Hermosillo 2021 y su futuro huésped de palacio.

2019-04-29

Se manejan con insistencia los pretensos para suceder a Claudia Pavlovich, pero se habla poco de quiénes son los posibles para llegar a ser presidente municipal en la futura elección y ser el mandamás de la capital.

 

La capital del Estado, Hermosillo, donde el tema político estuvo en boca de muchos por el caos que realizó su ex alcalde, Manuel Ignacio “Maloro” Acosta, señalado por muchos como una verdadera decepción, que se aprovechó de las bondades de la comuna para beneficio propio y de un puñado de cercanos.

 

No se descarta, de ninguna manera, que Célida López sea factor de unidad en MORENA para ser candidata a gobernadora, siempre y cuando supere el síndrome de la tentación que dejó muy mal parado a Maloro Acosta y a algunos antecesores que son señalados por lucrar con el patrimonio municipal.

Célida le está echando ganas y su nombre permea en el propio MORENA, para ser candidata a la gubernatura, por supuesto que ella ha manifestado que su carta favorita es Alfonso Durazo, y si Alfonso se viene como candidato, ella le entra al tema de la reelección.

Ahí está Célida para las dos posiciones; de igual manera, el líder del PRI Sonora Ernesto “El Pato” de Lucas Hopkins, quien ha manifestado en privado, que si va de candidato a gobernador por su partido en el 2021 su tocayo Ernesto “Borrego” Gándara Camou, le gustaría ser su compañero de fórmula e iría por la revancha a buscar ganar la capital del Estado.

 

Hay quienes consideran que el PRI y PAN están muertos electoralmente.

Pero, tal aseveración es algo aventurada.

Vemos en la capital un PRI vivo, con la presencia de los Ernestos, Gándara y De Lucas.

Ambos pueden ser compañeros de fórmula gobernador-alcalde y si le sumamos algunos personajes a esa fórmula como la sangre nueva de: Manuel Puebla, para diputado local, y la activa Brianda Vivián, a la diputación federal, ya vemos que el 2021 está agarrando fórmula y se ve alentador para ellos.

Ulises Cristópulos y Lupita Olvera tienen demasiada experiencia en estos terrenos, difíciles políticamente y cualquiera de ellos puede ser candidato, tanto a la federal o local.

Personajes valientes como Natalia Rivera, nunca están de más en el tricolor, y ella puede, también ser considerada como diputada federal, o volver para ser diputada local, de nuevo, y terminar esa misión en el Congreso del Estado, pues solicitó licencia hace tres años.

A los azules se les mueve una patita, hay que recordar que como candidato a senador, en poco tiempo con el color del PAN, Antonio “Toño” Astiazarán logró muchos votos en la capital.

Si Toño va como candidato a gobernador, el PAN puede conseguir un excelente cuadro como los tres diputados locales: Gildardo Real, Eduardo Urbina y no hay que perder de vista a Alejandra López Noriega, quien va por dos ocasiones como legisladora estatal y una como habitante de San Lázaro, al figurar como diputada federal.

El albiazul también tiene otra interesante carta con el nombre de Luis Serrato Castell, joven que se ha sabido mover en su partido muy bien, y se encuentra, él y su hermano, José, en privilegiados lugares, Luis como delegado regional del CEN del PAN, y José como el titular de las finanzas con Ernesto Munro, PAN Sonora.

 

Los tiempos atípicos que se presentan en la actualidad en el tema de la sucesión del Palacio de Gobierno ha dejado correr a los potenciales aspirantes a sustituir en el 2021 a la Dama Dorada, Claudia Pavlovich Arellano, quien ha demostrado su entrega por el bienestar de los sonorenses, destacando durante su gobierno el tema sobre trasparencia y la apertura democrática, gobernando para todos.

La Dama Dorada es respetada en la clase política, los partidos la reconocen como una verdadera líder, justa y trabajadora, incansable al realizar constantes giras en el resorte estatal, nacional y hasta internacional, siempre buscando el bienestar de la entidad.

Sin embargo, el hecho de que se mencionen nombres para convertirse en su sucesor parece no incomodar, ni molestar a la principal inquilina de Palacio de Gobierno.

Ella se encuentra en un estado de confort al tener cercanía con la mayoría de los “sonantes” donde desfilan nombres como el popular Ernesto “Borrego” Gándara, Sylvana Beltrones, Rogelio Díaz Brown y el propio Ernesto “Pato” de Lucas, todos ellos de su propio establo político, el PRI.

Sin embargo, si le sumamos que en el PAN va en caballo de hacienda, el guaymense Antonio “Toño” Astiazarán Gutiérrez, conocemos que entre ellos CPA-Astiazarán no hay fuertes agravios y son amigos desde hace muchos años.

Otra: la líder de PT, Ana Gabriela Guevara, quien es la favorita de ese partido que puede lograr una alianza – de nuevo con MORENA y Verde Ecologista – tiene cercanía con Pavlovich Arellano, pues no es un secreto que en el 2012 la Gacela de Sonora, indignada con Acción Nacional, hizo un frente común para que la hoy gobernadora triunfara ante un candidato fuerte como Javier Gándara Magaña, a quien arrastro la corrupción que se dejó correr durante el gobierno de Guillermo Padrés Elías y caterva de socios que se beneficiaron a costillas del trafico de influencias y con recursos del erario público.

Célida López, actual alcalde , si supera la terrible situación que dejó el desastroso ex alcalde Manuel Ignacio “Maloro” Acosta Gutiérrez, puede ser una carta atractiva para unificar a MORENA y PT, pues la dama es considerada una alternativa de fuste que aglutina a varias corrientes, dígase izquierda, derecha y hasta centro. Célida como alcalde se ha coordinado – hasta el momento- muy bien con Claudia Pavlovich y juntas han coadyuvado para que las relaciones municipio-estado transiten en armonía.

Solo de tres nombres que aparecen en el radar, de la sucesión de cara al 2021, no sabemos si hay cercanía, reconocimiento, amistad o relación con la mandataria en turno: Arturo Bours, Alfonso Durazo (ambos de MORENA) y el independiente, ex priista Ricardo Bours, quien renunció a su ex partido por no coincidir con algunos actores del actual régimen y porque consideró que el Revolucionario Institucional no lo dejaría llegar como candidato a gobernador. Ricardo fue aliado de CPA en el pasado, después de que la apuesta del cajemense para ser candidato en el 2012 lo era Ernesto Gándara Camou. Se disciplinó y Claudia lo convenció para que se sumara a otros tantos priistas para poder quitar al PAN del poder.

A Alfonso Durazo lo han reportado incómodo desde las elecciones y no sabemos, a ciencia cierta, si existe una buena relación entre ambos, conociendo a la Gobernadora Dorada no dudamos sepa entablar una fluida relación y aproveche al secretario de Seguridad Pública para que no descuide la federación a Sonora, y de ahí se arreglen los presuntos malos entendidos, aunque algunos bélicos cercanos de Durazo no abonan mucho, y paranoicos les gusta echar más gasolina a la hoguera, relación Pavlovich-Durazo.

En cuanto a Arturo Bours, lo consideran un político prudente, que puede lograr varios acuerdos con políticos sonorenses, y de su propia familia Bours que es un clan con fuerza no únicamente local, sino nacional. Desconocemos si existe relación directa con la jefa del ejecutivo.

 Gracias siempre.