Figuras

2018-08-06

Para hoy lunes, la gobernadora del estado, Claudia Pavlovich Arellano, puede dar el anunciado primer nombramiento, de lo que considera su ajuste post electoral.

Al culminar las elecciones, durante las primeras horas, manifestó que se realizarían reajustes principalmente en el área política, para adaptarse a las nuevas circunstancias.

La Dama Dorada, sin embargo, tomó merecidas vacaciones, y al parecer, se enfrió el tema.

Sí habrá renovación, pero no de un solo golpe, se dará paulatinamente.

Por lo pronto, se dice, ya se salvaron los traviesos, esos pocos que pululan en el actual régimen, y que tanto daño han causado. Son los que tienen cercanía y le hablan al oído, desgraciadamente en muchas ocasiones con mala asesoría.

¿nombres?

Ya la mayoría saben quienes son, que por fortuna son pocos, y son los que más malos consejos han externado, y que en algunos casos le endosan a la mandataria pleitos ajenos por la mala información que se maneja en el interior. Conflictos con personajes no únicamente de la vida política partidista contraria, sino con políticos del mismo color, donde los celos y las vendettas políticas afloran. Se habla de violencia innecesaria en el manejo de la vida política estatal, que no ha dado resultado, y al contrario son prácticas reprochadas por la sociedad y llega al hartazgo social.

El corte de caja, de CPA, coincidimos que es favorable en los resortes de trasparencia, el manejo de recursos y en lo general en el carácter financiero donde una de las piezas claves es el secretario de Hacienda Raúl Navarro (valiosa pieza), que pensamos no será removido.

La gobernadora Pavlovich está muy bien calificada (no hay ninguna duda) como funcionaria sobresale su estilo sensible y cercano la ciudadanía, gobierna con nobleza y da resultados. Es una mujer política auténtica, pero sí deben darse esos ajustes que espera la gente

Algunos politólogos, ponen en la mesa el tema de un rompimiento con el grupo de Beltrones, incitado, dicen, por esos chavos de la nueva generación quienes desean aún más poder y que son ramificación de la detestable Recua Maldita que co gobernó en la última etapa de Eduardo Bours

De ninguna manera creemos, se dará ese rompimiento, no sería nada sano para la vida política de la entidad.

La mira sigue puesta hacia el PRI, donde su operador, el presidente estatal Gilberto Gutiérrez Sánchez ha resultado un factor de mediación entre los diferentes grupos, dando resultados.

Si bien está identificado plenamente con el ex gobernador Manlio Fabio Beltrones, de quien aprendió muchas cosas, también tiende puentes con personajes como el actual secretario técnico del Consejo Político Nacional del PRI, Ernesto Gándara Camou y con los diferentes grupos políticos que se encuentran en los municipios,  que son fuertes factores de opinión pública, a los que algunos cercanos a la gobernadora, han intentado alejar.

Claudia Pavlovich ganó por la terrible corrupción y excesos del grupo compacto de Guillermo Padrés Elías, quienes a mitad de su mandato realizaron el corte de caja y optaron más por estrategias de llenarse los bolsillos de dinero, que por la reconfiguración y reconciliación. Ya sabía Memo Padrés que tenía que cambiar y sacar del escenario gubernamental a su lastre, Roberto Romero López, poderoso secretario de gobierno que lastimó bastante a los sonorenses y a la propia clase política. Optó Padrés por sostenerlo, inventando y aceptando ridículos argumentos de que las cosas estaban muy bien en su régimen político. Craso error, justificar a esa bola de léperos y delincuentes. Los resultados ya están a la vista de todos, perdieron la oportunidad de trascender positivamente, y hoy en día el propio Guillermo Padres está en la cárcel y Romero enfrenta trance legal.

 

Por cierto, uno de los principales cómplices del régimen anterior, donde se atentó bastante contra el patrimonio de los sonorenses, está por dejar su protección “divina” del fuero constitucional que le obsequiaron durante estos tres años, al incluirlo en privilegiada lista de diputados federales plurinominales.

El otrora ex particular del clan Padrés, Agustín Rodríguez Torres, dejará San Lázaro en las próximas semanas, y esperamos ver cómo se comporta la Fiscalía Estatal Anticorrupción.

Agustín Rodríguez, por supuesto, fue pieza clave de Guillermo Padrés en los movimientos turbios y no dudamos de su función independiente de ser operador político y financiero; fue uno de los principales socios y beneficiados de los negocios que realizaron al margen de la ley.

Contó Agustín Rodríguez con picaporte a la esfera del poder, donde abundan tantas malas tentaciones, de las cuales son señalados y algunos ya pisaron la cárcel por tal comportamiento. ¿Que harán sobre el caso Agustín Rodríguez? ¿Tiene impunidad y pactaron con él? ya veremos, porque existe la sospecha de que la Fiscalía actúa ad hoc de algunos intereses y no hace nada, absolutamente nada con personajes ligados a las esferas del poder, como el ex alcalde de Guaymas Otto Claussen Iberry, el de Nogales, Ramón Guzmán Muñoz y otros tantos que hicieron de las suyas y que hoy andan tranquilamente por estos baches de Dios.

