Respaldo total a Durazo, sigue firme rumbo al Palacio de Gobierno: Jacobo Mendoza

2019-10-28

“Como partido político mantenemos una agenda distinta a la del gobierno federal, pero celebramos la llegada y apoyo del licenciado Andrés Manuel López Obrador a la entidad”


+ Alfonso es una persona que está respondiendo al presidente, atendiendo el reto mayor que tiene el país


+ Durazo representa el principal personaje político de nuestra organización, él es líder del movimiento 


+ Morena superará la “prueba del ácido”, no correrá la sangre al rio y no habrá canibalismo político 


+ No tengo favorito para la dirigencia, pero ninguno de los aspirantes representa un peligro para Morena 


+ Hay expresiones con dolo y la intención de desestabilizar al partido, que tienden más hacía la disidencia


+ Mi presidencia siempre privilegió la tolerancia, no hubo expulsiones aunque sí hubo quien lo merecía


+ Me retiraré de la dirigencia satisfecho por los resultados, y me pondré a disposición del movimiento 


Por Alan Castro y Feliciano Guirado Moreno 


En el marco de la visita a Sonora del Presidente de la República el pasado fin de semana, el dirigente estatal de Morena, Jacobo Mendoza, asegura que si bien como partido político mantiene una agenda distinta al del gobierno federal, celebran la llegada y apoyo del licenciado López Obrador a la entidad.

En ese sentido indica que al presidente le gusta venir, se siente cómodo y disfruta sus estancias en Sonora, pues siempre se ha mostrado atento y ha recorrido los 72 municipios del estado varias ocasiones, “la gente sabe que ha estado ahí el presidente, que conoce, que siente, que vive los problemas”, agrega.  

Dicho esto, Jacobo Mendoza consideró que hay que tomar nota de los acuerdos y resultados de la visita del presidente a Sonora, a donde vino a atender una agenda con las comunidades del sur del estado y presentó programas que derivan de los ejes rectores en atención a los grupos indígenas en coordinación con el INPI. 

Hablando del tema federal, Nuevo Sonora pregunta sobre los momentos críticos en el tema de seguridad que ha tenido el sonorense Alfonso Durazo, a lo que el dirigente estatal de Morena argumenta que es una persona que está respondiendo al presidente en su calidad de secretario de seguridad pública.

En ese tenor, Mendoza indica que Durazo está atendiendo el reto mayor que tiene el país, cumpliendo los objetivos que se trazó en su secretaría con la creación de la Guardia Nacional que empieza ya su implementación con el programa de pacificación, trabajo que considera ha sido bien valorado.

Es por eso que ante los eventos suscitados en Culiacán, como partido político hizo un pronunciamiento público de respaldo a la determinación del presidente de privilegiar los derechos humanos, de favorecer la paz, de anteponer la vida de las personas ante la amenaza real que se suscitó de atacar civiles.

“¿Sigue fuerte rumbo al palacio de gobierno en Sonora?”, pregunta el semanario, “así lo estimamos, es una figura que representa el principal personaje político hablando en términos de nuestra organización, con la fortaleza y características que en su figura recaen como un líder del movimiento”, responde. 

Es por eso que Jacobo Mendoza reitera su respaldo total como partido a Alfonso Durazo y  a las decisiones que se han tomado en función de pacificar al país y no de volverlo a inducir a una política de violencia, es decir de combatir la violencia con más violencia, sino con otro el enfoque de recuperar la paz.

Inmersos en el proceso de renovación de la dirigencia de Morena, el todavía presidente confía que el partido pueda pasar la “prueba del ácido”, pues los perfiles que están sonando son extraordinarios y confía que los consejeros estatales decidan bien al próximo presidente del consejo y Comité Directivo Estatal.

“¿Tienes algún favorito?”, indaga Nuevo Sonora, “francamente no tengo, ni debo, ni puedo, yo ya no formo parte del nuevo proceso de elección”, responde, argumentando que ninguno de los tres sonantes para la dirigencia de Morena representa un peligro para el partido, sino una oportunidad de fortalecerse.

Dicho esto, Mendoza Ruiz considera que los tres pretensos tienen su merito y será la militancia quien valorará en quién de esos tres aspirantes puede depositar su confianza, por su parte hace un llamado a cuidar el partido, con la confianza de que quien resulte electo fortalecerá al partido en miras a 2021.

De cara a la asamblea del próximo 10 de noviembre, Jacobo Mendoza confía que no correrá la sangre al río y no habrá canibalismo político en la contienda, pues hay plena conciencia de que la disputa es válida y debe ser leal, además señala que en el partido hay expresiones que se atienden y procesan.

