Trump contra Corea del Norte, ¿qué puede venir?

2017-08-09

Después de amenazar con vengarse "mil veces" en respuesta a las sanciones de las Naciones Unidas, impuestas por sus desestabilizadores tumbos hacia el desarrollo de su capacidad nuclear, ¿cómo puede Pyongyang devolverle la volea al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien dijo que la nación asiática enfrentaría "fuego y furia como nunca antes fueron vistos" si continuaba amenazando a Estados Unidos?

¿Puede la escalada de amenazas nucleares de Corea del Norte y Estados Unidos obligar a buscar una solución diplomática?Trump advierte que responderá con “fuego y furia” si Pyongyang amenaza a EE.UU. con armas nucleares y Pyongyang dice que estudia atacar Guam

Primero, vamos a poner este último intercambio de palabras en contexto.

¿Cuánto de esto ya lo hemos experimentado en el pasado? ¿Hasta qué punto estamos empezando a penetrar en un territorio nuevo y peligroso?

Hostilidad abierta

La terminología que rodea el discurso de Corea del Norte siempre es vista como retrógrada.

El fin de la Guerra de Corea en 1953 representó técnicamente un cese de las hostilidades entre ambas partes. Pero en realidad, desde entonces, ha habido unahostilidad abierta.


Estados Unidos y Corea del Norte estuvieron muy cerca de un conflicto armado en 1994 después de que Pyongyang se negara a permitir que los inspectores internacionales accedieran a sus instalaciones nucleares como requería el Tratado de No Proliferación Nuclear.

Esa crisis fue resuelta diplomáticamente, pero estableció la plataforma para que jugaran al gato y al ratón por dos décadas, en las que Corea del Norte dijo, de la boca para afuera, que se comprometía a su desnuclearización, pero mantuvo sus opciones abiertas para construir un arma y los medios para hacerla funcionar.

Con el tiempo, mientras la comunidad internacional le ofreció a Corea del Norte normalizar las relaciones a cambio de su desnuclearización, Pyongyang quería relaciones normales y armas nucleares.

Sin admitirlo, la política de Estados Unidos se volvió restrictiva, previniendo que Corea del Norte pudiera exportar su conocimiento nuclear al tiempo de que esperaba que su régimen errático implosionara antes de que, de hecho, obtuviera una fuerza disuasiva nuclear.


Por: Tomada de la red