No hay que olvidar que la alcaldesa electa Célida López, sentenció que iría sobre el ex alcalde de Hermosillo, Manuel Ignacio “Maloro” Acosta Gutiérrez (presume estar blindado), esperemos y no lo sigan protegiendo desde la Fiscalía y se hagan también de la vista gorda, toda vez, que Otto Claussen fue denunciado por el alcalde en turno Lorenzo de Cima, y Ramón Guzmán por el de Nogales, Temo Galindo, a quienes ignoraron en todos los órdenes.

 

Para finales del mes de octubre y los primeros de noviembre, el PAN estatal tendrá nueva dirigencia.

Una votación general, donde se va estructurar el instituto partidista azul, desde el nacional, hasta las estatales y municipales.

Una votación conjunta, donde los azules decidirán quién los va a dirigir.

Son tiempos difíciles en Sonora para los de Acción Nacional, pues han pasado por múltiples problemas, donde la corrupción los envolvió en el gobierno de los perversos padrecistas, posteriormente, la ola de traiciones de diversos militantes y operadores que se fueron, algunos con el PRI, y otros tantos emigraron a Morena buscando nuevas oportunidades y por supuesto chamba.

Por cierto, los albiazules se fueron al sótano en tercera fuerza y lograron solo tres diputaciones plurinominales en el Congreso del Estado: Eduardo Urbina, Alejandra López Noriega y Gildardo Real.

A pesar de ello, aquí en Sonora, la posición está cotizada, pues hay muchos prospectos y

los primeros en decir que la quieren son: Luis “El Güero” Nieves Robinson Bours, Everardo López, Luis Serrato, Temo Galindo, Ernesto “Neto” Munro y -diversos grupos buscan que se anime- el ex coordinador de la campaña al senado con Antonio Astiazarán Gutiérrez, Florencio Díaz Armenta.

El punto es, que los aspirantes estatales estarán ceñidos a la suerte, en la mayor de los casos, de la fórmula que venga desde el nacional, ante la pugna entre los diversos grupos, donde ya están reprochando todo lo que huela a Ricardo Anaya y el sonorense Damián Zepeda, que honor a la verdad deben de tener fuertes controles sobre la familia azul.

Los panistas de casa deben de apostar, qué perfil es el que menos problemas les puede causar, primero entre ellos mismos y posteriormente ser una opción integral, con fuerza moral y autonomía, para poder dar la pela en el 2021 donde tienen el panorama adverso.

Hay que ver, también, qué postura adopta el guaymense Antonio “Toño” Astiazarán y si quiere afiliarse a ese partido, para ser la opción y buscar la gubernatura en la siguiente elección, pues hasta el momento carece ese partido de un perfil idóneo. Hay quienes aseguran que el que intentará buscar esa posición es el aún senador Francisco “Pancho” Búrquez, pero muchos de la militancia ya no creen en él, pues dicen que lo conocen muy bien y se refieren a que lo compre quien no lo conozca.

Por lo pronto, los gallos del PAN se alborotan y si no logran ponerse de acuerdo, pueden llegar aún más divididos.

Lo cierto es que la figura de Florencio Díaz Armenta, de aceptar competir, puede dar equilibrio y certeza a esa opción partidista en la entidad, pues reúne extraordinarios ingredientes en su perfil, muy útiles en estos tiempos difíciles del PAN Sonora.

 

Anoten el nombre de Adolfo Salazar en los movimientos interesantes de Morena en la entidad.

Se dice, que prácticamente tiene en la bolsa, la posición de Oficial Mayor de la siguiente legislatura en el Congreso del Estado.

Aldolfo Salazar es pieza clave en el engranaje de quien es el jefe político de Morena en Sonora: Alfonso Durazo, senador electo y próximo secretario de Seguridad Pública, y que es quien está moviendo las fichas del ajedrez político en el tablero de los morenistas.

Otra de las piezas claves de Alfonso Durazo, a parte de Jorge Taddei, quien será el super delegado federal en Sonora, controlando ese rubro, es Alfredo Gómez futuro secretario del Ayuntamiento capitalino, al lado de la alcaldesa electa Célida López Cárdenas.

Alfredo tiene talento y aunque nunca ha participado en la esfera pública, porque su fuerte son las finanzas y el sector empresarial, nos dejó impresionados y le notamos muy buena madera para poder llevar adelante su encomienda.

Hombre de puertas abiertas y con infinidad de relaciones en muchas partes de Hermosillo, será una de las piezas claves, aparte de Lalo Bueno, Edgar Sallard y otros tantos que participarán, ante propuesta ciudadana, dentro del gabinete de Célida López.

Para Comunicación se anotan los nombres de: Alberto Nevárez (si lo dejan en el Congreso del Estado, pues es extraordinaria ficha) Cynthia García y Francisco Reza.    

 

En altos vuelos, Antonio Quintal Berny, destacado canapense que se va a la esfera nacional, en otra de las Oficialías Mayores, pero de la Secretaria de Economía en la que dirigirá la virtual titular, Graciela Márquez Colín.

Antonio Quintal tiene una carrera dentro del sector educativo, donde fue rector del ITESM y otras tantas instituciones educativas.

Cercano a los afectos y sobre todo a los reconocimientos laborales, con el futuro titular de Hacienda, Carlos Uzúa, muy cercano a Andrés Manuel López Obrador.

Tony Quintal es tío muy querido del magistrado del Tribunal Estatal Electoral, Ernesto Muñoz Quintal, hoy víctima de las envidias, venganzas e infamias de los traviesos operadores, quienes quieren quitarle la posición en el Tribunal Estatal Electoral y su ganada Notaria pública.   

Gracias siempre.