Rosario Quintero avanza a pasos agigantados a su inminente destitución

2019-11-16

La crisis de ingobernabilidad que rige a Navojoa se ha agravado a niveles que sorprende hasta al pronóstico más pesimista. Desde los primeros meses cuando salieron a relucir escándalos, como el caso de los vales de gasolina clonados o el robo a tesorería, nos podíamos dar una idea del rumbo que tomaría la gestión -si se le puede llamar así- pero ni la imaginación podía concebir la magnitud de los problemas que a raíz de la falta de oficio por parte de las autoridades municipales. 


Entre tanto, la mayoría de los navojoenses que marcan una sana distancia con la política, no prestaban atención en lo delicado de todos esos factores que ahora dan forma a una antítesis en materia administrativa. Es normal, después de una campaña electoral la gente queda fastidiada de la grilla política. Además generó mucha expectativa -tanto buena como mala- la llegada de un partido de oposición a casi todas las posiciones políticas.


Tras un año de haber iniciado la gestión encabezada por la alcaldesa Rosario Quintero, no hay navojoense que tenga duda que la situación no va nada bien: lo vemos reflejado en las calles intransitables, en la ausencia de alumbrado, en la inseguridad y en la carencia de los servicios públicos más básicos como la recolección de basura y el agua potable.


A pesar de que en su tiempo la alcaldesa minimizó e incluso negó el daño patrimonial en cada uno de los casos de corrupción que se han ido presentando, al día de hoy tenemos certeza de fuentes como el mismo Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización que, efectivamente, todos estos actos han repercutido en las finanzas municipales y a final de cuentas en los navojoenses. 


El último, tuvo la gracia de ser exhibido públicamente frente a la alcaldesa y los medios de comunicación en la reciente reunión de funcionarios con miembros del sindicato de trabajadores de OOMAPASN. Una negociación entre ambas partes, derivó en señalamientos por parte del líder sindical Orlando Lara Alcántar, quien detalló con lujo y detalle cómo el organismo operador de agua -sumido en la quiebra- se ha convertido en la caja chica de la familia Escoboza Quintero.


Mencionó ante los presentes que la alcaldesa recibe 300 mil pesos para gastos personales por parte de León Isaac Mora, el Director Administrativo de la dependencia, cantidad que se le entrega en efectivo en una caja de regalos mientras la paramunicipal carece de lo más elemental para operar y prestar el servicio de líquido vital.


Agregó que este funcionario utiliza los recursos de las cuotas captadas por concepto del pago de agua de los usuarios, para pasar obras de drenaje, perforación de pozos, ampliaciones en el servicio y rentas de maquinaria a Irving Escoboza Quintero, hijo de la alcaldesa.


Todos estos problemas se van acumulando como una bola de nieve rodando cuesta abajo para ensanchar la carpeta abierta de la Fiscalía Anticorrupción y el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización; que derivarán en una inminente intervención del congreso y por ende la destitución de Rosario Quintero.


La gota que derramaría el vaso podría ser esta huelga de los trabajadores sindicalizados de OOMAPASN en el Palacio Municipal. El paro representa una traba para la prestación muchos servicios elementales para el funcionamiento de la ciudad y la movilización tanto de los trabajadores, como de sus familias y gente cercana a la que se le puede sumar cualquier navojoense harto de la situación en la que se encuentra el municipio


Desde el pasado 11 de noviembre, los trabajadores de la paramunicipal se manifestaron en las escalinatas de Palacio a la espera de instalar una mesa de diálogo, a tres días de haber iniciado la protesta (y al cierre del presente PRISMA), las oficinas de la presidencia municipal y la secretaría municipal se encuentran cerradas con candado custodiadas con policías.


El dirigente del SUTAPAMN, Orlando Lara Alcantar, notificó a la sindicatura municipal y a la dirección del Organismo Operador Municipal de Agua Potable y Alcantarillado y Saneamiento que el sindicato emplazó a huelga al no cumplirse con el contrato colectivo de trabajo, trato irrespetuoso y hostigamiento laboral.


El “resolutivo” de la alcaldesa fue alejarse de las negociaciones, mientras el Ayuntamiento interpone recurso para el cese fulminante de 20 trabajadores y una demanda penal en contra de su líder sindical Polo Lara, además de que se les descuente el día a quienes fueron a manifestarse. Es como querer apagar una fogata vaciando un tambo de gasolina.


La maestra Rosario Quintero no quiere darse cuenta que este movimiento lejos de solucionar el asunto terminará agravándolo más.


Entre tanto, los regidores enviaron un oficio urgente de desconocimiento de los poderes municipales por la ingobernabilidad que vive Navojoa remitido en especial a las diputadas de Morena: Ernestina Castro Valenzuela, coordinadora en el Congreso de la fracción de dicho partido, y Griselda Soto Almada del XIX Distrito.

El documento, fue firmado por las organizaciones Conaci y Cesnav así como ocho ediles del PAN, PRI, PT, Morena y el síndico procurador, Guillermo Ruiz Campoy.


La carta a las dos legisladoras morenistas resume puntos centrales de la investigación de los hechos denunciados por Polo Lara y el gremio de trabajadores de la paramunicipal y el inicio del procedimiento para que en Navojoa se desconozcan los poderes municipales.


Para la desaparición de los poderes, que implicaría la destitución de la alcaldesa María del Rosario Quintero Borbón, sobran motivos. 


También se pide la agilización de las denuncias en proceso ya presentadas por Conaci y regidores ante la Fiscalía Anticorrupción de Sonora, el ISAF y el mismo Congreso del Estado, sobre actos de desvíos de recursos financieros municipales.


El Secretario del Ayuntamiento, Guadalupe Morales Valenzuela, el tesorero Jesús Antonio Covarrubias, quien aún destituido por Cabildo se mantiene en el cargo, el Contralor Rafael García y el Jurídico Abel Merino Aragón, han dejado un municipio sumido en el caos y la ingobernabilidad y posiblemente en los próximos días el sindicato de los trabajadores del ayuntamiento pida la licencia de Guadalupe Morales de no llegar a un acuerdo a corto plazo.


¿Hasta cuándo la Fiscalía Anticorrupción, y el Congreso del Estado permitirán que Rosario Quintero Borbón tenga sumido a Navojoa en la ingobernabilidad? También pareciera que los Diputados Morenistas que son quienes pueden intervenir en el asunto están más preocupados en temas como la mesa directiva del congreso que por hacer valer la voz de quienes los eligieron.


Inclusive viendo por intereses partidistas, el tener a una alcaldesa como Rosario Quintero que llegó al poder a través de una coalición con Morena, les ocasionará un daño político grave que se verá reflejado en los comicios electorales del 2021.


En exclusiva para las redes del Semanario Nuevo Sonora, la próxima semana estaremos presentando los primeros capítulos de un reportaje audiovisual sobre la crisis de ingobernabilidad del Ayuntamiento de Navojoa, por Alan Castro y un Servidor, que cuenta con testimonios de funcionarios y líderes de opinión de la Perla del Mayo, estén pendientes.


“Nos leemos en twitter, nos vemos en instagram” @davidguiradov