Que Hermosillo sea una de las ciudades más seguras del país, nuestra meta: Campa Lastra

2019-04-01

+ Estamos profesionalizando a la corporación policiaca

+ La seguridad pública se construye desde los municipios

+ Existe coordinación con los tres niveles de gobierno

+ Los astros están alineados para una mejor seguridad

 

Por Alan Castro y Feliciano Guirado Moreno

 

“Nuestra meta es lograr que Hermosillo sea una de las ciudades más seguras del país”, sostiene el Comisario de Seguridad Pública de Hermosillo, Luis Alberto Campa Lastra, quien asegura que la corporación está desplegando una estrategia y llevando a cabo un plan de trabajo para lograr ese compromiso.

En entrevista exclusiva, el comisario confesó que la primera instrucción de la alcaldesa Célida López fue tener mayor presencia en las colonias y rincones del municipio para atender oportunamente a la ciudadanía hermosillense, así como mayor capacidad de respuesta cuando se presente una emergencia.

En ese sentido, Campa Lastra indica que se han concentrado en atender esos dos aspectos con mayor vigilancia, prevención y por supuesto, un despliegue estratégico y adecuado a la hora de atender rápidamente al ciudadano cuando este presenta algún incidente donde pide intervención de las autoridades.

Un trabajo importante que realiza la Comisión de Seguridad Pública de Hermosillo es la profesionalización de la corporación y a través de un programa de beneficio económico para los elementos se han ido enfocando en dos rubros específicos, como lo es la preparación académica y acondicionamiento físico de los policías.

En este tema, el comisario indica que la alcaldesa López Cárdenas está interesada en mejorar el nivel académico de los policías, por lo cual se lanzó una convocatoria donde 134 elementos aspiran una beca para seguir preparándose ya sea con un diplomado, una licenciatura, una maestría e incluso el doctorado.

Por otra parte también está el mejoramiento del acondicionamiento físico y la salud de los elementos, quienes van a recibir el apoyo para que entren al gimnasio y trimestralmente se estarán evaluando y en función al cumplimiento de sus metas en la cuestión de preparación física y nutricional, recibirán un estímulo económico.

“¿Se espera una nueva generación de policías?” cuestiona el hebdomadario, “nos urge una nueva generación de policías, las comunidades es lo que reclaman, es lo que la situación amerita: mejores y más policías”, responde Luis Alberto Campa Lastra, convencido que es importante trabajar en dignificar a la corporación.

En ese tenor, el comisario de seguridad pública informó que a la fecha van 73 elementos nuevos en la corporación, además de ello cuentan con una convocatoria que permanecerá abierta durante todo el año para el ingreso de más policías que vengan a refrescar el cuerpo policiaco no solo en número, sino en mejores policías.

“¿Hay policías malos?”, pregunta Nuevo Sonora, “desafortunadamente sí”, revela Campa Lastra, manifestando que cuando un ciudadano señala el abuso se le da seguimiento a esa situación a través de las instancias legales, y sin perjuicio a la clásica mordida, la cual no se promueve, no se tolera, no se justifica y se sanciona.

Dicho esto el comisario indica que el cohecho es algo que debe atenderse y atacarse, pero si algún elemento caen en la extorción, privación ilegal de la libertad o la  participación en un hecho delictivo, esos malos policías no deben de estar en la corporación, “simple y sencillamente, eso reclama la ciudadanía”, agrega.

Convencido de que la seguridad pública se construye desde los municipios, Luis Alberto Campa Lastra indica que lo que más impacta al ciudadano es el robo patrimonial y situaciones del orden de la vialidad, trabajo que corresponde netamente a la prevención y es tarea que constitucionalmente le toca atender.

Si bien reconoce que el presupuesto para seguridad pública siempre puede resultar insuficiente cuando se habla de recursos materiales, el comisario revela que cuenta con un buen trabajo de gestión por parte de la alcaldesa Célida López, quien cuenta con una buena relación con el gobierno federal y estatal.

En ese tenor, el comisario Campa Lastra asegura que existe una buena coordinación entre los tres niveles de gobierno y la alineación de las voluntades cuando se trata de la seguridad pública de la capital sonorense, “pues bueno creo que los astros están alineados para que logremos algo interesante”, enfatiza.

