Margarita Zavala está preparada para dirigir el rumbo del país: Marcela Fernández de Gándara

2017-01-16

+ Margarita hará muy buen papel en la búsqueda de sus aspiraciones, no le teme a nada

+ La conocí hace algunos años en Tijuana y nuestra amistad ha seguido, por eso estoy aquí

+ Este año Fundación GANFER llega a su 25 aniversario sirviendo a la sociedad sonorense

 

Por Alan Castro y Feliciano Guirado M. Jr.

 

Para Doña Marcela Fernández de Gándara, la ex primera dama de México, Margarita Zavala de Calderón, está preparada para enfrentar el reto de convertirse en la primera mujer en sentarse en la silla principal de Los Pinos y dirigir los rumbos del país.

 

En entrevista exclusiva con el semanario Nuevo Sonora, Doña Marcela Fernández señaló que le tiene mucha fe a Margarita Zavala, sobre todo por su congruencia, preparación y lealtad a lo que ella piensa y dice, “yo le tengo fe, por eso estoy aquí”.

 

En el marco de la visita de Zavala a Sonora el pasado diciembre, cuando presentó su plataforma “Yo con México”, Doña Marcela indicó que Margarita hará un muy buen papel en la búsqueda de sus aspiraciones, pues es una mujer que no le teme a nada.

 

“Es muy importante que las que estamos aquí, los que son panistas y los que no son panistas, se dieron la oportunidad de venir para que la escuchen de primera mano”, sostuvo, así como ella hace unos años se trasladó a Tijuana, en donde inició un entrañable amistad.

 

“¿Qué es lo que le gustó de ella?”, preguntó el hebdomadario, Doña Marcela Fernández de Gándara responde que su apertura al abordarla, su claridad para expresarse, su preparación y su inteligencia, pero sobre todo su sencillez: “ella siempre es igual”, enfatizó.

 

Doña Marcela Fernández de Gándara arriba este año al 25 aniversario de Fundación GANFER, misma que se ha mantenido firme sirviendo y ayudando a la sociedad, desde el inicio con el programa contra las adiciones “Un paso a Tiempo”.

 

No obstante Doña Marcela, señala que el caminar de la vida le ha dado la facilidad de seguir con esa convicción de servicio y voluntad de ayudar, por lo cual la fundación cuenta con programas que apoyen en la formación de generaciones comprometidas con el bienestar social.

 

Asimismo confiesa que esa pasión de servir se convirtió en su proyecto de vida y de familia, por lo cual sus hijos la han ido acompañando a lo largo de su trayectoria, como en este momento la acompaña su hija Luisa Alejandra.

 

“¿Qué le motiva a ayudar a la gente?”, preguntó el semanario. “Yo creo que se nace con esa disposición y tuve unos padres muy generosos”, respondió Doña Marcela Fernández, convencida que ha transmitido esos valores a sus hijos.

Y aunque confiesa que no esperaba transformarse en la primera dama y presidenta del DIF Hermosillo, Doña Marcela considera que la vida le va poniendo retos en su camino y ella se entrega de todo corazón.

 

¿Cuántos años tiene ayudando a la sociedad sonorense?

Orgullosamente tenemos 25 años con la fundación, he visto nacer a muchas fundaciones que desaparecen y nosotros estamos aquí, empezamos con un programa que se llama “Un paso a tiempo”, para prevenir las adicciones.

En el caminar de la vida comencé a tener la facilidad, tenemos la casa hogar María Goretti que es una rama que salió del Padre Mariano Hurtado, estuve ahí trece años, pero al salir al DIF no quería llevarme responsabilidades, pero resulta que en ese momento me dieron 60 mil pesos y tenia que responder por ese dinero y me quedé. Tiene uno la responsabilidad cuando el gobierno federal te da dinero entonces me quedé con esa organización que tiene mucho tiempo, lo estamos desarrollando en Cruz Gálvez y ya tenemos siete años, hemos visto un buen resultado.

 

¿Se ha involucrado la familia en la fundación?

En la fundación tengo a mi hija Luisa Alejandra, todos mis hijos me han acompañado en cualquier momento de mi vida.

 

¿Qué le motiva ayudar a la gente?

Yo creo que se nace con esa disposición y tuve unos padres muy generosos, yo creo que por ahí empezamos y se lo estoy pasando a todos los míos porque, donde estén, están haciendo algo en la medida de su fuerza.

 

¿Y usted ha buscado cómo seguir ayudando?

Sí, claro, me di cuenta que las madres de las colonias tienen que hacer algo más, no están preparadas, tienen que alimentar esas familias, tienen que salir, a veces tienen un niño enfermo, a veces hay un padre que está cuidándolo, nosotros le damos las capacidades de diferentes cosas para que trabajen desde su casa, ese se llama “Mejoremos Nuestra Vida”.

Luego tenemos “La Vida con Más Sabor” que es enseñar panadería, y luego tenemos la canasta étnica que ahora están en la Casa Paliza, tenemos las ocho etnias representadas por los trabajos que ellos hacen para ganarse la vida.

 

¿Usted se esperaba ser primera dama de Hermosillo?

No, la vida me lo va dando y yo me entrego.

 

¿Desde cuándo es amiga de Margarita Zavala?

La conocí como conoces a una persona, hace mucho, ella fue a Tijuana para hablar sobre adicciones, entonces yo volé para verla y desde ahí la he ido siguiendo.

 

¿Fue por iniciativa propia?

Así es, porque me interesa el tema.

 

¿Era primera dama Margarita?

Yo creo que sí era la primera dama, pero yo no.

Allá prácticamente nos dividieron en varios grupos y casi no hablaban, hablaban de las personas que salían de la cárcel para reincorporarlas, hablaban de mal humor, yo me paré y les expliqué lo que era mi programa.

 

¿Qué es lo que le gustó de ella?

Que en donde he estado en la vida y donde ha estado ella siempre es lo mismo, la apertura para abordarla, la claridad para decir las cosas, la inteligencia, su preparación y me ha gustado mucho que donde haya estado ella es la misma, no te cambia. A veces cuando las personas van cambiando de circunstancias y la manera en que las tratas también va siendo diferente, ella siempre es igual.

 

Después de ser presidenta en el DIF Nacional, ¿quiere decir que está preparada para enfrentar cualquier reto?

Está preparada, de una manera a otra ha recorrido este país mil veces y se da cuenta de dos cosas: lo que cambia y lo que no cambia. Yo le tengo fe a ella, pero sobre todo la congruencia, la preparación, la lealtad a lo que ella piensa y dice.

 

¿Usted qué piensa cuando ella dice que le gustaría dirigir los destinos de México?

Yo le tengo fe por eso estoy aquí, lo que se me hizo muy importante es que nosotras las que estamos aquí, los que son panistas y los que no son panistas, se dieron a oportunidad de venir para que la escuchen de primera mano, que la sientan. Así como yo asistí hace algunos años a Tijuana.

 

¿Cree que vaya a prender la chispa y estar en la principal silla de Los Pinos?

Yo pienso que esta mujer va hacer muy buen papel, eso es lo que pienso. Ahorita, por ejemplo, fuimos a dos entrevistas, llega un momento tanto uno como el otro que le pregunta muchas cosas y no le tiene miedo a nada, a mí me encanta su manera de ser, su manera de pensar, su congruencia.