Empero, reconoce que así como hay expresiones que tienen verdaderamente una condición legítima y genuina, hay otras realmente que llegan con dolo y con la intención de desestabilizar al partido, tal es el caso de las opiniones de Gerardo Murrieta, las cuales respeta pero no comparte.

“Respeto las voces críticas, las opiniones constructivas e incluso asimilo las que discrepan, es válido, así nos hemos dirigido siempre con prudencia, con tolerancia, con respeto, pero también identifico que hay voces que no están en el marco de la crítica o la autocrítica sino ya tienden hacía la disidencia”, agrega.

Así mismo, Jacobo Mendoza señala que cuando se es disidente es porque ya no se quiere pertenecer, no se identifica o no se forma parte de un proyecto, por lo cual distingue que en el momento que ya se deja de ser voz crítica para ser voz disidente, habría que valorar en dónde está esa línea delgada.

“¿En tu dirigencia no hubo alguna baja?”, cuestiona el semanario, “no expulsamos a nadie, mi presidencia se puede calificar de una presidencia siempre abierta al diálogo, al respeto, a la tolerancia, siempre dejé como último recurso la expulsión”, responde, aunque reconoce que sí hubo quienes se lo merecían.

Dicho eso, asegura que no se dedicó a buscar confrontaciones, sino a construir, reestructurar y unificar al partido: “siempre busqué el diálogo, reconozco que en este periodo, particularmente el último año, creo que se infiltraron voces y personas que no tienen la intención de fortalecer al partido”, declara.

“¿Tiene el mismo valor el personaje morenista que inició hace años a uno que hoy en día está participando?”, indaga Nuevo Sonora, “todos tienen la misma condición de militantes, pero sí creo que tiene mayor significado personal o individual para quienes en su momento fuimos fundadores del movimiento”, reconoce. 

Con esto, admite que para el partido tiene el mismo valor el que se sumó en 2006, 2012 o 2018 porque forma parte del movimiento, sin embargo critica a aquellos que sin haber tomado parte del movimiento ahora pretendan desestabilizar o sabotear los procesos internos del partido cuando no lo conocen.

“Nosotros le dijimos las puertas están abiertas, súmate a trabajar, pero eso sí, se vuelve un referente de voz crítica pretendiendo asumir un rol que creo que no les corresponde, a eso me refiero cuando digo que hay infiltrados y que hay voces que más que críticas suenan a voces disidentes”, reitera el morenista.

“¿Qué sigue para Jacobo Mendoza?”, cuestiona por último el hebdomadario, el dirigente señala que preparará un informe final de actividades y sobre todo preparar las condiciones para que la asamblea estatal se desarrolle en orden y en que en ese momento quien resulte electo tome las riendas del partido. 

Por su parte, Jacobo Mendoza confiesa que se retirará de la presidencia de Morena satisfecho por haberle aportado y entregado los resultados del 2018, y respecto a su futuro expone que es incierto, asegurando que se pondrá en disposición del movimiento en donde su perfil se requiera y pueda aportar.


¿Se llevó a cabo el proceso de la designación de consejeros estatales?

Así es, atendiendo la convocatoria rumbo al tercer congreso nacional y de conformidad con nuestras disposiciones estatutarias atendimos la primera etapa del proceso que fue la realización de las asambleas distritales, y llevamos acabo nuestras asambleas.

¿Cuál fue la organización de estas asambleas?, convocar a la militancia para que de manera simultánea acudieran a emitir su voto y participar en la elección de los nuevos consejeros, esta primera etapa se cumplió de manera como lo estipuló nuestra convocatoria y se realizaron seis de las siete asambleas.


¿Hubo mano negra? ¿Alguien intervino en el proceso en el sexto distrito?

Se suspendió la asamblea de Cajeme, hubo incidentes, ya una vez declarada la falta de quórum, hubo un incidente de unas personas que se acercaron a la mesa del presidente de la mesa reclamando que se suspendiera por falta de quórum, entonces se registró ese incidente y se presentaron unos incidentes en la mesa de registro en Navojoa, se solventaron y se pudo desarrollar la asamblea.


¿Cuál fue el saldo entonces de estas asambleas distritales?

Es favorable, no tuvimos como hubiésemos querido el 100 % pero logramos realizar seis de siete asambleas, en ese sentido tenemos dos posibilidades, depende del comité ejecutivo nacional ya sea que nos vamos a la asamblea estatal del 10 de noviembre con los 60 consejeros, porque en cada distrito se eligen cinco hombres y cinco mujeres, o esperamos del CEN la convocatoria a una asamblea extraordinaria para el distrito seis.

