Sonora a la Vanguardia en Justicia Alternativa: Salvador Guirado

2018-11-26

+ La mediación y la justicia restaurativa, entre el milenario y nuevo paradigma en la resolución de conflictos

 

La mediación es un paradigma de justicia milenario mediante el cual se busca encontrar soluciones pacíficas a las diferencias entre los individuos en el marco de la norma jurídica y cumpliendo el amplio precepto de justicia, esbozó Salvador Guirado López, Director General de Atención Temprana de la Fiscalía General de Justicia en el Estado de Sonora.

En funcionario estatal, Guirado López, manifestó que en la justicia alternativa se trata de que a través de mecanismos de solución pacífica de conflictos todo sea en términos de ganar - ganar para las partes, sin necesidad de llegar a los juicios orales.

Dijo que uno de los proyectos dentro de la justicia alternativa es la justicia restaurativa, donde la meta que es los individuos sanen moralmente ante sus agresores, es decir, que haya una reparación integral, material y emocional del daño, lo cual puede ser considerado como un acto de justicia pura.

Salvador Guirado dijo que Sonora es punta de lanza en la implementación de los mecanismos de solución pacífica de conflictos tanto en el Poder Judicial como en la Fiscalía General de Justicia. Añadió que ha sido un acierto de la Gobernadora Claudia Pavlovich impulsar en Sonora a través de la Fiscalía General de Justicia éstas nuevas formas de impartición de justicia que están en el marco del nuevo sistema de justicia adversarial.

En entrevista para Nuevo Sonora, Salvador Guirado López explica a detalle estos procedimientos alternativos de justicia implementados en el estado.

 

¿Dónde se gesta o a partir de qué necesidades se empieza a dar esta nueva forma de impartir justicia?

Podemos decir que es un paradigma de justicia milenario, desde la antigüedad los seres humanos se han reunido para dialogar y encontrar soluciones pacíficas a sus diferencias y quizás en el pasar de los siglos se han ido tomado otras formas de resolución de conflictos. Con esta forma de resolución de conflictos tenemos unos trecientos años, sin embargo ese sistema de justicia clásica que arropa el derecho ha solventado algunas crisis en las materias distintas que implica y entonces de nueva cuenta tenemos que hacer modificaciones importantes en la constitución política mexicana, donde se reconoce de nueva cuenta la validez y la efectividad de la reacción pacífica y conflictos como la mediación.

Entonces, con motivo del nuevo sistema de justicia penal y la reforma del artículo 17 constitucional tenemos que el legislador en México de nueva cuenta trae a la temática a la normatividad estas formas de mecanismos alternativos como la mediación y otras tantas que actualmente se aplican a favor de la comunidad y vemos grandes resultados y una gran aceptación por parte de los ciudadanos que con la aplicación de estas formas alternativas de justicia encuentran soluciones efectivas a diferencias de una manera pacífica, gratuita y rápida.

Podemos decir que de nueva cuenta tienen vigencia estos mecanismos alternativos de justicia no porque sean algunas figuras recién creadas o construidas sino porque de forma milenaria siempre han estado ahí en las comunidades indígenas, en todos los sistemas tradicionales de justicia y actualmente los estamos recuperando con un gran reconocimiento de la sociedad.

 

También está en la Fiscalía General de Justicia, ¿cuáles son las diferencias?

¿Cómo encaja este esquema?

Hay que decir que la justicia alternativa en México ingresa a nuestro país a través de los poderes judiciales, es importante decir que los primeros centros de justicia alternativa que se construyen en México se hacen por decreto, a través de los poderes judiciales de los estados y, bueno, ese antecedente permite que esa institución ofrezca ese servicio de los mecanismos alternativos en distintas áreas como las áreas civiles, penal, familiar, mercantil, etc., con importantes resultados, sin embargo a raíz de la reforma de junio del 2008 con el nuevo sistema de justicia penal se apertura de manera importante esos mecanismos alternativos de justicia, desarrollándose de manera importante en la Fiscalía General de Justicia de los estados o procuradurías.