En ese entendido, el comisario de Seguridad Pública asegura que en seis meses de trabajo se tiene una reducción en los indicies delictivos, sin embargo no canta victoria ni echa campanas al vuelo, ya que reconoce que aún queda mucho por hacer, “tenemos que seguir reforzando con mejores policías y equipamiento”, agrega.

Luis Alberto Campa Lastra ya había sido titular de Seguridad Pública de Hermosillo de 2004 a 2006, por eso le preguntamos qué diferencias veía de aquella capital sonorense a la de la actualidad, acusando más problemas relacionados con las drogas y el alcohol como lo es la violencia intrafamiliar y las adiciones.

“¿Qué fue lo primero que se te vino a al mente cuando la presidenta municipal te invitó a participar por segunda ocasión como director de seguridad pública?”, pregunta el semanario, “Mi familia, por tener la oportunidad y el honor de participar en buscar la construcción de una ciudad más segura para el desarrollo de mis hijos”, confiesa.

Por último, el comisario Luis Alberto Campa Lastra deja dos recomendaciones fundamentales para el próximo periodo vacacional de Semana Santa, las cuales son transitar a las velocidades permitidas, y por supuesto no mezclar el alcohol con el volante, el cual sigue siendo un motivo detonante para los accidentes viales.

 

¿Cómo está la seguridad pública en la capital del estado?

La capital del estado de Sonora no puedo estar ajena a una situación que se presente en todo el país, pero debemos preocuparnos cada quien por nuestro espacio y una de las formas que valoro e interpreto es que la seguridad pública se construye desde los municipios, si en el país tuviéramos municipios seguros, tendríamos un país tranquilo evidentemente.

En este contexto y dada la situación de delitos de índole inclusive internacional, de tráfico de drogas, tráfico de personas, todas esas situaciones que en torno al ambiente de inseguridad en el país también nos afectan, sin embargo lo que más impacta al ciudadano y de lo que más justamente se queja es del robo patrimonial y situaciones en las que incluye también del orden de la vialidad, y todo ese trabajo sí corresponde netamente a la prevención y es la tarea que constitucionalmente tenemos la responsabilidad de atender.

 

¿Qué fue lo primero que te instruyó la alcaldesa Célida López?

Precisamente fue que atendamos al ciudadano hermosillense en lo que es su más justo y más persistente reclamo, necesitamos presencia, estar en las colonias, estar en todos los rincones del municipio, en las colonias de la zona urbana y del área rural; y también atenderlo oportunamente cuando al ciudadano se le presente una situación y marque al 911, al teléfono de emergencia para requerir la intervención de la autoridad.

Si nos concentramos en dos aspectos es vigilancia, presencia, prevención y el otro aspecto de responder, a través de un despliegue estratégico y adecuado, atender rápidamente al ciudadano cuando se presenta algún incidente en el que nos pide intervención.

 

¿Hacen falta más recursos para la seguridad pública de Hermosillo?

Siempre el presupuesto puede resultar insuficiente cuando de la magnitud del problema se trata, sin embargo hay que salir adelante con lo disponible y requerimos esa estrategia, innovar, creatividad en cómo debemos hacerlo, pero siempre hace falta el recurso, no lo dice todo pero es sumamente indispensable, especialmente cuando se habla de cosas materiales, me refiero a equipamiento, buenas instalaciones en donde dar un trato digno al ciudadano. Requerimos profesionalizar a nuestros elementos, el recurso material por un lado que es netamente presupuestal y por otro lado el personal.

 

Hay buen cabildeo por parte de la alcaldesa Célida López en el sentido que hay un secretario de seguridad pública a nivel nacional que es de su partido y sonorense...

Es correcto, y a eso le agregaría una buena relación entre la alcaldesa Célida López y la Gobernadora Claudia Pavlovich, una buena relación entre el secretario de seguridad pública y un servidor, una buena relación entre la señora fiscal, la maestra Claudia Indira y un servidor y que constantemente estamos en comunicación viendo por la atención de todos los problemas que acontecen día con día.

 

Hay una buena coordinación, a todos les preocupa que esté tranquilo Hermosillo…

Yo lo veo un poco mas allá, evidentemente hay ese interés, es la capital y es la ciudad con mayor población de todo el estado, razón por la cual también es donde ocurre mayor incidencia y  también impacta más políticamente, pero sin prejuicio a todas esas situaciones que se deben de atender, debe de resaltarse la alineación de las voluntades cuando de seguridad pública se trata.

