Urgían, y llegan acciones por la seguridad

2019-11-16

+ Agregan recursos por la seguridad de los guaymenses; inaugura Gobernadora base de la Policía estatal y entrega patrullas a Guaymas y Empalme; Sara faltó, por estar (dice) en México con Alfonso Durazo; se va Roberto Romano de CEA; la versión mexicana del “Tour de Francia” hace que se pavimenten calles; Célida contra contratos de servicios leoninos.


GUAYMAS, Son.- La seguridad pública es una gran preocupación y no es para menos, con lo que sucede en el país desde que dejamos de educar a nuestros muchachos y formarlos en el buen camino, para dejar libre al egoísta desempeño de quienes administran la riqueza del país.


Ricos cada más ricos y pobres cada día más pobres, generan esa desigualdad que lleva al inevitable brote de la violencia hoy desbordado. Pero hay mucha gente buena haciendo la lucha por bajarle un poco a la barbarie que nos persigue y seguido nos alcanza.


Mientras eso es posible, urgen medidas que repriman esa violencia y Sonora hace su tarea, por eso este jueves estuvo en Guaymas la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano para encabezar una actividad encaminada a fortalecer la seguridad, así se anunció y ratificó, a partir de la coordinación de las tres instancias de gobierno.


En el reflejo material, inauguró la base operativa de la Policía Estatal de Seguridad Pública, luego de encabezar la reunión de la Mesa de Seguridad para la Construcción de la Paz y entregar 10 patrullas a Guaymas y Empalme para ese refuerzo.


La nueva base de la PESP albergará a 40 elementos y 25 vehículos en su ubicación estratégica al norte. Son instalaciones dignas, lo hizo ver la mandataria, pues van a estar allí los hombres y mujeres que nos protegen.


En el recorrido la acompañaron Miguel Pompa, secretario de Gobierno; David Anaya, secretario de Seguridad; Claudia Indira Contreras, fiscal general de Justicia; Arturo Bosco Romero, comandante de la Cuarta Región Naval; y Cruz Isaac Muñoz, comandante de la Cuarta Zona Militar. Es decir, todos los involucrados la meta urgente de pacificar esta región, donde nada es color de rosa.


Pavlovich Arellano entregó 5 patrullas al alcalde de Empalme, Francisco Genesta, y se les vio sonrientes en el intercambio de palabras; resaltó la ausencia de la alcaldesa Sara Valle, pero también que la entrega de otras 5 unidades fue directamente a la Armada de México, responsable de la seguridad pública municipal a partir de que la lucha contra los criminales se hizo dispareja y la Policía local fue desplazada. No grillen este paso, pues no estaba el horno para bollos. Si no lo creen, revisen estadísticas.


Un comunicado oficial local dijo que Sara está en México gestionando programas a favor de la seguridad pública, con el secretario federal del área. Si hacemos caso a eso, no sale de la oficina de Alfonso Durazo.


David Anaya dijo que la base inaugurada albergaría hasta 70 elementos –a veces los necesitamos todos, de veras-- y, de entrada, ahorrarán mucho dinero porque dejarán de pagar hoteles.


En síntesis, desde que se perdió el control de la seguridad en el Municipio, se asume que la fuerza estatal y federal responde desde la prevención hasta el ataque frontal a los malos. Sus resultados, sin embargo, no reflejan contundencia y por eso el trabajo de la Mesa de Seguridad debe darse a conocer más abiertamente, para saber si avanzamos en esa meta pacificadora que urge.


La gobernadora también confirmó que las Fiscalías de Justicia de Sonora y Chihuahua conjuntan esfuerzo para esclarecer los hechos “tan lamentables y cobardes que sucedieron en los límites de Sonora y Chihuahua”. Y se les unió, ya profusamente se divulgó el paso de los agentes, el legendario Buró Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI).


Tajante, señala que “habrá todo el peso de la ley para los culpables, caiga quien caiga”. Afirma que a los desalmados asesinos “hasta debajo de las piedras los buscarán y encontrarán” y ya dijo eso una vez, cuando una joven mujer inocente fue abatida durante un asalto bancario en este puerto. Y los atraparon. Que así sea de nuevo.


TIROS RÁPIDOS:


1.- Buena barrida de funcionarios estatales y resalta la salida de Félix Higuera Romero, para dejar su cargo a Jaime Ibarra González como subsecretario de Servicios de Salud. Raúl Rentería Villa entró por Daniel Hidalgo en Telemax.


Entre esos cambios apareció el de titular de la Comisión Estatal del Agua en Guaymas y Empalme, Roberto Romano Terrazas. Sé que había renunciado un mes atrás y en diciembre se iba, pero no esperaron tanto. Mandaron a un huatabampense de nombre Iván Cruz Barriente. Ojalá sepa del bravo miura que enfrentará.


Romano hizo buena labor, contuvo vicios que carcomen al organismo pero sabido es, ni Supermán podría acabar tanta inercia perniciosa. Pierde CEA en el cambio, pero gana el sector Salud y quien lo encabeza, el contador guaymense Enrique Claussen, a donde llega Roberto. Hará también tarea administrativa.


2.- Casi un millón de pesos se invierten en mejorar pavimentos dañados para poder completar la ruta ciclista del evento nacional Le Tour de France, etapa San Carlos.


Se aplica dinero de empresas que operan en el puerto y algo pondrá la comuna, pues el Ayuntamiento siempre está en crisis, ante el grave problema que implica tener que pagar compromisos “de campaña” y, si queda, entonces se hace una que otra obra. Cínico, pero real. Así son hoy quienes gobiernan el puerto, pues como decía Pancho “El Muñeco” Sánchez, secretario del Ayuntamiento en el trienio de Bernardino Cruz Rivas: ¡No pasa nada!


Tenía razón. El “remolino de la suerte” en el que se meten no genera castigos por el evidente manoseo financiero de los últimos alcaldes y la impunidad, precisamente, alienta a disputar esos cargos para el beneficio personal. A ver hasta cuándo.


3.- Aplaudo a Célida López, alcaldesa de Hermosillo: quiere sacudirse los contratos para operar el alumbrado público y creo que el de la basura.


Guaymas también contrató iluminación y gasta millones en el programa que nunca llegó, y ni se diga en la basura, que comenzó muy bien con la concesionaria PASA, pero en el camino se prostituyó y nos ha ido como en feria.