Mediación empresarial, nueva opción para resolver conflictos 

2019-11-12

     La mediación es efectiva en las empresas familiares, donde al no resolverse profundos conflictos al seno de la familia, trascienden a la empresa que es llevada a la destrucción.

             

                    Por: Jesús Salvador Guirado López.


     La mediación empresarial es un proceso de resolución de conflictos que permite a las empresas resolver sus problemas, tanto internos como externos en relación a otras empresas por vías no litigiosas, preservando la confidencialidad, las relaciones comerciales y la calidad de las relaciones laborales. 

    Los objetivos principales son facilitar la comunicación interrumpida al interior y con otras empresas con la ayuda de mediador profesional, para conseguir soluciones adaptadas a cada situación concreta, atender las necesidades de cada empresa y alcanzar acuerdos duraderos. Es decir, va dirigida a las empresas que se encuentran inmersas en una situación de conflicto respecto a los derechos y deberes que emanan de una relación contractual. Por ejemplo, conflictos entre el personal del equipo, dificultades en la comunicación interna entre los socios, resolución de diferencias con un cliente insatisfecho o problemas de relación entre empresas que sostienen relaciones comerciales en torno a un proyecto, son algunos casos para la mediación empresarial. 

      Los conflictos en el mundo de los negocios requieren descansar en la equidad y privacidad, en un marco de libertad para resolver sus propios asuntos de una manera estrictamente confidencial  El objetivo a su vez es que los intereses de las empresas no se vean afectadas por el conflicto.

     Participar en estos procesos tiene las siguientes funciones: reanudar o facilitar la comunicación, conseguir soluciones adaptadas a cada situación concreta, atender las necesidades de cada empresa y alcanzar acuerdos duraderos en un marco de confidencialidad. 

      Básicamente la mediación va dirigida a todas las empresas que se encuentran inmersas en una situación de conflicto, internos o externos, respecto a derechos y deberes que emanan de una relación contractual en el interior y hacia exterior de la empresa. Pueden resolverse asuntos entre los socios de la empresa, entre clientes y proveedores y por causa de las relaciones con el equipo profesional de la empresa. 

     El proceso de mediación se desarrolla mediante la combinación de reuniones conjuntas entre el mediador  profesional y los ejecutivos internos o de diferentes empresas, o entre ejecutivos y clientes o proveedores, y en su caso, cuando sea necesario reuniones por separado, con el objeto de que el mediador llegue a un mejor entendimiento de las diferencias entre las partes para poder ayudarlos a resolverlas. El número de reuniones depende generalmente de diversos factores tales como el número de asuntos que las partes desean resolver o la complejidad de los mismos. Estas se realizaran de manera conjunta entre los interesados y el mediador o individualmente con cada una de las partes cuando lo considere oportuno. 

       Cualquier asunto tratado en reunión individual será estrictamente confidencial y su contenido no será compartido a nadie por el mediador salvo permiso expreso. Las partes podrán aserrarse por profesionales que consideren oportuno, abogados, contadores, administradores, etc. En todo el proceso, y asimismo, en caso de llegar a un acuerdo, para que les informen de las consecuencias de los mismos. 

     Dentro de las ventajas que ofrece la mediación al mundo empresarial son: Es menos costosa que el procedimiento judicial y el arbitraje; la solución del conflicto puede tardar un día, una semana o meses, dependiendo de la disponibilidad de las partes o la complejidad del conflicto; son las mismas partes las coautoras del acuerdo ante un mediador calificado y reconocido por ambas; los acuerdos son más duraderos por tratarse de soluciones negociadas directamente por las partes involucradas; mejora la comunicación y confianza entre las partes o empresas y también es un aprendizaje para futuros conflictos de una manera rápida y menos costosa. 

    También es la mediación cada vez más útil y efectiva en los conflictos de empresas familiares, en las cuales se generan múltiples diferencias que confluyen profundos conflictos internos de las familias que trascienden a sus empresas llevándolas a la destrucción. Son algunos ejemplos las diferencias entre padres e hijos debido a sus diferentes criterios para administrar la empresa, las preferencias de los padres al decidir qué miembro de la familia  tomara el control del negocio, los celos entre la familia en la toma de decisiones como socios de la empresa, la influencia de los cónyuges sobre los socios en la dirección de la empresa, familiar etc., mismos conflictos que si no se resuelven terminan por llevar a la destrucción de total la empresa como proyecto familiar y como centro de trabajo en perjuicio de los empleados y sus familias. 

      La mediación empresarial es aún desconocida en México.  En otros países latinoamericanos actualmente  es una práctica efectiva y eficaz que evita a los empresarios tener que llevar sus conflictos a los juzgados civiles o laborales, al resolverlos sin altos costos y de manera rápida en espacios seguros y confidenciales dentro de la empresa, donde además de alcanzar acuerdos convenientes, construyen una nueva manera de resolver sus conflictos pacíficamente.