Tras el Biombo

2017-07-03

El ex alcalde Navojoa, Alberto Natanael Guerrero López, vuelve por sus fueros, buscará la candidatura de la diputación federal por el séptimo distrito electoral para las próximas pizcas electorales, lo que podrí ser un “choque de trenes” en caso de que se enfrente en las urnas ante el hoy alcalde Raúl Augusto Silva Vela quien iría por el Partido Acción Nacional.

            El afamado Pitillo, dice contar con un capital político que debe aprovecharse al máximo, y no ha sido un secreto a voces las reuniones que ha sostenido en los últimos meses con más de 130 líderes sociales que han manifestado su respaldo a su proyecto político.

            Sigue recibiendo Alberto Natanael muestras de apoyo por parte de los líderes seccionales, líderes comunitarios, jefes de colonias, así como de sectores y organizaciones, lo que hace que exista más confianza en sus pretensiones de ir en busca de la candidatura del PRI al 07 distrito electoral.

            En las elecciones pasadas, todo hacía suponer que Alberto Guerrero iría por la candidatura federal ya que era considerado el naturalito por el Partido Revolucionario Institucional, sin embargo, una señal de último momento de que ningún presidente municipal sería candidato, impidió que el proyecto continuara.

            Después el Pitillo ocupó la sub secretaria de Gobierno en donde por circunstancias del destino tuvo que dejar el cargo para entrar en un proceso de renovación de ideas, auto evaluación y reestructuración de estructura para llegar más preparado el día de la toma de decisiones.

            La caballada está flaca por el PRI para el séptimo Distrito, a pesar de que las elecciones constitucionales se redujeron en tiempo y dinero, es importante que el priismo empiece a tomar decisiones importantes para ir avanzando en el trabajo de posicionamiento y llegar mas fortalecidos al día “D”.

            Dijo no temer una elección interna en contra de Manuel Bustamante, Ana Luisa Valdés, Rosario Rodríguez, Luis Germán, o Heliodoro Soto que son algunos de los sonantes, cada uno tiene lo suyo y se le respeta pero de acuerdo a las recientes encuestas aparece Alberto Natanael como puntero absolute, lo que lo coloca en una posición inmejorable.

            Por el Partido Acción Nacional Raul Agusto Silva Vela está afianzado para ir en busca del séptimo distrito electoral, de concretarse el proyecto del Pitillo, será un choque de trenes de pronósticos reservados ya que ambos son personas muy conocidas, de gran prestigio y con un potencial político envidiable.

            Alberto Natanael continuará buscando acuerdos, dialogando con sectores y organizaciones, con líderes sociales, y la cúpula mayor del priismio para cristalizar sus sueños de convertirse en el representante del séptimo distrito en el Congreso de la Unión.

            La moneda está en el aire, solo es cuestión de que los astros se le acomoden al afamado “Pitillo” para ver realidad este sueño, de convertirse en el candidato del PRI al séptimo distrito.

            ¿Se imaginan una contienda electoral entre Raúl Silva Vela VS Alberto Natanael Guerrero López?

            En otro orden de ideas, en donde habrá movimientos en las próximas semanas es en el sector popular y ya se maneja con insistencia el nombre de Manuel Valdez Domínguez para sustituir en el cargo a Ana Luisa Valdés quien continúa siendo la dirigente del sector popular.

            Humberto Robles Pompa, dirigente del sector obrero en Sonora, ya tiene conocimiento de la trayectoria política de Manuel Valdez Domínguez, quien en la campaña de la gobernadora Claudia Pavlovich fue el encargado de la promoción del voto y actualmente es el titular del Registro Civil. En la administración pasada, fue asesor jurídico y secretario de desarrollo social.

            Como verá, una trayectoria pulcra, honesta y transparente la del serio y eficaz Manuel Valdez quien debe ser tomado en cuenta para ocupar la titularidad del sector popular en Navojoa.

            Su señor padre, Licenciado Javier Valdez, ya ocupó con éxito esta delicada responsabilidad la de dirigir los destinos del sector popular.

            Humberto Robles Pompa tiene la última palabra.

            Nuevamente, por enésima vez, el juez calificador de la Secretaría de Seguridad Pública, Fernando Wanatha, está siendo acusado por acoso sexual por una jovencita quien ya interpuso una denuncia pública ante la contraloría del H. Ayuntamiento de Navojoa, que debe evaluar los hechos y tomar medias apegadas a la ley, que puede alcanzar inclusive hasta ser despedido.

            Este tipo de funcionarios no encaja en la política que lleva a cabo el alcalde Raul Silva Vela por lo que debe ser separado de su cargo inmediatamente, ya que no es la única ocasión en que Fernando Wanatha es denunciado públicamente por acoso sexual.

            Este depravado sujeto se desempeña como juez calificador de la Secretaría de Seguridad Pública de Navojoa y aprovecha la oportunidad para encerrar y acosar sexualmente a las damitas que van en busca de la libertad de sus familiares escudándose de su responsabilidad y fuero para intentar sus objetivos perversos.

            Será la autoridad municipal, es decir el contralor general Jorge Mario Terminel, quien tome la decisión final de correr al depravado sujeto o si lo deja prestando sus servicios de juez calificador poniendo en riesgo a la ciudadanía que acuda a Seguridad Pública a tratar un asunto particular.

            El antecedente ya está asentado, la denuncia se hizo formal, ahora les toca a las autoridades tomar la decisión, correr de sus funciones al juez calificador quien una vez más muestra estar enfermo de sus facultades mentales o simplemente dejarlo ahí con el peligro de que siga acosando sexualmente a damitas que por una u otra razón acuden a ese lugar, y que las consecuencias sean más graves.

            Mario Jorge Terminel tiene esa delicada responsabilidad y conste que no es la primera vez, ya hay antecedentes de que Fernando Wannatha está enfermo psicológicamente y sexualmente. Necesita ayuda profesional porque va terminar  violando a alguien, si es que no lo hizo ya.