 

A nivel federal la visita de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, la coordinación con el secretario Alfonso Durazo, la comunicación y coordinación constante con las autoridades estatales que ya mencionaba, pues bueno creo que los astros están alineados para que logremos algo interesante.

 

 

Por eso su preocupación de que los elementos estén al día en las cuestiones de preparación académica y acondicionamiento físico…

En efecto, como parte de todo un programa de beneficios económicos para los elementos, dos de los rubros están relacionados con lo que precisamente mencionas.

Uno, la alcaldesa está interesada en que mejoremos el nivel académico de nuestros policías y se lanzó una convocatoria que ya cumplió con una de sus fases, se presentaron 134 elementos que aspiran a mejorar su nivel académico a través de llevar una licenciatura, algunos que ya la están cursando, otros más que quieren iniciarla; maestrías, diplomados e inclusive dos doctorados que nos están pidiendo incursionar y que estamos por la definición del otorgamiento de la beca que corresponda.

Por otro lado, para el mejoramiento del acondicionamiento físico y salud de los elementos tan importante, 75 elementos se inscribieron en este primer lanzamiento de convocatoria que van a recibir el apoyo para que entren a un gimnasio y trimestralmente se va a estar evaluando su progreso y en función al cumplimiento de sus metas en la cuestión de acondicionamiento físico y nutricional, van a recibir un estímulo económico.

 

¿Se espera una nueva generación de policías?

No solamente se espera, nos urge una nueva generación de policías, las comunidades es lo que reclaman, es lo que la situación amerita, mejores y más policías. En este caso es trabajar en esto, mejorar su nivel académico, proporcionarle mejores beneficios, mejoras salariales, mejor condición de trabajo, mejor equipamiento para el desempeño de su función, cuidando todos esos aspectos, siguiendo estrictamente los protocolos y lo que establece el sistema de desarrollo policial, ingresar nuevos elementos.

A la fecha van 73 elementos que ya ingresaron, elementos que están egresando del ISPE, elementos que habían egresado y no habían recibido la oportunidad en una corporación, ya los estamos recibiendo en nuestra corporación, además de eso tenemos una convocatoria abierta y va a permanecer abierta durante todo el año y ellos también vienen a refrescar la corporación no solo en número, sino en la búsqueda de tener mejores policías.

 

¿Hay policías malos?

Sí, desafortunadamente sí.

 

¿Cómo hay que detectarlos y qué hay que hacer con ellos?

La verdad que no necesitamos detectarlos, se anuncian solos cuando un ciudadano platica el abuso o la situación que vivió y que invariablemente tenemos que darle seguimiento a esa situación a través de las instancias legales disponibles y, me explico un poco más, sin perjuicio al clásico cohecho, a la clásica mordida que conocemos coloquialmente que no la promuevo, no la tolero, no la justifico y la sanciono desde mi posición como jefe, pero lo entiendo, no es lo correcto pero sé que ocurre.

 

¿No te espanta?

No me espanta, es una situación desde que existe la película de Pedro Infante y a lo mejor antes. Es algo que debe atenderse y atacarse pero es con participación los ciudadanos y autoridades. Pero si nos vamos más allá de que ya caen en una extorción, en una privación ilegal de la libertad, en la participación de un elemento en un hecho delictivo directamente así señalado, son situaciones anuncian solos cuáles son los malos policías y esos no deben de estar en la corporación, simple y sencillamente, eso reclama la ciudadanía.

 

¿Qué fue lo primero que se te vino a al mente cuando la presidenta municipal lo invitó a participar por segunda ocasión como director de seguridad pública?

Mi familia, por tener la oportunidad y el honor de participar en buscar la construcción de una ciudad más segura para el desarrollo de mis hijos.

 

Eran momentos difíciles…

Y los siguen siendo.

 

Le importó su familia para que viva en un mejor Hermosillo y no por temor a represalias.

Así es, es una situación que es latente y vigente pero en todas las ocupaciones tenemos riesgos.

 

¿Su familia es una más como cualquiera que vive en Hermosillo?

Claro, mis hijos estudian aquí.

 

¿Por eso te preocupó?

Claro y más cuando me encontraba trabajaba fuera por razones profesionales y en mis venidas veía cómo se estaba deteriorando, vivimos en un barrio tranquilo sin mayores problemas y empecé a recibir la noticia de que se están metiendo a robar, de que estábamos tomando otras medidas para cuidarnos, yo desde lejos más preocupado por no estar día con día cercano a mi familia, por eso te digo que fue lo primero que se me vino a al mente.