Es decir, la gran diferencia que existe en la aplicación de esos mecanismos en una u otra institución es que a nivel de Fiscalía General de Justicia de los estados o procuradurías, los mecanismos hacen contacto de una manera muy inicial con las diferencias de las personas puesto que al presentarse una denuncia o querella formal ante los diversos centros de atención temprana o atención inmediata en los estados de la república de inmediato el ministerio público oferta estos servicios, estos mecanismos a las personas para que de una manera muy rápida puedan resolver sus diferencias sin tener que iniciarse un proceso de investigación. Cuando las personas accedan a estos servicios y no hay un acuerdo en sí o simplemente las personas no quieren optar por esos servicios es cuando se remite el caso con la carpeta de investigación a la unidad de investigación correspondiente que procede a judicializar, en su caso, estos procesos a los poderes judiciales y es entonces cuando aún en estos casos que ya se judicializó el asunto, las personas quieren tener un proceso de mediación o de conciliación, es una segunda etapa donde las personas tienen la oportunidad de acceso de nueva cuenta aun cuando el asunto ya está vinculado a proceso al servicio de la mediación para resolver sus diferencias antes de que pudiese abrir un juicio oral.

 

¿No se agota?

Exactamente, no se agota, digamos que es una segunda oportunidad que tienen los ciudadanos de buscar esos mecanismos, finalmente el marco del nuevo sistema de justicia penal las salidas alternas son la primera opción con la idea de que no se llegue a un juicio oral, esa es la esencia de las alianzas alternas en este nuevo sistema de justicia penal.

 

Las personas esperan lo justo, ¿se satisfacen las partes con los mecanismos de mediación?

Precisamente la esencia de los mecanismos alternativos es un principio que se conoce como el principio de ganar - ganar, todos sabemos que un proceso de sistema de justicia clásica la conclusión tiene qué ver con una sentencia donde hay un condenado, un absuelto, donde alguien ganó y alguien perdió en ese procedimiento, sin embargo, la naturaleza de los procedimientos de mecanismos alternativos siempre es que ambas partes ganen la mayoría de lo posible u obtengan la satisfacción con base en sus intereses. Es decir, en los procesos de mediación en cualquier materia siempre se va a buscar que ambas partes involucradas obtengan en parte sus intereses, nunca es de manera total pero sí puede darse la situación de que alguien obtenga y el otro también, no es un procedimiento de ganar – perder, sino de siempre es de ganar - ganar.

 

¿Dónde nace la mediación? ¿Podemos darle un origen?

La mediación viene de procedimientos milenarios, en realidad, no se le daba el nombre de mediación pero siempre hay tradiciones en todos los países de todo el mundo donde podemos verlo, principalmente en las comunidades indígenas de cada lugar y cultura que esas tradiciones se reunían, estaban participando siempre los involucrados, se les daba la oportunidad de exponer sus historias, había un diálogo y se tomaba una decisión en torno a  la forma de reparación o de arreglo. Podríamos decir que siempre ha estado ahí, sin embargo la palabra mediación podemos ubicarla por el año de 1899 en el marco de tratados internacionales, la primera forma en que adopta la mediación en su práctica es en los conflictos internacionales. Casi toda la primera mitad y parte de la segunda del siglo pasado, vimos o hemos visto la práctica de la mediación a nivel de los conflictos internacionales, sin embargo es en el último cuarto del siglo pasado que a partir de las primeras investigaciones en Santa Bárbara, California, aparecen en el continente americano los primeros esbozos de lo que sería la mediación en el desarrollo de un tema importante que se llama negociación, a partir de ahí se empieza ya a escribir e investigar sobre mediación. De hecho, la mismas organizaciones unidas hacen mención de la mediación en los tratados internacionales recomendando a los países miembros introducir esos mecanismos en sus legislaciones, formalmente tenemos que el último cuarto del siglo pasado es el tiempo en el que la mediación se construye como disciplina humana de conocimiento, formando incluso toda una epistemología de principios básicos de esta disciplina del conocimiento. Aun cuando podemos decir que no tenemos en México una licenciatura en mecanismos alternativos, en otros países sí lo hay y entonces sí podríamos hablar de que la organización se sustenta básicamente incluso en la resolución de conflictos pacífica a nivel interpersonal en la segunda mitad del siglo pasado.