Estoy en espera de esa información, aún estamos inmersos en el proceso, antes del 10 de noviembre que se realizarían los congresos estatales debemos de tener una definición para efectos de aquellos distritos en donde no se pudo llevar acabo la asamblea.


En el marco de la visita de AMLO, ¿cómo ves a Morena en estos momentos? 

Por un lado manifestar que como partido político mantenemos nuestra agenda diferente a la agenda del gobierno ya sea federal, estatal o municipal, pero claro que nos da mucho gusto y celebramos la llegada del presidente de la república, le gusta venir, se siente cómodo, disfruta sus estancias en Sonora, siempre ha estado atento al estado, lo ha recorrido, ha visitado los 72 municipios varias veces, la gente sabe que ha estado ahí el presidente, que conoce, que siente, que vive los problemas de cada municipio y hoy está como presidente volviendo nuevamente.

Vino a atender una agenda con las comunidades indígenas y presentó programas que derivan de los ejes rectores en atención a los grupos indígenas y en coordinación con el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas. Creo que hay que estar preparados, tomar nota de los acuerdos, de los objetivos de la visita, creo que serán muy favorables para el estado y en apoyo a nuestros grupos indígenas.


Alfonso Durazo ha tenido momentos críticos en el tema de seguridad, ¿sigue fuerte rumbo al palacio de gobierno en Sonora?

Yo pienso que es una persona que está respondiendo al presidente de la república en su carácter de secretario de seguridad pública, está ateniendo el problema más fuerte, sensible y complejo, el reto mayor que tiene el país, entonces con esa alta responsabilidad él está cumpliendo los objetivos que se trazó en su secretaría con la creación de la Guardia Nacional que está empezando ya su implementación con el programa de pacificación. Y en ese sentido creo que el trabajo que ha desempeñado el secretario ha sido bien recibido y valorado por el gabinete de seguridad y por los sonorenses que sabemos que es una persona muy inteligente y muy capaz.

Es cierto, se suscitaron los eventos en Culiacán, ese proceso que derivó en esa detención de esa persona, ya el tema fue abordado desde el presidente de la república, el propio gabinete de seguridad, el secretario, nosotros como partido político en nuestra trinchera hicimos un pronunciamiento público de respaldo a la determinación del presidente de privilegiar los derechos humanos, de favorecer la paz, de anteponer la vida de las personas ante la amenaza real que se suscitó de atacar civiles, impedir el derramamiento de sangre inocente, creo que esa es la grandeza del presidente, su humanismo, su convicción pacifista.


¿Sigue entonces Alfonso Durazo como jefe político de Sonora?

Es correcto, así lo estimamos nosotros, es una figura que representa el principal personaje político hablando en términos de nuestra organización con la fortaleza y características que en su figura recaen como un líder del movimiento, como un constructor del proyecto y ahora en una muy alta responsabilidad en el gabinete federal. Nosotros desde Sonora deseamos manifestar nuestro apoyo, nuestro respaldo como partido, como movimiento a las decisiones que se han tomado porque el proyecto del país y la seguridad va en función de pacificar al país no de volverlo a inducir a una política de violencia, de combatir la violencia con más violencia, sino es otro el enfoque de recuperación de la paz en otras vías.


¿Morena en el aspecto político partidista va a pasar la prueba del ácido para la selección de dirigente en Sonora?

Es en el proceso en el que nos encontremos como partido, los perfiles que están sonando son extraordinarios compañeros, ganaron sus asambleas distritales, es la primera fase del proceso, finalmente es el militante el que decide, así como decidió en sus asambleas distritales quienes serán sus nuevos consejeros, así también estos consejeros que ya llevan la representación del colectivo de Morena en el estado a una asamblea estatal, ahí se instalará el congreso estatal y elegirán al próximo presidente del consejo.


¿Tienes algún favorito?

No, francamente no tengo, ni debo, ni puedo, yo ya no formo parte del nuevo proceso de elección, yo acudí a votar a mi asamblea distrital y voté por mis consejeros el cual es mi derecho y obligación como militante.


¿Ninguno de los tres es peligro para la dirigencia de Morena?

No, no lo veo para nada como peligro, al contrario, es una oportunidad de fortalecer.


¿Los tres tienen su méritos?

Los tres los tienen, la militancia valorará quién de esos tres aspirantes puede depositar su confianza pero desde nuestra óptica esa tranquilidad de saber de que en cualquiera de los tres aspirantes o incluso si llegasen a registrarse, porque hay una compañera de Guaymas también, María de Jesús Delgado, hay participación de mujeres e incluso el día de la asamblea puede haber mayores registros porque el compañero o compañera que fue electo en la asamblea puede anunciar sus aspiraciones y su postulación el día del congreso estatal. 


