Figuras

2017-06-12

Impotentes, en Nogales, ante la actuación parcial de la fiscalía estatal anticorrupción. A pesar de tanta denuncia interpuesta por las autoridades locales, comandadas por el presidente municipal Cuauhtémoc “el Temo” Galindo, no actúan contra Ramón “D” Mente Guzmán Muñoz (“que dizque es priista”) a quien señalan como actor principal de impresionante violación a las arcas municipales, con muchas facturas apócrifas y estrategias que sirvieron para llenarse los bolsillos y sus cuentas, de potenciales ludópatas donde se dice, pierden mucho dinero en los casinos. Como no es dinero de ellos, ni les importa. Miserables que son.

El daño patrimonial a los nogalenses puede ascender a 1200 millones de pesos y la indignación es igual de mayúscula, sin embargo, la fiscalía se “blinda” con el caso del alcalde de San Xavier: Hilario Valeriano Agüero quien es (lo explotan mucho) priista de un municipio chico y es señalado de peculado y ejercicio abusivo de funciones durante el polémico 2012-2015. Pero qué caramba, no hay punto de comparación.

Otto Claussen y Ramón Guzmán (como hay otros) son vulgares émulos de los ex gobernadores que han lastimado a los mexicanos y que hoy en día están cayendo, gracias a que se les han comprobado tantos excesos que realizaron durante su mandato.

Y mire usted, que son panistas, pero más priistas.

Ramón presume aliados poderos de Nogales, mientras que Otto Claussen dice que no harán nada, ni actuarán por la protección de su familia, en especial del Delegado Federal de SEMARNAT Gustavo Claussen Iberri quien está agarrado arriba ¿? en los Pinos con gente de Enrique Peña Nieto, quienes presionan, a lo mejor para que no se actué por corrupción contra el ex alcalde de Guaymas, Otto.

Otto mete su asquerosa narices, con cara a la sucesión y está realizando travesuras para poner condiciones y retornar como candidato a los cargos de elección popular, alcaldía, o diputaciones local y federal, al cabo hay mucho dinero que tiene guardado para hacer lo que se le plazca y compre conciencias con dinero de él y del hermano.

No comprende el alemán, que le está haciendo mucho daño a sus hermanos y a su partido.

Pero es tan cínico, siempre lo fue, a su paso por los diferentes puestos, Director de Comunicación donde con empresas fantasmas – creadas por la Recua Maldita—burlaron los dineros y presupuesto de esa dependencia para amasar fortunas.

Como diputado, operó con el gobierno panista a cambio de lucrativos favores, pero al final no sacaron las grabaciones que dijo tenía el anterior Secretario de Comunicación, Jorge Morales.

Con la tradición de que a los funcionarios públicos nunca se les había hecho algo—los ex gobernadores y ex alcaldes—Otto Claussen, Ramón Guzmán, aprovecharon la recta, y hoy en día indigna bastante que no se les toque ni con el pétalo de una rosa.

Claro que aplaudimos el trabajo de la fiscalía, cuando ha logrado que se esté castigando – en parte también es trabajo de la PGR—a los corruptos funcionarios ligados al peor gobernador de la historia de Sonora: Guillermo Padrés; faltan hermanos y cuñados, además sus peleles como el ex tesorero Mario Cuen.

 

Si no se actúa en contra de estos leperos ex alcaldes del PRI, los que hoy están gobernando, van a querer hacer lo mismo, y la tentación es grande para Manuel Ignacio “Maloro” Acosta y el cajemense Faustino Félix Escalante a quien no les está llendo nada bien, con el desastre que hay en materia de seguridad y otros rubros sensibles, que tanto molestan a la ciudadanía.

En Navojoa, el panista, Raúl Silva Vela, tiene que redoblar esfuerzos, pues no se desliga de algunos panistas que están aprovechando descuidos para intentan lucrar, y se comenta que ya es una burbuja que en cualquier momento puede explotar.

En Aguaprieta, se habla de incompetencia más que de corrupción.

Su alcalde ha decepcionado a la ciudad norteña, al grado de estar mal evaluado Héctor Ruvalcaba Gastélum a quien le pronostican su final en la trayectoria política. Que se tendrá que regresar a sus empresas.

Mientras que el presimuni de San Luis Colorado, Enrique Reina, no se sobrepone de los escándalos nacionales y de su señalamiento como nepotismo, al colocar en cargo delicado, clave y controvertido a su hermano como titular de Obras Públicas, José Enrique Reina Lizárraga.

 

No hay que subestimar al panista Francisco “Paco” Bueno a quien recientemente le quitaron el cargo como tesorero municipal de Durango.

El asunto se veía venir, ya que José Ramón Enríquez Herrera anda caliente electoralmente hablando, y le apuesta al proyecto de los Pinos, con su amigo del alma, Rafael Moreno Valle Rosas, hoy ex gobernador de Puebla.

No es ningún secreto que Paco Bueno se empezó a mover con miras al 2018, donde pretende aparecer en las papeletas electorales como senador, diputado federal o alcalde por Guaymas, y que pertenece a un grupo compacto de panistas que a través de su padrino Ernesto Cordero, con cachito de lotería a nombre de Margarita Zavala.

Ya andaban buscando pretexto en Durango para terminar el compromiso de quien firmó como Delegado político para que Durango se convirtiera en panista.

Y así fue, con un accidente automovilístico.

En días pasado, Francisco Bueno fue invitado a platicar con el Gobernador de Querétaro Francisco Domínguez Servíen quien le planteó estrategias electorales de cara al 2018, y de cómo pretende el queretano ganar elecciones con sus prospectos en la mitad del sexenio.

Conoce a Francisco Bueno, y ya se dice, podría operar algunas estrategias. 

Hay que esperar si queda en el gobierno de Querétaro con su amigo Pancho Domínguez o en Aguascalientes con Martín Orozco Sandoval, además de que Senador Cordero le tiene fe y está muy ligado con el grupo compacto de los Calderón.

La verdad es que el ex titular de alcoholes, es como los gatos, que cuando lo tiran, ha sabido caer parado. Digo… y de que tiene enemigos, los tiene y muchos. ¿Envidias?

 

Los panistas de Hermosillo se están alborotando.

Piensan que hay oportunidad si se reelige Manuel Ignacio “Maloro” Acosta Gutiérrez, asunto, que sería una verdadera estupidez.

No va por ahí el asunto, aunque los azules quieran ese escenario.

Obvio el PRI buscará mejores alternativas.

En la artillería que está preparando el PAN para recuperar Hermosillo aparecen los nombres de Héctor Larios, Edmundo García Pavlovich, Gildardo Real, Luis Serrato, Mirna Rea y hasta Pancho Búrquez de nuevo. No descarto, en lo personal a Marcela Fernández, ni mucho menos a Javier Gándara Magaña.

Los primeros seis nombres fueron proporcionados por el dirigente local de Acción Nacional en Hermosillo, Jesús Ramón Díaz, quien nos dijo en entrevista, que son los personajes que se han expresado de alguna manera con inquietudes de cara al 2018, para tumbar al Maloro del Palacio Municipal.

Aunque les diremos que el tricolor de ninguna manera este manco, y tiene nombres de lujo: Ulises Cristópulos Ríos, Ernesto Gándara Camou y Ernesto “El Pato” De Lucas, quien ya tiene en la bolsa a muchos grupos políticos en la capital, y podría dar la sorpresa, siendo antídoto natural, contra los panistas.

Gracias siempre.