 

En Sonora ya se ha implementado la mediación, para casos de parejas y divorcios

En México, el mundo y Sonora la práctica de mediación en conflicto de tipo familiar, materia civil, mercantil es en este momento una opción muy importante, muchos ciudadanos sonorenses, hermosillenses, resuelven todos los días sus diferencias de cualquier tipo, con éxito. Es decir, respetando el acuerdo conveniente para ambas partes, sí podemos decir que la mediación es un éxito, de hecho a nivel de materia penal a la fecha hay 13 mil 300 acuerdos logrados a partir del inicio del sistema de justicia penal de 2015, a tres años tenemos esta cifra, lo que implica que trece mil ciudadanos han optado por esos mecanismos y no han tenido que irse a un procedimiento judicial porque han resuelto sus diferencias en esta fase, esto habla de que los resultados legitiman definitivamente a la mediación como un paradigma de justicia efectivo.

 

 

Cuando una persona acusa un daño, ¿cómo se le satisface o cómo se va sentir de que se le hizo justicia?

Es interesante, porque el proceso de mediación donde el profesional mediador facilitador está guiando, a través de una metodología, una técnica que ofrece la mediación, él lleva a las personas involucradas a que tengan una comunicación muy respetuosa y desarrollen propuestas de acuerdo que resulten convenientes para ellos, de tal manera que siempre la culminación suponga que ambas partes han planteado lo que resolvía sus intereses y han terminado con una aceptación entre ambos del acuerdo final, lo que habla de esa satisfacción que mencionas. Por ejemplo, en el caso de materia penal lo que implicaría la reparación será la que decida la víctima la que va a resolver su situación.

 

En el caso de aquellas víctimas que se sienten agraviadas y que piden castigo, ¿qué hacer ante eso?

Aquí la parte importante en un proceso de mediación es que a las personas y ciudadanos que han sido víctimas se les sensibiliza sobre la importancia de la reparación del daño más que la represalia. En algunos casos deberá corresponder el castigo como tal e incluso a nivel normativo, porque tenemos la sanción privativa de la libertad y otras, sin embargo los procesos de mediación u otros mecanismos alternativos pretenden sensibilizar a la víctima sobre la importancia de la reparación del daño de tal manera que cuando la víctima y el ciudadano opta por mecanismos alternativos debemos estar reconociendo que lo que más le importa de momento es que se le repare el daño, más que se le castigue al imputado en este caso.

 

Cuando hay la pérdida de un ser querido, ¿cómo es el diálogo?

La mediación no es la panacea, no resuelve todas las situaciones. No todos los delitos son mediables, como los homicidios dolosos, como los delitos sexuales, etc. No son delitos donde reconoce la mediación en México, ante esto, definitivamente la opción es la privativa de la libertad por la gravedad del caso, sin embargo sí podemos decir que la mediación sí cubre una gran cantidad de delitos, es decir, la mayoría de los delitos que se cometen en Sonora son susceptibles de mediación puesto que se considera que son susceptibles a una reparación a satisfacción de la víctima.

 

En el caso de robo, atrapan al delincuente, ¿se da la mediación?

Sí, de hecho el delito de robo es un tema polémico. En ciertos casos sí proceden los mecanismos alternativos como aplicación y en estos casos es porque la víctima lo acepta, de ninguna manera vamos a decir que se le obliga o induce a la víctima a que acepte un proceso de mediación a un delito de robo, pero si la víctima así lo decide puede ir a un proceso de mediación donde quien cometió el delito le diga: “bueno, te devuelvo tus cosas y te hago el pago de esta cantidad” o si hubo daño en algún ventanal y se le repara el daño a satisfacción de la víctima se determina un proceso de mediación con resultados a favor de la víctima, pero sí hay que decirlo que en la misma ley en el código nacional de antecedentes penales queda muy claro que esa persona que ha infringido la ley solo obtendrá derecho a un proceso de mediación, es decir, si esta persona que cometió el delito de robo lo vuelve hacer, de acuerdo a la ley no tiene derecho a otro proceso de mediación.

 

Se habla o has comentado sobre la justicia restaurativa.

