El discurso del "destape"

2017-11-27

*Bajo liderazgo de Meade México tiene rumbo: Videgaray

*Posee "preparación, experiencia, integridad y patriotismo"

*El gran amor a México, lo distinguen; ¿quieren más?

 

Todo indica que el "tapado" ya quedó descubierto. El discurso de Luis Videgaray plasmado de elogios para el aun titular de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, no puede representar otra cosa que el anuncio de quien será el candidato presidencial del PRI.

 

Videgaray, brazo operador del Presidente Enrique Peña Nieto, dibujó con sus palabras quien es elegido; no es necesario mucho. Solo basta con reproducir el discurso pronunciado ante al cuerpo diplomático acreditado en México:

 

"Es para mí un honor presentar a uno de los mexicanos más talentosos, más preparados, con una trayectoria impecable y que ha sido protagonista de las transformaciones y de los éxitos de la política pública en México en las últimas décadas.

 

El único mexicano, junto con Plutarco Elías Calles, en haber ocupado cuatro Secretarías distintas en dos gobiernos diferentes y que hoy conduce con gran inteligencia, disciplina y sobre todo patriotismo y visión de Estado, la política macroeconómica de México.

 

Bajo el liderazgo de José Antonio Meade hoy México tiene rumbo, tiene estabilidad y tiene claridad en las decisiones de la política macroeconómica.

 

Para nadie es un secreto que tengo el privilegio de conocer al secretario desde hace muchos años y puedo ser testigo fiel, no solamente de su inteligencia notable, de su extraordinaria preparación y experiencia, pero sobre todo de sus valores, siendo el más importante de todos la integridad y el patriotismo.

 

Y al final de cuentas es el amor a México el que, en cada una de sus responsabilidades, de su larga trayectoria en el gobierno de México, ha sido el gran amor a México y el patriotismo el signo que lo ha distinguido.

 

Les pido, por favor, un aplauso cálido a quien regresa a su casa. No solamente es el secretario de Hacienda, sino el ex secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade. Bienvenido secretario".

 

¿Es necesario más?

 

Creo que no.

 

De ser Meade el candidato, como todo indica lo será, Peña Nieto tomó la decisión más objetiva para alcanzar su principal propósito: elegir a quien parece ser el más competitivo.

 

Es priista y no lo es, es decir simpatiza con el tricolor sin ser un cuadro del PRI tradicional, de esos que tanto rechaza la ciudadanía. Su perfil oscila entre el tricolor y ciudadano, con aceptación en el PAN y sobre todo en el poderoso grupo empresarial mexicano.

 

No es el preferido de la militancia y grupos del Revolucionario Institucional, pero tampoco lo rechazan, en cuanto sea ungido como el "bueno", todos se volcarán a su alrededor, le manifestarán su apoyo y le destacarán sus virtudes. Los gobernadores priistas y los líderes de sectores del tricolor se tomarán rápidamente la foto con él y le recalcarán su apoyo "por ser lo que México necesita".

 

Peña Nieto juega correcto, su objetivo es ganar la elección del 2018 y Meade representa esa opción. Tiene escaza carga negativa y no se le conocen, por ahora, excesos ni en su vida pública ni en su vida privada.

 

Es experto en economía y es la política económica la gobierna este país y el mundo, es la realidad, lo demás son accesorios.

 

En cualquier momento, el CEN del PRI emitirá la convocatoria de registro de aspirantes y días después, u horas después, se conocerá, casi de manera oficial, quien será el candidato tricolor a la Presidencia de la República.

 

La decisión ya está tomada y el discurso de Videgaray pues simple y sencillamente es más que claro.