Figuras

2019-06-24

¿Encontronazo en el PRI para la candidatura a gobernador en el 2021, entre Ernesto “Borrego” Gándara Miguel “Potrillo” Pompa Corella

¡Que va! 

¡Para nada! 

Hay niveles, y el hombre más poderoso del gabinete de la actual administración, no tiene los oficios, mucho menos la estatura para ser el representante del tricolor en las futuras pizcas electorales, menos en estos tiempos atípicos donde el PRI requiere de la artillería pesada, si realmente desea mantener la principal silla de palacio, hoy en manos de Claudia Pavlovich

Es una verdadera puntada, una payasada que se crean la especie de que el de Nogales pueda dar la pelea y se pueda convertir en el héroe del 21. Solo es factor de división. 

Tal ocurrencia la sembraron los propios cercanos – focas del Potrillo- que se han visto beneficiados por alguna circunstancia y obvio tienen el preciado cheque verde, y todo se justifica en una tesis trasnochada de que Ernesto “Borrego” Gándara Camou deje el PRI para irse como independiente. 

Que yo sepa, nunca ha manifestado EGC que dejará las filas del Revolucionario Institucional, y si acaso es cierto que hay la intención de que se vaya del PRI, como se fue Antonio “Toño” Astiazarán y Ricardo Bours, es el anhelo guajiro de los propios potrillistas quienes ya traen la grilla en contra del grande de Sonora, como los políticos de pacotilla Próspero IbarraFaustino Félix y el diputado Rogelio Díaz Brown, quienes han pregonado que no los han tomado en cuenta, al circular -supuestamente- Gándara Camou por Huatabampo y Cajeme, sus presuntos feudos. Craso error. 

Para empezar, ellos no son buenos puntos de referencia, como lo que presumen, de jefes políticos de esos rincones, y segundo, aun ni si quiera Ernesto Gándara tiene que ir a platicar o pedirles permiso a ellos, vaya estupidez. 

No son los tiempos y además se nota la tendencia de estos priistas, que siempre han dañado al instituto, dando vergüenza ajena cuando gobernaron sus respectivos municipios. 

Su actitud de perdona vidas no le sirve para nada al buen gobierno que ha sostenido Claudia Pavlovich, y que mantiene un Sonora conciliado, con más razón, se debe de dar en su propio partido político. 

Si bien es cierto del cariño que le tiene la mandataria a su hombre de confianza, dígase PompaMiguel no debe de descuidar su labor como Secretario de Gobierno, que durante sus primeros tres años fueron pésimos, y que en la actualidad ha enderezado un poco el barco como operador político. 

Que no eche a perder lo ganado. 

Es temerario, como les gusta exponer a cada rato a su jefa política, con fantasías, falsos enemigos, paranoias y esas cosas ociosas que tanto daño hacen en cada administración sonorense durante los últimos períodos de los mandatarios. 

Por fortuna, Claudia Pavlovich no se presta a esas versiones, y siempre corrobora información, por lo delicado del tema, y porque sencillamente ya le han fallado en el pasado, al endosar enemigos. 

El camino rumbo al cuarto informe de gobierno va bien, salvo los temas de inseguridad, donde debe de haber algunos ajustes en un tema tan delicado y sensible para la sociedad, pero hay que recordar que mucho tiene que ver la coordinación entre los tres niveles de gobierno, por lo que se ha inclinado la mandataria, para que las cosas mejoren; si la federación y los municipios se ponen las pilas, pueden componer el desorden social que está rebasando a estas autoridades. Por lo pronto el fin de semana hubo interesantes promesas por parte del Secretario de Seguridad en la nación. 

Pero volviendo con Miguel y Ernesto, ya veremos que sigue en el tema, y esperemos que exista una jalada de orejas, para que no se siga promoviendo la intención de poner en jaque a Ernesto Gándara, quien es uno de los más valiosos activos que les puede funcionar para las futuras elecciones, siempre y cuando, no empiecen con su peligroso fuego amigo y su típico canibalismo político. Que ni para eso son buenos, al ir en cada intriga, la firma estampada, de quien la realizó. 

 

RICARDO BOURS, ¿NEGOCIADOR? 

 

Al parecer, el empresario del Yaqui Ricardo Bours Castello es el intermediario – por el momento- entre Ernesto “Borrego” Gándara y Antonio “Toño” Astiazarán Gutiérrez

La semana pasada -en el mismo día- Ricardo se reunió con ambos, pero por separado, de lo que hablaron solo ellos lo saben. 

Pero el trío está dando mucho de qué hablar, y el tema, no nos ha quedado bien claro, si es el famoso trabuco político de cara al 2021, donde quieren crear un frente unido contra MORENA. 

Los tres quieren el poder, la gubernatura, y hay coincidencias en los temas que traen, siguen construyendo, cada quien desde su respectiva trinchera, con el ánimo de seguir dialogando. 