La justicia restaurativa es parte de la justicia, son procedimientos y procesos muy importantes en este tiempo, en este momento, porque enfatizan en este tema de la reparación del daño, lo relevante en el tema de justicia restaurativa es la posibilidad de ampliarse esa reparación del daño ya no sólo a nivel de la reparación material, que tiene qué ver con dinero y cosas, sino que se involucra ya un nuevo concepto que son los procesos de sanación.

 

¿Qué son los procesos de sanación?

Es básicamente que los procesos de justicia restaurativa posibilitan el encuentro directo entre la víctima y el ofensor, en este encuentro la víctima podrá plantear en forma directa sus necesidades al defensor de cualquier tipo a nivel aclaratorio, a nivel subjetivas de lo que la víctima desea o quiera, podrá incluso reprocharle lo que ocurrió, el ofensor tendrá posibilidad de arrepentirse y pedir perdón a la víctima, de ofrecerle la reparación en las condiciones que la víctima necesite y establecer un compromiso, sobre todo directo con la víctima. El hecho de que el ofensor pueda conocer a la víctima en forma directa, con nombre y apellido, y además darse cuenta de la extensión del daño causado, porque una víctima a veces no solo es ella, sino su familia, sus amigos, el hecho de que el ofensor pueda reconocer toda la esfera de afectación le permite sensibilizarse, reconocer su responsabilidad y estar dispuesto a reparar el daño conforme a las necesidades de la víctima y esto es muy importante.

 

Eso que planteas es un cambio total del paradigma, la gente lo que quiere es el castigo, debe de tener sus ámbitos de desarrollo.

De hecho, los procesos restaurativos en México tiene delimitados los casos que pueden proceder, normalmente y en otros países existe una apertura más extensa derivada de la cultura pero de todas maneras una gran cantidad de delitos puede ser, incluso un robo, lesiones, el encuentro que pueda tener la víctima y el ofensor produce efectos muy impredecibles. En ocasiones la víctima quiere saber por qué lo hizo, la víctima puede querer saber si lo volvería a hacer, incluso existen daños irrecuperables como la muerte de un ser querido pero con ello se pueden hacer aclaraciones de parte del ofensor, a veces la víctima puede pensar que el ofensor hizo las cosas de manera dolosa, asegurarlo y tener un sentimiento muy profundo de odio, de rencor, pero a veces cuando se da un proceso restaurativo tiene la posibilidad de enterarse de que no fue así, que fue culposo, que no se dio cuenta, entonces cuando pasa eso la víctima puede incluso llegar a perdonar al ofensor y a su vez a sanar lo que le está pasando, porque recordemos que quien no perdona está en un proceso de retención, de estrés, de molestia y dolor.

 

¿Puedes ampliar el término de sanar?

Este proceso de sanación en el proceso es polémico porque se entiende como quizás un tema religioso, un tema muy subjetivo, aquí con la sanación en realidad lo que ocurre es que cuando existe un daño a una persona o una víctima, recordemos que la afectación no siempre es económica, material, de dinero, también hay una afectación moral, es decir, la persona está dolida por lo que ocurrió y ese procedimiento no lo vas a resolver con el pago de un dinero, se resuelve con un encuentro con quien lo hizo y con lo que pueda ocurrir ahí, las aclaraciones, arrepentimientos en ese diálogo que pueda generar cosas a favor de la víctima. En muchos casos, durante el proceso restaurativo han ocurrido arrepentimientos, perdones y liberación de procesos emocionales que ahí están en carga, existen muchas personas en este momento que han sido víctimas y que están llenas de coraje, de dolor y que bastaría expresárselo al ofensor, que el ofensor les aclarara y minimizar esta carga emocional en la que se encuentran.

Es un proceso en realidad muy avanzado, muy civilizado, que en este momento se está trabajando de manera muy importante para hacer llegar a la comunidad esta información y en especial la Fiscalía General de Justicia en el estado, yo diría que única en el país en este momento en cuanto a esto, está desarrollando programas de justicia restaurativa a nivel primaria, secundaria y, muy importante, trabajo a nivel CERESO, donde está pretendiendo difundir esos procedimientos con la idea de generar una nueva cultura en la comunidad en cuanto a la reparación del daño.

