le diga la verdad.

Desde su óptica, nos ha dicho, ha hecho todo bien y Sonora y su partido lo aman.

Desgraciadamente si hoy fueran las elecciones, ni en su tierra Nogales gana la alcaldía, ni la diputación local (creo que le pasaría lo mismo en el 2021).

Él pretender ser la opción a gobernador de su partido, no sabemos de dónde carajos lo sacó. Pero se la creyó.

Incomodó a varios, pero eso no le importa, le apostaron a que Ernesto Gándara se cansara y se fuera de ese instituto, o que algo extraordinario le sucediera al Borrego.

Su jefa se dio cuenta, que no hay que alejar al Borrego, porque el PRI lo necesita para dar la pelea y tratar de mantener Palacio de Gobierno.

Las opciones para el de Nogales, son quedarse con el PRI Sonora y negociar la candidatura a diputado local, pero plurinominal como la opción número uno, ya que Natalia Rivera y Pano Salido pueden ir en el dos y tres.

Pero lo perverso y bélico de Pompa Corella lo está conflictuando aún más.

No hay química con Ernesto Gándara, quien soltó de seguro sonora carcajada cuando se enteró que Miguel Pompa quería ponerse al tú por tú con él.

Ante las trabas del aparato de gobierno para el PRI, donde aislaron a De Lucas, podría existir un camino minado de cara al 2021 para todos ellos.

Por eso la urgencia de Miguel por buscar en el año electoral dichas posiciones (PRI y Congreso) porque le apuesta, egoísta, a que su partido pierda, y él quedar protegido.

Pero MEPC no cuenta con que tendrá en contra a un potencial candidato con experiencia como Ernesto Gándara, quien va a buscar que su partido postule los mejores perfiles, los ganadores en cada municipio, y que el Pato de Lucas será su aliado.

Gracias siempre.