Y obvio, hay mas involucrados. ¿ MC, Dolores del Rio SánchezDavid Figueroa, etc.? Ya veremos. 

 

MIENTRAS QUE el popular Ernesto “El Pato” De Lucas Hopkins, patriarca del Instituto político, nos dice respecto a la situación de la efervescencia política en su partido, que “la tierra es de quien la trabaja” y que no ve ningún tiro entre El Borrego y El Potrillo

Es más, augura que van a aparecer más pretensos a la principal silla, por ese partido. ¿Será? ¿y con qué intención? 

Nos dice que no hay ningún reto o complot, muchos menos se está poniendo en jaque a Ernesto “Borrego” Gándara, incitándolo para que deje ese partido, y se vaya de la forma (candidato) independiente, para que uno de los favorecidos de palacio, quede como candidato, verbigracia Miguel Pompa

No quiere que Gándara se vaya del PRI, como se fueron Toño Astiazarán y Ricardo Bours, e insistió en manifestar que son sus amigos y que la puerta la tiene abierta para ambos, por si quieren retornar a La Casa del Pueblo, por Kennedy y Colosio. 

 

PREOCUPADOS HASTA EN MORENA POR EFECTO GACELA DE SONORA  

 

No hay que negar que Ana Gabriela Guevara llevaba preocupante handy cap rumbo a la carrera por la sucesión del mando en el gobierno de Sonora. Generó envidia y celos políticos. 

Preocupó a propios y extraños, como la gacela de Sonora, se movía libremente por el campo de la geografía estatal, cada fin de semana traía agenda con las siglas del PT. 

Incomodó hasta a sus aliados de MORENA, quienes son propensos evidentes al canibalismo político y no aceptan otras cartas (opciones) que nos sea su jefe político Alfonso Durazo

La exhibida a nivel nacional que le dio el semanario PROCESO, nos dicen, trae dedicatoria de personajes que tienen niveles nacionales y pueden filtrar cualquier tipo de información (cierta, falsa, tendenciosa), para que se aprovechara la recta y mezclara el tema de que Guevara ya estaba “haciendo” campaña para gobernadora por Sonora. 

No es de ninguna manera Manlio Fabio Beltrones ese personaje nacional, porque mantienen ambos una amistad de respeto, tampoco del Palacio, pues en el pasado operaron juntos para sacar al PAN de Palacio. 

Pero no se dice mucho del propio Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño, quien se mueve como pez en el agua por todo lo largo de país, y su mira, una de ellas es precisamente su natal Sonora. Siembran la duda de si algo tuvo que ver el de Bavispe y lo ubican como el principal sospechoso. 

Claro que hay argumentos, cuando se sabe que la lucha por el poder interno en MORENA no es únicamente con la mira del 2021 en Sonora, sino que va más allá en una confrontación por el Palacio Nacional, entre Durazo Montaño y Marcelo Ebrard, ambos con las mismas circunstancias y oportunidades de manejar las cosas, tanto en la entidad norteña como en el futuro por ocupar el cargo y la banda que ostenta su jefe Andrés Manuel López Obrador

Después de la envestida a Ana GabrielaEbrad manda saludos para el estado de Sonora, minutos después de que se supiera la reinstalación como delegada federal de Petra Santos, ¿otro mensaje, o mera casualidad?  

  

CELIDA LOPEZ, SE CONSOLIDA  

 

La alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas, se afianza como una de las alternativas para la reelección de Hermosillo, y se sitúa con posibilidades de que sea considerada como carta al Gobierno de Sonora, en dado caso que Alfonso Durazo con quien ha hecho alianza lo quieran para ser el sustituto o suplente de Andrés Manuel López Obrador

Ella sabe que la política es de oportunidades y circunstancias y aunque no se hace telarañas mentales en aspirar a cambiar de Palacio, y convertirse en la principal inquilina del edificio de al lado de donde despacha, ella ha esquivado los vendavales que, en la mayoría de los municipios, sus homólogas y homólogos traen tremendo desgarriate político.    

Ella es feliz, si su partido la considera en la reelección y si Durazo se convierte en el primer gobernador de MORENA, donde podría ser hasta secretaria de gobierno.    

Por lo pronto, como jefa política de la capital, se coordina con los demás funcionarios de las delegaciones, y aunque son terrenos empantanados, ha sabido transitarlos, y aprovecha la federación para ir a tocar puertas en la selva de asfalto. 

Su equipo se afianza y ya vemos a personajes frescos, como Bernardeth Ruiz y al práctico y efectivo funcionario Edgar Sallard, en la lista de alternativas para el Congreso del Estado. Si no al tiempo. 

Y una de las muestras de la comunicación fluida con Durazo, es tener operando en palacio, a uno de los principales amigos personales del actual secretario de Seguridad Pública, el empresario Alfredo Gómez Sarabia, quien firma como el número dos, dígase secretario del Ayuntamiento.