Si Durazo fuera el candidato a la gubernatura, la mayoría de Morena lo apoyaría: Armando Moreno

2019-08-12

+ Si Alfonso no es el candidato, habría que buscar opciones como Célida y Ana Gabriela; Guevara no está vetada de Morena


+ La tarea de Morena es institucionalizarse y la renovación interna será la oportunidad; sería un gran honor ser el dirigente


+ Hay novatez en los diputados, su llegada fue un accidente de la democracia; el tsunami nos sorprendió a nosotros mismos 


Por Alan Castro y Feliciano Guirado Moreno


Convencido de que Morena logrará ganar las elecciones para el gobierno del estado en el 2021, Armando Moreno Soto, sostiene que la clave será la próxima restructuración del partido y la renovación interna, pero sobre todo el tener los mejores candidatos.


En ese sentido, el catedrático Armando Moreno indica que el actual Secretario Nacional de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, sería de los candidatos el primero, además asegura que si este fuera el abanderado a la gubernatura, la mayoría de Morena lo apoyaría.


“¿Duracista es usted?”, indaga el semanario Nuevo Sonora, “Soy amigo de Durazo”, aclara Moreno Soto, argumentando que hubo dos cosas que le atrajeron del perfil de Alfonso: su comportamiento como ‘viuda’ de Luis Donaldo Colosio y su renuncia a Vicente Fox.


Y si bien, ve a Alfonso Durazo rumbo al Palacio de Gobierno, tiene sus reservas en cuanto a la reelección de Célida López al Ayuntamiento de Hermosillo, pues considera que hay más tiradoras, como las diputadas federales de Morena, Wendy Briceño y Lorenia Valles.


Dicho esto, Armando Moreno asegura que aún no hay nada para nadie, pues incluso si al mismo Alfonso Durazo le pidiera Andrés Manuel López Obrador que se quedara como Secretario, habría que buscar otras opciones como Ana Guevara o la misma Célida López.


Precisamente respecto a Ana Gabriela, el regidor indica que Guevara es una posibilidad de candidata en caso de que Durazo no fuera el abanderado de la coalición, rechazando con esto la versión de que la comisionada nacional del PT en Sonora está vetada en Morena.


En ese tenor, Moreno Soto reconoce que hay gente de Morena que no la ve bien, sobre todo porque en el 2015 no quiso ser candidata a la gubernatura, sin embargo reitera que un veto hacia ella no lo hay: “a nadie se le veta, se le veta a los corruptos”, enfatiza.


“¿Pero se ha dado fuego amigo de Morena con Ana Gabriela?”, insiste el hebdomadario, “pienso que pueden ser celos políticos, competencia o lo que sea, pero en términos generales pienso que la ciudadanía y la gente de Morena no ve mal a Guevara”, responde.


Y en cuanto a que si habría voluntad de Morena para que el PT encabezara la coalición, el regidor es cauteloso al decir que habría que ver quién será el candidato, pues si no es Durazo, se abre el abanico y habría que ver el mecanismo para elegir al abanderado. 


Armando Moreno Soto, fundador de la izquierda en Sonora, ve a Morena como un partido fuerte, sin embargo reconoce que por priorizar la toma de poder, el partido salió lastimado en su composición interna y estatutaria, por lo cual la gran tarea será institucionalizarse. 


Y precisamente en aras de la institucionalización de Morena, manifiesta que en breve saldrá la convocatoria para renovar los órganos internos del partido donde participará solo el padrón del 2017, es decir la gente que entró por la coyuntura electoral no tendrá voz ni voto.


En ese mismo renglón, Moreno Soto explica que los que elijan a los próximos consejeros serán ADN Sonora, es decir los nativos o bien los que estuvieron desde un principio trabajando en el movimiento que logró su registro como partido en el 2014.


“¿Qué perfiles deben de llegar a esas direcciones?”, pregunta Nuevo Sonora, “gente honesta, debe ser gente que tenga una tradición de trabajo, que tenga sabiduría política, y sobre todo, hay que trabajar en equipo, que a veces nos cuesta trabajo”, responde. 