¿Se le negó la participación a algunos personajes como Petra Santos y otros tantos?

No conozco el contexto, lo que le puedo decir es que para las asambleas distritales se hizo un gran despliegue logístico operativo de organización, se recibieron a las autoridades del Comité Ejecutivo Nacional y de la Comisión Nacional de Justicia y ellos fungían como autoridad de las asambleas, nosotros les apoyamos con el equipo para que instalaran un equipo técnico y en las mesas de registro ellos verificaban los códigos QR para el ingreso o ahí se verificaba con padrón en mano si estaba ahí, a nadie se le negó el acceso. Una vez validado y confirmado su registro pasaba libremente a votar, así lo hicimos más de 5 mil militantes en todo el estado con una gran participación y ya se eligió, ahora yo voy responsabilizarme en mi función de presidente de concluir el proceso hasta que haya nuevo presidente o presidenta del comité, esto será el 10 de noviembre.


¿Qué sigue para Jacobo Mendoza?

Vamos a preparar un informe final de actividades y vamos preparar las condiciones para que la asamblea estatal se desarrolle en orden y en ese momento quien resulte electo tomará las riendas del partido. En ese momento yo me retiraré de la presidencia satisfecho por haberle aportado y entregado los resultados que entregué en el momento que se encomendó en la elección del 2018, que fue la parte más delicada y más importante que debía de entregar con resultados. Creo que esa será mi mayor satisfacción, que cuando se me requirió dirigir al partido para prepararlo para el proceso electoral en el 2018 entregamos resultados y somos primera fuerza política y gobernamos el 86 % de la población en Sonora.

Y nos vamos a preparar para el 2021 pero ya será otro consejo y otro comité el encargado de preparar las elecciones, este nuevo consejo tendrá en su cargo la responsabilidad del 2021 y sé que lo sabrán hacer, porque la militancia nos estamos preparando para la próxima cita electoral, ¿que haré en ese ínter? no lo sé, francamente deseo ponerme a disposición del movimiento como siempre lo he estado, y ya una vez volviendo a la vida académica o la vida personal estaré a disposición también del movimiento en donde se me requiera.


¿Como se prevé la asamblea estatal? 

Hemos informado ya la parte más densa y más compleja del proceso, es la realización de las siete asambleas distritales en todo el estado de manera simultánea y en donde tuvimos que procesar a miles de militantes acudiendo a la asamblea, entonces ese proceso es más complejo y ya se atendió, falta un distrito.


¿Son diez consejeros que serían diez votos?

Sí, efectivamente al momento de instalarse el consejo estatal esos sesenta consejeros que hoy están ya electos, si se sumaran los diez de Cajeme serían setenta.


¿No habrá conflicto por esos diez votos que hacen falta?

No porque los estatutos prevén y la convocatoria indica que con la mitad más uno de los consejeros se puede hacer el Quórum, entonces perfectamente podemos desarrollar la asamblea, quisiéramos que estuvieran los diez que faltan.


¿Qué le dices a esos pretensos a sustituirte?

Que cuiden el partido, no tengo ninguna duda que cualquiera que resulte electo lo harán, que lo fortalezcan, que se atiendan aquellos programas o eventos que pueden representar oportunidades para el partido y que nos preparemos todos para el 2021, yo pediría también a toda la militancia que apoyemos a nuestras autoridades electas en el partido, que seamos una sola voz unificada en un movimiento que nos dio la oportunidad ya de empezar el proceso de transformación del país, que estemos del lado institucional del partido, que respetemos y reconozcamos los resultados y apoyemos a quien resulte electo.


La pugna entre los grupos y lucha por la dirigencia se va a dar el 10 de noviembre, ¿correrá la sangre al río y habrá canibalismo político?

No, nada de eso va a ocurrir, estamos conscientes que hay una disputa pero es válida, debe de ser leal. Pero nada de eso ha ocurrido, hay expresiones como todo partido libre, abierto, incluyente, tolerante, se atiende y se procesan todas las expresiones, algunas creo yo que tienen verdaderamente una condición legítima, genuina y otras realmente veo que llegan con dolo y con la intención de desestabilizar, pero las identificamos plenamente.


¿Como tienes a Gerardo Murrieta en tu radar?

