Caso LeBaron y el despertar del sueño feliz, feliz, feliz

2019-11-12



Cuando me toca darme una vuelta fuera del estado y por mi acento o mera curiosidad me preguntan de dónde soy, automáticamente me convierto en un embajador de turismo sonorense. Precisamente, hace poco más del mes escribía que uno de los principales retos que enfrenta el turismo en el estado para poder detonar su potencial (y quizá todo el norte del país) es la mala imagen que se tiene de esta región por los sonados enfrentamientos entre grupos criminales. 


Resulta difícil para el turista internacional imaginarse a Sonora porque rara vez

es mencionado en las guías de viajes para mochileros como un destino atractivo ya para los principales gobiernos y embajadas es prioridad garantizar la integridad de sus ciudadanos y recomiendan no ir por ningún motivo al norte del país.


No en vano, ciudades como Cajeme, Tijuana, Hermosillo han destacado en la prensa internacional por crímenes violentos en las últimas décadas y lo que pasó en Culiacán el mes pasado evidenció aún más ante la prensa internacional el poderío de los carteles y que el gobierno mexicano no puede ni quiere con la responsabilidad de enfrentarlos.


Anteriormente había defendido el turismo sonorense con la afirmación de que quienes vivimos en el estado sabemos que no es un lugar inseguro y que cualquier turista podría transitar por las calles sin problema, pero tenemos que reconocer también que hace falta mucho por recorrer en materia de seguridad. Tal vez ahora me la pensaría mejor antes de hacer esa afirmación. Tal vez hasta cierto punto ya empezamos a dudar en manos de quién estamos.


Las reacciones del gobierno, del gabinete de seguridad y de los actores políticos de la república, demuestran que no importa la preocupación social por la percepción de inseguridad en la que estamos inmersos y que no existe una línea clara para combatirla.


Nos queda claro que predominan la ingobernabilidad, falta de táctica y de estrategia. Peor aun, tenemos a nuestro presidente aferrado a la premisa del “abrazos no balazos” a pesar de que no son precisamente las reglas del juego con la que están jugando los delincuentes que han protagonizado -entre otras cosas- la masacre de la familia LeBaron.


Los hechos de Culiacán representaron un punto de inflexión en este gobierno y la gente empieza a notarlo. Me refiero a algunas personas que veían en AMLO la figura de un mesías incuestionable, me refiero también al quienes no tienen preferencia hacia un partido político en particular y que castigaron a los gremios de antaño con un voto frío por el movimiento de regeneración nacional. 


Ya no se percibe un ambiente del todo agradable para el Presidente en las mañaneras. Cada vez son más en cantidad y en firmeza los cuestionamientos que hace la prensa en la cita matinal en la que poco a poco el mandatario federal pierde los estribos evadiendo, descalificando y mintiendo descaradamente a los mexicanos.


Muchos actores, deportistas, líderes de opinión que alguna vez manifestaron públicamente su apoyo al proyecto de nación de AMLO, ahora le piden -al igual que todos- que diga la verdad, que deje de echar culpas a administraciones pasadas y que se ponga a hacer su chamba.


Porque más que ya nos cansamos de que todo sea culpa de Calderón, que las preguntas que todo mexicano con sentido común tiene son descalificadas porque el periodista quien las hace, trabaja para alguna casa editorial que al presidente no le gusta y en vez de esas respuestas tenemos declaraciones sobre béisbol, refranes y palabrerío dominguero. 


Las ruedas de prensa mañaneras son -en primer lugar- su decisión. Su finalidad era crear un espacio de transparencia y acercamiento donde los medios de comunicación tuvieran un contacto directo con el ejecutivo, es ilógico que le moleste rendir cuentas a los medios a quienes los identifica como sus enemigos, curioso que a los asaltantes, a alguno que otro corrupto de su gabinete o al crimen organizado no los vea de esa manera.


Apenas es creíble que estén muy orgullosos de la supuesta estrategia que dicen tener para combatir la delincuencia. 


Ya no sabemos si seguimos en campaña o por qué le damos prioridad a temas como los bots que lo atacan en twitter, que responden a hashtags sobre el operativo fallido o identificar como el operador de ciertos bots en redes sociales a Luis Calderón Zavala, Hijo de Felipe Calderón y Margarita Zavala.


En definitiva, se ve nuevamente un despertar de mentes consientes, de voces inquietas, del electorado que exigía un cambio y que recibió más de lo mismo. El gobierno de AMLO tiene que tomarse en serio el tema de la violencia y cambiar de estrategia sin pretextos, tanto norte como sur nos vemos afectados y el ejecutivo asume una actitud de ineptitud que no puede solaparse ni defenderse, porque a final de cuentas los platos rotos los pagamos todos los mexicanos.


Si una persona de fuera me preguntara si es seguro venir a Sonora, mi respuesta sería distinta a la de hace apenas unos meses.


El Prisma dispersa la luz y revela el espectro de matices de la semana.


Verde.- Por rumbos de Hermosillo se llevó la presentación oficial del programa veintitantos años, un proyecto en manos de las Jóvenes Ana Lucía Ancheta y Graciela Ibarra; quienes coincidieron en el programa Jóvenes Sonorenses de 100 impulsado por Ernesto de Lucas Hopkins en su tiempo como Secretario de Educación y Cultura.


El programa aborda temas de interés para los jóvenes, concretamente de identidad y rumbo porque durante los 20’s al culminar la etapa educativa y adentrarte al mundo laboral, nos invaden gran cantidad de dudas existenciales que nos hacen cuestionarnos y tomar decisiones importantes que definirán la dirección de nuestra vida a futuro.


Cada episodio tiene un invitado y un enfoque diferente, porque cada cabeza es un mundo y cada persona tiene una idea muy distinta de lo que representa el éxito y la felicidad. Ya está disponible en Spotify, denle una oportunidad. En su cuarta edición invitaron a un servidor a hablar sobre viajes gastando lo mínimo posible (mochilazo) y la experiencia en la ruta hacia el campamento base del monte Everest. 


Rojo.- Tiene Álamos nuevo Comisario de Seguridad Pública. En sesión ordinaria de Cabildo se aprobó por unanimidad el nombramiento del nuevo Comisario, el comandante Daniel Hurtado Esquer será el encargado de velar por la seguridad de los alamenses. 


Daniel Hurtado Esquer cuenta con 19 años de servicio, donde ha sido dos veces subdirector de la policía municipal, jefe de personal y jefe de grupos operativos.


Cían.- Senado nombra nueva representante de la CNDH. La activista y militante de Morena, María del Rosario Piedra Ibarra, fue elegida como presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en una votación del Senado y tomará protesta la próxima sesión de la Cámara.

 

Con esta decisión, la egresada de la licenciatura de Psicología, en la Universidad Autónoma de Nuevo León, presidirá durante cinco años la CNDH hasta que acabe el sexenio de AMLO.


Los senadores del PAN manifestaron su inconformidad alegando que María del Rosario Piedra es militante de Morena, (incluso contendió por este partido en las elecciones de 2018 para una curul como diputada federal) pues señalaron que la CNDH funcionará a modo del gobierno de AMLO. Por si fuera poco.


Nos leemos en twitter, nos vemos en instagram @davidguiradov