Entre el "Borrego" y el "Potrillo" no hay punto de comparación...

2019-07-08

Muchos nos preguntamos el motivo real del por qué el nogalense Miguel Pompa Corella sacó la cabeza, en estos momentos donde va firme como el mejor candidato del PRI Ernesto “Borrego” Gándara Camou. 
Alguna información privilegiada debe de traer el hombre más poderoso del Gobierno del Estado, Miguel Pompa Corella, para atreverse a operar para que su nombre sea manejado e incluido como pre candidato del PRI, junto con el de Ernesto “El Borrego” Gándara, quien le lleva amplia ventaja. No hay punto de comparación entre ambos.
Porque si es pura puntada o nomás una ocurrencia por si pega, es demasiado arriesgado ponerse en el escaparate y no solo él, sino a miembros del equipo actual de Palacio, quienes pueden ser blanco de severas cavilaciones o críticas sesudas de propios y extraños. Los pone en automático en la mira.
Ya se lo mandaron decir, Ricardo Bours, Ernesto Munro y otros líderes de opinión, al externar –Miguel Pompa- que sueña con ser gobernador, choteándolo y solicitándole que mejor despierte o de plano renuncie como secretario de Gobierno.
No son los tiempos para distractores de esa índole. La Secretaría de Gobierno lo requiere de tiempo completo, como lo ha expresado su jefa, la gobernadora Dorada, Claudia Pavlovich: 24/7. 
 Miguel Pompa y compañía, deben de estar buscando la manera de negociar el futuro Congreso del Estado, y es muy válido, simplemente que muchos –supongo que también los propios borregistas- no coinciden con las formas.
Si la intención es lograr las plurinominales, como número uno la protección a Miguel Pompa, no creo que los del grupo de EGC se lo vayan a negar, siempre y cuando lo avale la propia gobernadora.
Especulando pensamos que la lista la integrarían, para defender (de necesitarse) a este gobierno, el propio Miguel, Natalia Rivera y hasta el polémico Jorge Durán Puente.
Y buscarían colocar candidaturas en los distritos, como la de Manuel Puebla, Enrique Claussen, Pano Salido, Ulises Cristópulos Ríos, entre otros que son afines a la Dama Dorada. 

Claro que nos sorprendió escuchar a Alfonso Molina Ruibal, experimentado secretario técnico del Consejo Político del Tricolor pronunciarse por la idea de que el próximo candidato de su partido sea vía elección interna.
 Recordamos cómo de cara al 2003 él –AMR- era el favorito del Palacio de Gobierno, dígase del gobernador en turno Armando López Nogales, quienes aceptaron –ambos- abrir el proceso ante la ausencia del dedo mayor, de un presidente de la República de ese instituto, quien por muchos años fue el gran elector de los destapes en las entidades, pues gobernaba en México Vicente Fox, del PAN.
Eduardo Bours, como se autodefinía: echado pa’ delante, luchó para que se realizara una consulta interna, pero abierta, donde participaron el propio Alfonso, Guillermo Hopkins y el extinto Héctor Cáñez. La jugada le funcionó al de Cajeme.
Bours llegó como abanderado gracias a estas prácticas, la historia se escribió de otra manera. Claro que ese proceso fue de caballeros.
Eduardo Bours demandó piso parejo, advirtió al propio gobernador de esa era, el canapense Armando López Nogales, sacara las manos del proceso, y lo que sea de cada quien hizo su chamba, y los demás pre candidatos jalaron en aras de que el PRI siguiera en Palacio.
Alfonso Molina fue un buen perdedor, pues tiene tatuado al PRI desde temprana edad y es todo un institucional.
Los otros candidatos, Guillermo Hopkins y el extinto Héctor Cañez, tenían nulas oportunidades.
Sin embargo, en la elección constitucional por poco y pierde Bours Castelo, si no hubiera tenido los votos de otros partidos aliados.
Con ese antecedente del 2002-2003, Alfonso Molina se inclina para que el PRI realice un proceso interno.
Pero quizá nuestro estimado amigo, olvidó como Eduardo Bours no hizo lo correcto en sacar las manos de un proceso interno que se celebró seis años después.
Su terquedad, de querer imponer un incondicional y dejar heredero, con la idea de que su partido – se lo susurraba a cada rato al oído la detestable Recua Maldita- ganaban con cualquier candidato, de los que sonaban en aquel tiempo, Antonio Astiazarán, Ernesto Gándara y Alfonso Elías Serrano, inclinándose por este último, su amigo, el menos conocido en el círculo rojo.
Toño vio la terquedad de Bours y se hizo a un lado, mientras que Ernesto “El Borrego” Gándara le entró sin miedo, sin imaginar que fue derechito a una emboscada amañada, manipulada y desaseada para quitarlo del camino, y al final, de todas formas, no le resultó a EBC porque simplemente fue el primer gobernador del PRI que perdió una elección para que siguiera gobernado en Palacio su partido.
Eduardo Bours sufrió de amnesia y no fue caballero como ALN, y su interna fue un total fracaso. Con el resultado ya conocido por todos, donde el PAN triunfó por primera vez en Sonora, con su candidato Guillermo Padrés Elías.
Alfonso Molina fue claro, de que no habrá dedazo a nivel nacional, desde el PRI ( gane quien gane la próxima dirigencia) ya que considera que serán y deben ser los propios priistas quienes elijan a  sus representantes en las boletas electorales.
En cuanto a alianzas -nos dijo- será el propio Consejo Político, del que es secretario técnico, quien decida si van o no en alianza con otros partidos políticos, porque si hay una alianza, esta sería la manera de mantener la gubernatura.

