'Al clásico no importa cómo llegas'... Un cliché

2017-02-14

Ciudad de México ; 

El "cliché" dice que no importa cómo se llega a un clásico. Sin embargo, los números reflejan que los antecedentes y las rachas pesan más que el simple deseo de trascender en partido como el próximo Chivas vs. América.

Cuando la diferencia es muy amplia entre ambos, como sucede esta vez, el favorito suele revalidar la etiqueta. Así ha sido al menos durante la última década, con ejemplos que sobran.

En este Clausura 2017, Chivas vive un mejor momento tras ganar el clásico tapatío y está en la cuarta posición de la tabla con 11 puntos. En tanto, América vive su peor inicio en los últimos 11 torneos con apenas siete unidades y ubicado en el lugar 12.

Hace casi una década, en la Jornada 14 del Clausura 2008, Chivas tenía 26 puntos por ocho del América y el Rebaño se llevó el partido por 3-2. En la fecha 13 del Bicentenario 2010, los rojiblancos sumaban 28 unidades, mientras que los azulcrema 18 y Chivas ganó 1-0.

En la semana 14 del Apertura 2011, Chivas tenía 22 puntos y América 14. De nuevo, Guadalajara hizo válido el pronóstico al imponerse 3-1 como visitante. En tanto, en la Jornada 14 del Clausura 2012, América era el favorito porque tenía 22 puntos por 15 de su eterno rival y cumplió al ganar 1-0 en territorio tapatío.

Otro ejemplo se dio en la Jornada 13 del Apertura 2013, cuando los de Coapa eran líderes del certamen con 25 puntos y Chivas apenas sumaba ocho. El marcador fue de 2-0 a favor de las Águilas.

Han sido escasas las ocasiones en que la tendencia del favorito no fue correspondida, toda vez que en la Jornada 12 del Apertura 2012 América llegaba con 18 puntos y Chivas con 13, estas últimas se llevaron la victoria en el Azteca.

En la Jornada 10 del Apertura 2015, las Águilas tenían 18 puntos por 10 de los rojiblancos y también ganó Chivas 1-2 en el coloso de Santa Úrsula. Además, en la fecha 15 del Apertura 2014, América llegaba como amplio favorito al ser líder con 29 puntos y Chivas era penúltimo con 11 unidades pero ese duelo terminó sin goles.

Pero estas veces fueron las menos. Si de Chivas vs. América se trata, con uno en gracia y el otro trastabillando, la sorpresa es una excepción de la regla porque los clásicos no suelen ser "levantamuertos".