“¿Y esas líneas ya tienen nombre?”, revira el semanario, “Tiene muchos nombres, el mismo Gerardo (Murrieta) sería uno, otro que ha dicho que la quiere es Daniel Estrella, algunos me mencionan a mí”, sostiene modestamente el Doctor en ciencias sociales.


“¿Le entraría usted?”, se cuestiona de nuevo, “sería un honor, pero finalmente lo deciden los consejeros, primero tenemos que brincar y ser capaces de estar en el consejo porque podemos decir “yo la quiero”, pero no está en el consejo, ya se acabó el vuelo”, expone.


En otro orden de ideas, si bien Armando Moreno indica que Alfonso Durazo es el hombre políticamente más fuerte de Morena, no lo define como el jefe político del partido, pues hay más actores pensantes dentro del Movimiento de Regeneración Nacional.


En cuanto al delegado federal de Bienestar Social en Sonora, señala que Jorge Taddei simboliza para los morenistas solamente el representante del gobierno federal en el estado, lo cual es bastante pero no lo convierte en una autoridad del partido.


En punto aparte, el edil municipal Armando Moreno Soto indica que en el Congreso del Estado y los diputados de Morena hubo novatez al inicio de la actual legislatura, pues reconoce que en cierta medida su llegada se debió a un accidente de la democracia.


“La gente cree que a la hora de elegir candidatos había a montones, pero solo se cumplió con el requisito, muchos de ellos creo que no esperaban ganar, la oleada no solo sorprendió al común de la gente, nos sorprendió a nosotros mismos en Morena”, confiesa el regidor.


Asimismo, reconoce que se le ofreció una candidatura a la diputación local por el distrito 12, sin embargo debido a cuestiones profesionales cedió su lugar al ex perredista Martín Matrecitos, que solito y sin meter mucho dinero logró ser diputado local electo.


“¿Ahora sí le entraría a la candidatura si se la vuelven a ofrecer a la diputación local?”, cuestiona para concluir el semanario político Nuevo Sonora, el catedrático de más de 35 años de experiencia en la docencia no duda en responder de inmediato: “¿Por qué no?”.


Toda una trayectoria académica y fundador de la izquierda en Sonora, ¿cómo ves a tu partido de cara al 2021?

Digamos todas las cosas tienen su lado bueno y su lado malo, el lado bueno en Morena es que difícilmente te encuentras una experiencia a nivel internacional donde un partido político pueda llegar al máximo poder en tan poquito tiempo, aunque lo venimos construyendo desde el 2015.

¿Qué es lo malo? que le faltó el amarre institucional, por priorizar la toma del poder, el partido salió lastimado en su institucionalidad. Me refiero a que muchas de las instancias del partido estatutarias no funcionan y otras que no son estatutarias funcionaron, entonces ahorita la gran tarea es institucionalizarse.


¿Y los colados? esas personas que no daban el perfil para ser miembros de Morena pero ahí están, ¿qué opinas de ellos?

Pues para ganar el sentido práctico decía: hay que abrir la alianza y las abrieron.


¿Se arrepienten?

No, porque se triunfó. Pero ahora viene el proceso de institucionalizarse y te diré en qué sentido, primero: saldrá la convocatoria para renovar los órganos de gobierno este mes, no con el padrón del 2018, viene con el padrón de noviembre del 2017, quiere decir que esos que entraron hasta noviembre son los que van a poder participar y esa es gente que no viene en la oleada, era la gente que normalmente habíamos estado. 

Quiere decir que los que elijan los próximos consejos van a ser ADN Sonora, los nativos, los que estuvimos desde un principio trabajando. Entonces quiere decir que esa es la opción, se va a reestructurar, se va todo el partido y va a cambiar.


Usted es originario de la izquierda en Sonora, ¿qué diferencia tiene esa izquierda a la que vive hoy Morena?

Cuando éramos jóvenes pensamos en hacer una revolución y que íbamos a cambiar de sistema. Lo cabíamos sin armas y no es el sistema, sigue siendo el mismo. Entonces de como pensábamos de jóvenes de hacer una revolución armada, hacer toda una transformación, pues terminamos de alguna manera haciendo una transformación que no implica el sistema pero que implica un cambio de modelo.