Respeto las opiniones del compañero, he visto que algunas de ellas no comparten los procesos que hemos llevado acabo pero le respeto y finalmente creo que su manifestación está también como él sabe las instancias que hay para que pueda presentar si tuviera alguna incorporeidad. Yo respeto las voces críticas, las opiniones constructivas e incluso asimilo las que discrepan, es correcto, es válido, así nos hemos dirigido siempre con prudencia, con tolerancia, con respeto, pero también identifico que hay voces que no están en el marco de la crítica o la autocrítica, sino que ya tienden hacía la disidencia, entonces cuando se es disidente es porque ya no se quiera pertenecer, no se identifica o no se forma parte de un proyecto. Entonces yo distingo que en el momento que ya se deja de ser voz crítica para ser voz disidente había que valorar en dónde está esa línea delgada. Sí ha habido expresiones que he visto que salen del rango de la crítica o la autocrítica.


¿Como quiénes?

Como toda organización es un ente vivo, tenemos expresiones, tenemos diferentes criterios u opiniones pero debemos de tener la madurez y capacidad de procesarlas internamente y saber distinguir cuando son voces genuinas y legítimas que expresan su opinión al interior del partido para que mejore, para que prospere, para que se fortalezca, para que cambien las cosas que a juicio de los militantes deban de cambiarse, pero para eso está el congreso nacional del partido y para eso están las instancias.


¿En tu dirigencia no hubo alguna baja o castigo?

No, no expulsamos a nadie, mi presidencia se puede calificar de una presidencia siempre abierta al dialogo, al respeto, a la tolerancia, siempre dejé como ultimo recurso la expulsión, siempre antepuse el diálogo.


¿Alguien se merecía la expulsión?

Sin duda, pero no me dediqué a buscar debilidades o confrontaciones o adversarios, me dediqué a construir el partido, unificarlo, fortalecerlo, reestructurado, como presidente del partido no inicié ningún proceso de expulsión, siempre busqué el diálogo, reconozco que en este periodo particularmente el último año creo que se infiltraron voces y personas que no tienen la intención de fortalecer al partido.


Algunas expresiones han manifestado que el Ayuntamiento está participando gente identificada con el PAN, ¿no es oficialmente la versión de Morena?

No es un criterio que comparta desde la presidencia del partido, en su momento el partido requirió el apoyo de todos los ciudadanos para conformar un frente amplio que se nutriera de lo mejor de los ciudadanos que quisiéramos participar al lado del licenciado López Obrador en la transformación el país y en ese sentido la convocatoria fue amplia y la participación de todos fue bien recibida y respetada.

Entonces una vez formando parte de este movimiento de transformación no debemos, porque sería tener muy corta memoria, de acusar o señalar por su pasado o participación en otras fuerzas políticas a quien en su momento decidió sumarse con todos los riesgos que ello implicaba, porque en el momento que se dio la apertura del proceso electoral hubo gente muy valiente que dejó trayectoria, dejó participación, dejó nombre que tenía en otras organizaciones para venir a aportar aquí lo mejor de ellos o ellas.

Entonces en esa decisión valiente que se tomo nosotros valoramos mucho la fortaleza que todos los ciudadanos nos dieron y que nos permitió así alcanzar el triunfo, entonces yo no estoy de acuerdo en que hoy día se pretenda desacreditar a un compañero o compañera que porque en el pasado tuvo alguna participación en otro partido, porque sería entonces caer en la ingratitud.


¿Tiene el mismo valor el personaje morenista que inició hace años a uno de hoy en día está participando?

No lo sometería a una escala de valores, todos tienen la misma condición de militantes, sí creo que tiene mayor significado personal o individual para quienes en su momento fuimos fundadores del movimiento y creímos en esto cuando éramos muy pocos, estábamos al lado del licenciado Andrés Manuel y construimos un proyecto, pero también sabemos que el propio López Obrador dijo que tenemos que crecer, abrirnos, sumar, porque los que estamos o los que hemos sido no vamos a lograr el objetivo, y en esa apertura con el triunfo no puede ahora reclamarse si en su momento lo solicitamos, entonces hoy somos más fuertes y somos primera fuerza política porque dimos lugar a la apertura.

Todos tenemos el mismo valor como militantes, para el partido tiene el mismo valor el que se sumó en 2006, 2012 o 2018 porque forma parte de nuestro movimiento, lo que yo critico o señalo también es aquellos que sin haber tomado parte de este proceso que simplemente se asomaron a la ventana ahora pretendan desestabilizar o sabotear los procesos internos del partido cuando no lo conocen, cuando no han formado parte de él, cuando se asomaron en el mejor de los casos a ver qué posibilidades habría de inclusión y nosotros le dijimos las puertas están abiertas, súmate a trabajar, pero eso sí, se vuelve un referente de voz crítica pretendiendo asumir un rol que creo que no les corresponde, a eso me refiero cuando digo que hay infiltrados y que hay voces que más que críticas suenan a voces disidentes.