Se me abre a mí la oportunidad, no quiero ser egoísta, también me gusta participar y que construyamos entre todos una ciudad más tranquila, una ciudad segura y traemos un plan, la alcaldesa está muy al pendiente de lo que estamos haciendo, y tenemos ya una estrategia y un plan dentro de lo que va ser su administración y nuestra meta es lograr que Hermosillo sea una de las ciudades más seguras del país, lo firmo, para eso estamos trabajando.

 

Es muy importante ese compromiso porque están en el ojo para que se vengan inversiones a la capital de Sonora…

En primer lugar para que busquemos regresar la tranquilidad de los hermosillenses y que nos volvamos una ciudad tranquila a la que estamos acostumbrados, en segundo lugar para darle un área de oportunidad a nuestras nuevas generaciones, que tengamos la tranquilidad de crecer, pero eso da pie a la venida de nuevas inversiones, al desarrollo del comercio y que no empecemos a buscar delimitar horarios por cuestiones de seguridad, pues en algunos sectores ya se dan esas situaciones.

 

¿Toque de queda prácticamente?

No toque de queda pero en la práctica es parecido, porque se cambian las conductas del día a día tanto de la sociedad civil como del comercio en este caso.

 

¿Qué les dices a los diputados que buscar reforzar la prevención de adicciones?

El gran problema que enfrentamos todos los días dentro de la corporación en nuestras tareas de prevenir, de estar vigilando y protegiendo a la ciudadanía se relaciona con una gran cantidad de personas en situación de calle y que han caído de desgracia por ese catalizador que son las drogas; y eso no se resuelve deteniendo a las personas y  presentándola unas horas y dejándolos unas horas, el problema de fondo es un problema de salud y todo lo que se haga encaminado a buscar a disminuir o erradicar ese problema de las adicciones le abona directamente a la seguridad.

 

¿Qué tanto ha ayudado en la capital la instalación de más cámaras de monitoreo?

Tiene dos aspectos, uno que es el más importante, ser productivos. Entre mayor cantidad de ojos tengamos en la ciudad y como ha ido el secretario David Anaya profesionalizando la cuestión del monitoreo en tiempo real; te puedo mostrar casos que inmediatamente nos llegan y eso es lo más importante desde mi punto de vista, sobre todo en la responsabilidad de la prevención, antes de que ocurra un asalto poder atender un llamado de alguien que está sospechoso afuera de un banco, de un comercio o de una casa. Pero cuando el hecho ocurre esa información se convierte en evidencia para la presentación de un caso o la imputación de una falta o delito a una persona.

 

¿Funciona el 911?

Funciona, es perfectible, hay muchas cosas que seguir coordinando en el día a día. Es como en todos los casos, si un sistema opera a la perfección, pero si el recurso humano que tiene el turno no hace su trabajo adecuadamente el problema no es la tecnología, el problema es el recurso humano. ¿A qué voy?, que tenemos a veces errores u omisiones de nuestra parte o del C5, pero no es repartir las culpas, es sentarnos a ver qué es lo que pasa de inmediato. Cotidianamente recibo un mensaje del secretario o él recibe un mensaje de mi parte para ir afinando ese sistema, sí funciona y le funciona bien a Sonora, especialmente a Hermosillo.

 

¿Qué está pasando con las 25 motocicletas y camionetas que se entregaron? ¿Ya funcionan?

Inmediatamente y a partir de que la alcaldesa nos las entregó se fueron a trabajar, han ayudado a la prevención de delitos. En el caso de las motocicletas que van más enfocadas a las cuestiones viales, nos ha ayudado mucho en el caso de algunos cierres de calles, el desplazamiento y atención de algunos eventos, y en el día a día en los recorridos de las unidades sobre las vialidades más importantes.

Pero de igual forma los 25 vehículos pickup que nos ayudó a fortalecer la vigilancia en 37 sectores operativos y que se refleja, nuevamente te digo cuando hay ausencia de la autoridad se da la inseguridad.  Los estamos cuidando de manera muy puntual, son 25 pickups Silverado y que nos ha ayudado mucho a reforzar y viene más equipamiento.

 

En seis meses se siente un ambiente más tranquilo, ¿se abandonó el tema de seguridad pública en la pasada administración?