¿Misión cumplida de aquel sueño?

Sí, en el sentido que casi nos íbamos sin ver el cambio.


¿Crees que en el 2021 van a lograr el gobierno de Sonora y mantendrán la capital?

Yo pienso que sí.


¿Cómo le harán?

En primer lugar todavía falta tiempo pero una clave será que al reestructurar el partido y renovarse habrá un instrumento fundamental, tenemos muy buenos candidatos, comenzando con Alfonso Durazo, que sería de los candidatos el primero, y que él siempre ha aspirado a ser gobernador y creo que a la mayoría de Morena si él es el candidato lo apoyaría.


¿Duracista es usted?

Soy amigo de Durazo, es una persona honorable, es buen amigo, pero dos cosas me atrajeron de Durazo: su comportamiento como viuda de Colosio, fue de los únicos que mantuvo una posición digna, todos los demás prácticamente se les olvidó el amigo, y lo segundo cuando le renunció a Fox.

Mi diferencia con él es que yo vengo de una tradición siempre de izquierda, yo por ejemplo no voté por Fox, preferí darle el voto a Cuauhtémoc aunque ya sabía que no iba a ganar y no me equivoqué, yo permanecí en mi posición.


Ves a Alfonso Durazo al palacio de gobierno y, ¿ve a Célida López reeligiéndose?

Ahí habría que ver, se me hace que ahí hay más tiradores y faltan dos años. La misma Wendy Briceño ha expresado que quiere, la diputada federal Lorenia Valle quiere. Ahorita no hay nada, el mismo Alfonso si el presidente le dice "Alfonso te necesito aquí".


¿Qué pasaría?

Habría que buscar otra opción. Pues estaría Ana Guevara, la misma Wendy Briceño, Célida López estaría también en esa posibilidad, o sea, sí hay.


¿Cómo ve a los diputados? 

Me parece que sí hubo novatez en el funcionamiento y eso tuvo un costo, ¿cómo es posible que tengas 20 diputados y termines en la condición de ahorita? Lo cual no quiere decir que no pueda ser revertido, pero en principio hubo novatez, la gente cree que a la hora de elegir candidatos había a montones, pero solo se cumplió con el requisito, muchos de ellos creo que no esperaban ganar, la oleada no solo sorprendió al común de la gente, nos sorprendió a nosotros mismos en Morena, fue más grande de lo esperado.


¿Usted iba al congreso del estado?

Yo decidí no competir porque en ese momento dije: no tengo dinero y no tengo tiempo porque estaba de coordinador de una maestría, me tenía que poner a chambear junto con un equipo, sacamos la nueva maestría pero ya dije que no, sin embargo Matrecitos tuvo esa opción y solito, sin meter mucho dinero, la oleada, pero nadie lo hubiera previsto.


¿Ves esa situación como un accidente de la democracia?

El problema político fundamental es que el mexicano no sabe ser ciudadano, no hemos aprendido a gobernarnos. Un político es un profesional, necesita saber y el hacer para aprender, si a una ama de casa la metes de candidata y es diputada va a cometer errores. Entonces, sí puede ser en cierta medida un accidente de la democracia o más bien es producto de la falta de una democracia en el país durante mucho tiempo.


¿Cómo van a seleccionar a sus candidatos en el 2021 con esa experiencia que se tuvo en 2018?

Lo que está en marcha es el instituto de formación, necesitamos formar a la gente antes de que lleguen a tener puestos de responsabilidad pública. La formación de cuadros es una necesidad inexorable en todas partes y más en un partido nuevo en que llega gente de tutti frutti, por decirlo así, y tienes que homogeneizar y la única forma es a través de la educación política.


¿Hay guerra de tribus en Morena?

Todavía no y esperemos que se pueda evitar porque desde el punto de vista de los estatutos están prohibidas las tribus, se pueden hacer equipos de trabajo y no ha llegado hasta ahorita esa situación y para que no lleguen es necesario que se institucionalicen. 