 Sin embargo, las posturas del presidente del PRI Sonora y la del prestigiado secretario técnico del Consejo Político, Ernesto “El Pato” de Lucas Hopkins y Alfonso Molina Ruibal son obviamente similares, están en amplia sintonía, porque sencillamente es lo que debe de considerarse como potenciales reglas del juego de cara al 2021.
“La tierra es de quien la trabaja” y hay una especie de banderazo en cuanto a los prospectos del Revolucionario Institucional, ya no aplica -nos dicen- aquella regla de que quien se mueve, no sale en la foto, y va para todos los partidos.
El que quiera una candidatura que la vaya trabajando y que vaya pensando cómo puede ganar la elección.

Pero para ello, no es un secreto, Ernesto Gándara Camou está trabajando desde hace mucho.
El grande de Sonora trae impresionante trajín político, mantiene fuerte magnetismo con el electorado y con el círculo rojo con quien hasta el momento ha conectado bastante bien.
Las charlas y encuentros, los ha tenido con diferentes líderes políticos, no necesariamente priistas, que lo avalan como una opción más fuerte rumbo al Palacio.
Por ello la incomodidad de algunos personajes del Palacio, quienes se molestan porque EGC no los ha procurado todavía.
Ven que el popular Borrego avanza firme y que aunque aún no inicia su proyecto – quien nos dijo – que a partir de que deje su responsabilidad en el CEN del PRI se vendría a radicar de tiempo completo a Sonora, para visitar con más frecuencias a sus múltiples amigos que tiene a lo largo y ancho de la geografía sonorense.
El Borrego se ha reunido recientemente con personajes como Ricardo Bours, David Figueroa, esta por sostener charlas con el dirigente del PRD Sonora, Miguel Angel Armenta, y a nivel nacional, por mencionar  tan solo uno: Dante Delgado, quien le prepara el camino para tener coincidencias con Dolores del Río Sánchez.

Miguel Ángel Armenta en su visita a las instalaciones al semanario político número uno, dejó abierta la posibilidad de crear un frente común para las futuras elecciones, con personajes ( siempre y cuando las encabecen) como Ricardo Bours, Toño Astiazarán o Ernesto Gándara Camou, a los que consideró buenos sonorenses, que no han sido señalados con actos deshonestos cuando ejercieron la administración publica. Los tres fueron alcaldes de sus respectivas ciudades, y a su ver, pasaron la prueba como buenos mandatarios.
Aunque a Miguel Ángel le gustaría que su partido fuera solo, o de plano en una alianza con la verdadera izquierda, pero lamenta que MORENA les haga la cara de fuchi, y no los acepte para ir juntos por el Palacio de Sonora.
¿Se estará gestando el trabuco político entre la mayoría de las fuerzas políticas y partidistas, en contra de MORENA?
Ya veremos.
Gracias siempre.