 

Es interesante, ¿podríamos decir que el sistema de justicia está haciendo algo meta judicial?

Yo te diría que es la justicia misma, yo diría que la abstracción de la norma jurídica actualmente hace que la justicia sea muy general en cuanto a pretender que la víctima solo obtenga reparación a nivel material. Cuando consideramos que la víctima también tiene que ser reparada a nivel moral, estamos dando la dimensión exacta de la justicia porque a mí no me puedes reparar en algún daño que se me haya causado con dinero, si me atacaste, me heriste, bueno pues pagas las curaciones y en cuanto en lo material me resuelves pero en cuanto al coraje que yo tenga, venganza, lo que sienta no me lo resuelves con dinero, entonces pensar en la sanación moral es darle la dimensión que exactamente le corresponde a la reparación del daño.

 

¿Cómo un individuo puede tener esa sanación moral?

Esa sanación moral se construye a partir de que puedas, lógicamente, ir teniendo una preparación porque en los procesos restaurativos siempre hay una preparación inicial de la víctima u ofensor por separado, pero una vez que se den las condiciones para el encuentro, este permite esa sanación moral puesto que da la oportunidad a la víctima de hablar con el ofensor, de decirle sus necesidades, de expresarle sus reproches y esto genera que el ofensor  asumido en responsabilidad pueda tomar decisiones para reparar y esto ha sido en muchos momentos en estos procesos restaurativos motivo de la sanación moral.

 

¿Es Sonora es vanguardia en el tema?

Podemos decir que es vanguardia. De hecho en primer congreso nacional de fiscalías o de órganos de mecanismos alternativos, realizado en Oaxaca en la semana reciente, de la fiscalía presentamos el trabajo que se está desarrollando a nivel de justicia restaurativa en el estado de Sonora y fuimos el único estado que  planteó estos programas, en los que hemos recibido fuerte apoyo, tanto por el fiscal anterior Montes de Oca como el fiscal encargado del despacho Aurelio Cuevas Altamirano, para que desarrollemos estos trabajos con la comunidad y con las escuelas.

 

¿Qué características y cualidades debe de tener un mediador?

Sobre esto siempre hablamos de un perfil académico y de un perfil personal humano. Dentro del perfil humano, obviamente debe ser una persona paciente, una persona que le preocupe la problemática emocional y los problemas de las personas, debe de ser muy perspicaz porque tiene que tener esa capacidad de concentración y poder darse cuenta de lo que está ocurriendo en una relación de diferencias. Normalmente tiene que ser una persona que pueda convivir con las emociones de los demás, a veces nosotros podemos como individuos desesperarnos por ver el sentir de las personas de coraje, de dolor, el mediador debe ser una persona capaz de mantenerse equilibrado. Sí es un perfil muy humano, muy sensible, el que tiene que tener el profesional de la mediación.

Por lo que respecta el perfil académico o perfil laboral, digamos, es de acuerdo a la ley nacional de mecanismos en materia penal, que es la primera nacional en ese tema: haberse titulado en cualquier ciencia humana, derecho, psicología, trabajo social, criminología, etc. Tener su cédula profesional federal y haber concluido una capacitación con un diplomado que contempla mínimo 180 horas, ese sería el perfil laboral que en este momento se requiere para incursionar como mediador, hablando desde luego como mediador en instituciones públicas y es la forma que el país tenemos a los mediadores, existen mediadores privados y en algunos casos mediadores comunitarios, en algunos casos, son muy pocos, estos tienen otras condiciones pero menos exigentes.

 

¿Cuál es el concepto que debemos tener actualmente de justicia? ¿Es un concepto cambiante?

Un concepto de justicia de mayor precisión, atendiendo a estas nuevas formas con las que se busca la justicia, es cuando el momento en que los individuos en la resolución de sus conflictos alcanzan de la mejor manera la salvaguarda o lo que se solvente de la mejor manera sus necesidades en sus diferencias, es decir, en la medida de que en un conflicto los involucrados solventan de la manera más justa para ambos sus diferencias, en ese tiempo tenemos cristalizada la justicia.