Yo insisto mucho en esto porque nosotros estamos contra la corrupción y la impunidad, pero la corrupción y la impunidad va junto con que no se respete el marco normativo, que no se respete la ley. Entonces si nuestros propios estatutos no los estamos cumpliendo, por ahí se nos puede meter el diablo.


En noviembre se viene el proceso de renovación de órganos internos de Morena, ¿es la oportunidad para institucionalizarse y quitarse ese pragmatismo del 2018?

Sí, institucionalizarse por ejemplo que no sea solo electoral, se supone que los estatutos dicen que somos un partido en movimiento y, ¿dónde está el movimiento? No hay.


¿Qué perfiles deben de llegar a esas direcciones?

En primer lugar gente honesta, debe ser gente que tenga una tradición de trabajo, que tenga sabiduría política y, sobre todo, hay que trabajar en equipo, que a veces nos cuesta trabajo. 


¿En el 2021 abrirán de nuevo las puertas y ventanas para que llegue gente externa a participar como candidatos?

Sí, estatutariamente estamos obligados a que ciertas plazas de elección popular se las demos a la gente sin partido, habrá siempre algunos que no sean de Morena necesariamente y que sean candidatos.


¿Indiscutiblemente Alfonso Durazo es el jefe político de Morena en Sonora?

Digamos que es el hombre más fuerte políticamente, pero así como el hombre fuerte que decide, hay más pensantes aquí en este juego.


¿Que representa la figura de Jorge Taddei para los morenistas?

Es el representante del gobierno federal, ni más ni menos.


¿Ni más ni menos o solamente?

Hasta ahí queda porque no es jefe político, por ejemplo él hará su función de representante del gobierno federal y eso es mucho, es bastante, desde el punto de vista político no podría abarcar más.


¿No trasciende su opinión a las bases de Morena?

Claro, a la medida que lanza buenas ideas cualquiera puede.


¿Cómo ven a Petra Santos y Ana Guevara que no necesariamente son de Morena?

En el caso de Petra creo que ya está en Morena. En el caso de Ana Gabriela es del PT, en Guevara pienso que es una posibilidad de candidata en caso de que no fuera Durazo, los panamericanos le puede estar redituando más bonos y hacer bien su función, porque una de las debilidades, dicen, es que no es buena administradora.


¿No está vetada en Morena Ana Gabriela Guevara?

Hay gente que no la ve bien, digamos que el enojo de algunos fue que en el 2015 no quiso ser candidata, se estuvieron tirando la bolita entre ella y Alfonso, pero así de que veto pues no, a nadie se le veta, se le veta a los corruptos.


¿Pero se ha dado fuego amigo de Morena con Ana Gabriela Morena?

Yo pienso que pueden ser celos políticos, competencia o lo que sea pero en términos generales yo pienso que la ciudadanía y la gente de Morena no ve mal a Ana Gabriela.


¿Sí habría voluntad de la gente de Morena de que el PT encabezara esa coalición?

Habría que ver quién es el candidato, la clave está en ver quién es el candidato, sino es Durazo se abre el abanico y habría que ver el mecanismo por el cual se va a elegir.


Si Célida López se va a la candidatura a Gobernador, ¿entraría Wendy a la presidencia municipal?

Puede ser, hay muchas combinaciones.


¿Ahora sí le entraría a la candidatura de la diputación local si se la vuelven a ofrecer?

¿Por qué no?


¿El perfil indicado para el próximo dirigente de Morena, cuál es?

Desde mi punto de vista honestidad, ADN Morena, capacidad política y trabajo en equipo.


¿Y esas líneas ya tienen nombre?

Tiene muchos nombres, el mismo Gerardo sería uno, otro que ha dicho que la quiere es Daniel Estrella, algunos me mencionan a mí.


¿Le entraría usted?

Es un honor, ¿te imaginas dirigir al principal organismo político en el estado? Sería un honor, pero finalmente lo deciden los consejeros, primero tenemos que brincar y ser capaces de estar en el consejo porque podemos decir yo la quiero, pero no está en el consejo, ya se acabó el vuelo.