Pueden ser muchos los factores, evidentemente el cuidado de parte de la primera autoridad es fundamental y, ¿por lo que haya pasado? no tengo certeza. Como ciudadano te puedo decir en mi colonia incrementó de manera preocupante la situación de la inseguridad, sigue habiendo muchos problemas, hablo con la alcaldesa y le digo: aquí tenemos una reducción de 16 % con respeto al mismo periodo del año pasado pero sigue siendo mucho, teníamos 19 reportes de robo a casa habitación al día y hoy tenemos 16, hay una reducción pero siguen siendo muchos, siguen siendo 16 casas en las que hubo un problema y les afectó no solamente económicamente o en lo material, sino también anímicamente, cuando alguien se le mete a robar a una casa te sientes violado, vulnerable.

 

¿Pero sí han bajado los índices de robo en Hermosillo?

Sí, no quiero cantar victoria ni echar las campanas al vuelo, hay mucho por hacer, son índices que no son tolerables, tenemos que seguir trabajando en ellos, tenemos que seguir reforzando con mejores policías y equipamiento, pero sí debemos estar todos los días al pie de estar revisando lo que está pasando y en donde está pasando, buscando esas reducciones.

 

¿A qué se debe que Hermosillo no se ha convertido como Cajeme, Guaymas y otros municipios donde el índice criminal está muy elevado?

Yo creo que el cuidado de las autoridades y la coordinación que ha sido más estrecha, ese es un factor muy importante y la alineación de las voluntades como hablaba ahorita, estamos trabajando todos con un solo fin, estamos atentos a lo que ocurre en el día a día y que estamos yendo a cosas de fondo como mejorar la corporación, mejorar a los elementos, más equipamiento, hay mucho que hacer todavía.

 

¿Qué diferencias ve entre esta etapa y su primera experiencia como comisario de seguridad pública en Hermosillo?,  aparte del crecimiento de la capital sonorense…

Problemas relacionados con dos catalizadores, la droga y el alcohol, que al final de cuentas el alcohol también es una droga, problemas relacionados como la violencia intrafamiliar, motivo número uno de llamadas que tenemos, ahí se relacionan las adicciones a cualquiera de las dos drogas y eso le pega muchísimo al tejido social, desintegra familias, que un integrante caiga en las manos de las drogas es una desgracia para la familia.

Y un factor que es mucho más tranquilo y fácil de solucionar si la sociedad toma conciencia, decía ahorita el motivo número uno, llamado violencia intrafamiliar, cuando hablamos de posible comisión del delito, pero en faltas administrativas el motivo número uno es la radio alto volumen, esa es una situación que nos quita una de cuatro atenciones que debemos hacer y los fines de semana hasta una de cada tres.

 

¿Están aumentando las sanciones?

Es un tema que se ha estado empezando a aplicar con el máximo rango de la infracción, eso es algo que realiza inspección y vigilancia.

 

La gente no comprende que hay una autoridad especial para ir a sancionar a esos infractores…

Independientemente de eso, pues para la persona es una emergencia, para la persona es una situación de alteración del orden en su entorno.

 

¿Hace falta legislar leyes más rígidas para conductores punibles?, está en debate reducir o aumentar los grados de alcohol permitidos…

Cada uno de los poderes tendrá que hacer lo propio en función de que se mejore o se disminuya las incidencias relacionadas con las adicciones, si es cuestión legislativa pues hacer lo propio, si es cuestión de las áreas ejecutivas, la prevención, la atención oportuna y en la cuestión de la procuración de justicia también, para que si alguien comete algo pues que sea sancionado, si algo es promotor de que un tipo de incidente incremente es porque no hay sanción, cuando ya se sanciona por el método administrativo o penal según corresponda de lo que estemos hablando, pero si no se sanciona eso crece seguramente.

 

¿Cuál es la recomendación para este periodo vacacional de Semana Santa?

Quisiera dejar en la mesa dos recomendaciones que son fundamentales, una es si va a salir espere que va a haber gran cantidad de tránsito y no desespere, tenemos que transitar a la velocidades permitidas y con la aglomeración de tráfico, y por otra parte si quiere mejorar su tiempo de desplazo, programe bien su salida. Y obviamente la recomendación fundamental, de no mezclar el alcohol con el volante que sigue siendo en algunos casos el motivo detonante para los accidentes.